Archivo diario: 16 noviembre, 2014

La brigada de bacheo


 

               La presencia de la brigada de bacheo y la de la señalización vial, que todos creíamos desaparecidas, han vuelto y eso indica la proximidad de elecciones. Es también un engaño dirigido a ofrecer una “sensación de gestión”. En los últimos tres años han abierto con zanjas todas las calles de la ciudad y han mezclado asfalto con los rellenos de cemento. La situación es desastrosa en cualquier calle. Hoyos, fracturas, baches de todas las magnitudes, socavones, pasos de cebra desastrosos y ahora, en cinco meses pretenden darle una apariencia de normalidad a todo. Es un truco, muy viejo, que no puede seguir dando resultandos. Este tipo de gestión debe pasar ya al almacén de los libros viejos. No se puede tener toda una ciudad en situación tan deficiente y luego pretender que en cinco meses todas estas molestias se olvide. Aun así, el estado del pavimento y de las aceras es tal, que ni con 10 brigadas conseguirían tenerlo todo a punto y reluciente, aunque sea por un día, el de las elecciones.

Ratas en las calles


 

               Las ratas coexisten con el ser humano, ya sea en la ciudad o en el campo, pero no deben verse. Las ratas viven en las cloacas, ese lugar en donde Felipe González dijo que también se defendía al Estado. En realidad esto ha sido siempre así, solo que el primer presidente socialista de La Democracia fue el primero en reconocerlo. Los Estados, sin las cloacas no serían nada. El mundo de las cloacas debe estar siempre oculto, pero a veces ocurre que todo se invierte y la actividad de las cloacas salta a la superficie, o también el mundo de la superficie se adentra demasiado en las cloacas y ambas cosas son muy malos síntomas. La aparición de las ratas en superficie es un síntoma de que algo no  va bien.

                          Ratas en las calles de Melilla

        La rata es un animal huidizo, rara vez sale a la superficie cuando el humano deambula por las calles. Suelen moverse por la noche y en ausencia de luz. La rata es también un animal muy rápido, por eso fotografiarla es difícil. Sin embargo ésta, no parecía temer la  presencia humana, y buscaba comida en total indiferencia con respecto al mundo de la luz. Estaba tranquila, tanto,  que pude fotografiarla sin prisas, sobre el paso de cebra de la calle del General Villalba, frente al Mercado de Abastos del Real.  Su presencia sobre la superficie es un síntoma, no bueno precisamente.  Algo se mueve en el mundo de las cloacas, y algo no se está haciendo bien en el mundo de la superficie. La Consejería de Medio Ambiente, debería hacer o decir algo. No es algo ocasional.

Nota: https://elalminardemelilla.com/2013/04/22/roedores-en-las-calles-de-melilla/