Archivo diario: 11 noviembre, 2014

El fin de la Cooperativa Gráfica melillense


El Gobierno local deja caer a la empresa más antigua de Melilla

           José, Enrique y Boris son los tres últimos trabajadores de la Cooperatica Gráfica de Melilla, fundada en 1912. Si nadie lo remedia, en los primeros días del año 2015 esta emblemática empresa de Melilla cerrará sus puertas y sus talleres, poniendo fin a su historia. Hasta la fecha y desde la década de 1960 editaban el Boletín Oficial de Melilla.  Los tres últimos trabajadores de la imprenta que edita el BOME, están ya en la cincuentena y con una alta especialización profesional, por lo que su futuro laboral, de tener que cerrar la empresa,  se torna muy difícil.

                           Un supuesto ahorro de 20.000€

        El gobierno que más contratos ha adjudicado a empresas de Melilla de modo directo, o sea sin concurso público, podría dejar caer esta empresa por un supuesto e hipotético ahorro de 20.000€, que es el que ha ofrecido la imprenta vallisoletana que ha ganado este concurso público, procedimiento inusual en la última década de gestión y gobierno. La Cooperativa Gráfica editaba el Boletín por un coste aproximado de 60.000€, mientras que la empresa adjudicataria ha obtenido el contrato por 20.000€ menos. Está por ver que al final realmente resulte más barata esta adjudicación.

         El Gobierno de Melilla es la Administración mas subvencionadora del mundo, entre empresas, equipos deportivos, medios de comunicación, asociaciones de vecinos, asociaciones de toda índole, publicaciones, y cualquier otra cosa o actividad que precise ser subvencionada. Sin embargo y por  razones que nadie alcance a comprender, se muestra extraordinariamente cicatero con algunas empresas que realizan una actividad importante e histórica en Melilla, como es el caso de esta imprenta o el de la otra coopetrativa, la de transporte público urbano, más conocida como la COA.

            El Servicio de Publicaciones de la Ciudad de Melilla edita, nunca mejor dicho, hasta lo que no está escrito. El servicio municipal de reprografía, reproduce hasta la propia Biblia si hiciera falta, sin embargo, nada de ese trabajo (un pequeño porcentaje), es derivado hacia esta pequeña y centenaria imprenta. ¿Por qué?. Nadie tiene respuestas.

             Los trabajadores de la Cooperativa Gráfica estaban en negociaciones para alquilar un local en el antiguo Vivero de Empresas y seguir desarrollando su actividad gráfica, peor la adjudicación del BOME a la imprenta de Valladolid, puede alterar incluso el futuro laboral de sus trabajadores.

                 Es cierto que la maquinaria de la que disponen está ya obsoleta y no les permite editar otro tipo de productos, que les permitiría competir en el mercado de la impresión gráfica. Sin embargo existe una empresa municipal PROMESA (Proyecto Melilla), cuyo fin es promocionar la aparición de nuevas empresas o reciclar y renovar aquellas que ya están instaladas en la ciudad. El fin es, o debería ser, mantener el empleo existente. Ese es el objetivo de las subvenciones públicas.

                Los 20.000€ que se ahorren, supuéstamente, en la nueva impresióndel BOME, lo dilapidarán en la próxima comilona, multitudinaria y pantagruélica, organizada por el motivo más peregrino, como viene siendo habitual.

          PD: escribimos de esto mucho antes de que nadie se diera cuenta de lo que estaba sucediendo, hace más de dos años.

(1) https://elalminardemelilla.com/2012/04/17/cooperativa-grafica-melillense/