Archivo mensual: mayo 2019

Las interrogantes de Casado e Imbroda



                  Nunca buscamos los sucesos, ni las coincidencias. Esta vez tenemos un testigo. El hueco entre las personas que rodeaban al líder Popular Pablo Casado estaba hecho, un espacio sin cubrir. Hicimos las fotografías en medio de la gente, bajo el cegador sol africano y las interrogaciones aparecieron después.

                 Y así, por uno de esos caprichos del azar, tenemos unas imágenes que ejemplifican la situación de Melilla a solo 10 días de la jornada electoral desde el año 2011. ¿Qué ocurrirá con Pablo Casado, con Juan José Imbroda, con el Partido Popular, con la propia Melilla?. Es un hecho cierto que el futuro no puede predecirse, y más en la situación actual de aceleración de acontecimientos.

                        Además, el azar nos ofrece la posibilidad de escribir del todavía partido hegemónico de la ciudad, y que rige sus destinos desde el año 2000, para así borrar las acusaciones de parcialidad. El Alminar es un reflejo de la realidad política, social y humana de Melilla. Hemos escrito de todo y de todos/as, desde el rey hasta el más humilde de los vasallos. Nadie podrá quejarse nunca del trato que le hemos dado aquí, en este blog.

                             En el Partido Popular hay dos clases de presidentes, aquellos que se convierten en presidentes de España (Aznar, Rajoy) y los que no llegan a serlo (Fraga, Hernández Mancha). Creemos que Pablo Casado acabará encuadrado en este segundo grupo. Ahora se inicia un nuevo ciclo socialista en el gobierno de la Nación y es muy difícil aguantar extramuros del poder, sin ser triturado por las familias influyentes de los partidos. Pablo Casado no será el líder que derrote a  Pedro Sánchez en 2023.

                                                      Las interrogantes de Melilla

                         En la ciudad se percibe el fin de ciclo, de un ciclo o un tiempo que se ha tornado demasiado largo. Lo difícil es predecir en qué sentido cambiará la dirección del viento. En Melilla tenemos dos vientos dominantes, y otras componentes que cambian de dirección de modo imprevisible. Aun así, el declive del gobierno popular parece ya nítido, confirmando una tendencia ya marcada en 2015, aunque de erosión muy lenta. El segundo hecho, que parece obvio, es que se necesitarán al menos dos partidos para formar un gobierno que represente a la mayoría de la ciudad y gobierne para todos los ciudadanos. Los populares quedarán lejos de la mayoría absoluta. Los cambios de rumbo que ha impuesto Pablo Casado han llenado de incertidumbre a sus propios votantes, que respiran ya en una situación de derrota sin precedentes.

                       En las elecciones locales también se vota todo.  Se vota al candidato al ayuntamiento, al número 12 de cada lista y también al 20. Se vota al líder nacional del partido y también se vota contra la lista del vecino, o del adversario. En nuestra ciudad siempre aparece una lista espora o clon, que más parece buscar la erosión de la lista a la que se asemeja, que buscar el propio beneficio. Se juega con todo y contra todo.

                         Melilla necesita un cambio de rumbo inmediato, que debe producirse a partir del día siguiente al de las elecciones. Esperemos que esta vez el sentido del voto ciudadano no se vea alterado por maniobras orquestadas en la oscuridad.

 

 

 

 

 

 

Árboles altos


               La altura de algunos árboles de Melilla es muy llamativa, como los tres ejemplares de palmera mexicana de la plaza de Torres Quevedo. Estas tres palmeras son las únicas supervivientes de la vegetación primitiva de la plaza, y aparecen reflejadas en las postales de la década de 1970.

                         ¿Existen árboles centenarios en la ciudad?. La evolución del territorio hace pensar que no, pues las necesidades defensivas de un territorio en guerra obligaban a la explanación más completa. Solo a partir de la segunda década del siglo XX pudo iniciarse la plantación de árboles y otras especies vegetales. Por las fotografías existentes, los árboles más antiguos podrían estar en el parque Hernández, pero no puede asegurarse que alguno de sur árboles pertenezca a la plantación primitiva. Lo que sí parece apreciarse en las fotografías antiguas es que era mucho más frondoso. Los árboles más antiguos del territorio de la expansión sí podrían estar aproximándose al siglo de existencia y se encontraría en este parque, que es el termómetro verde de la ciudad.

                 Las araucarias, los eucaliptos colorados y los de cabeza mazuda, junto con los pinos australianos pueden contarse como los árboles más altos de Melilla. En los antiguos cuarteles existen todavía árboles de gran altura, destacando los del acuartelamiento Pedro de Estopiñán, fácilmente reconocibles desde el exterior.

                    Sin embargo, los árboles más hermosos y majestuosos de Melilla,  son los dos eucaliptos situados junto a la frontera de Beni-enzar. Las copas son las más elevadas de la ciudad, además de las más grandes y espectaculares. Son solo dos árboles pero de una superficie colosal. Un auténtico monumento arbóreo.

                    Constatar la pérdida de grandes árboles en la última década, utilizando como referencia el libro de Antonio González y Carmen Enrique. También queda de manifiesto la mala salud del arbolado urbano, debido a las constantes y devastadoras podas. Las fotografías muestran que los árboles más grandes y saludables están en aquellos lugares en donde no están al alcance de intervención alguna, como cuarteles y zonas aisladas.

 

Violencia contra las mujeres en España


                             La eugenesia social en el franquismo

         Lo que está más a la vista suele pasar desapercibido, pero también a veces sucede que hay voluntad de ocultar determinadas cosas. El franquismo no ha sido juzgado ni condenado en España y eso permite un gran campo de impunidad en la sociedad, en la política y en la memoria española. No se conoce todo lo que sucedió, y por tanto no hay modo de evaluar la magnitud del mal que supuso la tiranía de Franco.

      Ya no hay responsables vivos, pero debería abrirse una Comisión de la Verdad en España, y condenarse de manera oficial a Franco, a su régimen y a muchas de sus prácticas todavía silenciadas. La pretensión final debería ser resarcir de algún modo a las víctimas de abominables prácticas médicas y sociales, llevadas a cabo durante el régimen de Franco.

                                  Las Desterradas Hijas de Eva

          Este es el título de un libro de publicado en 2012, de la autora Consuelo García del Cid Guerra. Como suele suceder, levantó una gran polvareda en su momento, y los medios de comunicación y algunas redes sociales, se llenaron con testimonios de niñas y de adolescentes sometidas a prácticas malvadas para erradicar la tuberculosis, o para supuestamente amparar a mujeres adolescentes embarazadas. Pasados poco más de 5 años, queda muy poco de aquella ola esclarecedora. Ningún grupo político recogió en sus programas la necesidad y obligación de saber qué ocurrió en los preventorios y reformatorios franquistas.

                            Preventorio del Doctor Murillo (Guadarrama)

        Si un nombre merece ser conocido y pasar a la historia del Mal en España, es el Preventorio Doctor del Murillo en la sierra de Guadarrama. El Patronato Nacional Antituberculoso, creado en 1936, era un realidad una rama del amplio programa de eugenesia social de la dictadura de Franco. A este sistema de terror social llevaron a miles de niñas y de niños procedentes de las clases sociales más bajas, a todas las niñas y niños que quedaron en situación de desamparo tras la derrota del Gobierno de La República, deshechas sus familias y en absoluto estado de indefensión.  La infancia indefensa empezó a ser objeto de un programa de eugenesia social en versión española. Varias decenas de miles de niñas y niños fueron obligados a recibir tratamientos de enfermedades que no tenían entre 1945 y 1975.

         ¿Qué ocurrió en estos centros?. En las pocas decenas de testimonios recopilados por Consuelo García del Cid, en estos centros pasó de todo. Muchas niñas fueron objeto de malos tratos y de abusos sexuales, en una trato que de por sí puede calificarse de despiadado. Se produjeron muertes, suicidios y todo tipo de reacciones a las medicinas inyectadas a la fuerza. En este momento, pasados más de 40 años de la finalización de aquellos programas, no hay listas oficiales de todas las niñas y niños que fueron forzados a recibir esos tratamientos, ni de responsables, ni de nada. El preventorio es en la actualidad una residencia de ancianos.

                             Patronato de Protección de la Mujer

         El brazo ejecutor de estos programas era el Patronato de Protección de la Mujer, que en realidad era justo lo contrario de lo que su nombre indica. Era una entidad de terror y agresión contra las mujeres, cultivados desde los prejuicios políticos, religiosos y de clase. Las entidades colaboradoras eran las religiosas Trinitarias, Oblatas, Hermanas Terciarias Capuchinas, Buen Pastor y Adoratrices. La presidenta del Patronato era Carmen Polo de Franco.

          Todas estas instituciones públicas y religiosas dependían del Ministerio de Justicia de la época, y conformaron el mayor entramado de violencia institucional contra mujeres de la historia de España. Niñas violadas y abusadas en el entorno familiar, niñas en situación de desamparo que quedaban a merced de los pederastas y depravados sexuales, niñas y jóvenes prostituidas, que solo recibían atención por una sola razón: su embarazo. Lo que ocultaba todo era una amplia trama legal para desposeerlas de sus niñas. En los reformatorios recibían un trato durísimo y carcelario. En todo el tiempo no podían ponerse en contacto con sus familiares. En el caso de que los embarazos fuesen como consecuencia de violaciones en el ámbito familiar, jamás se saldaron con denuncia alguna. En casi todos los casos renunciaban a su bebés bajo durísimas presiones. Una vez desposeídas de sus hijos, eran expulsadas de inmediato. La complicidad con la Justicia franquista era absoluta.

           Ha desaparecido toda constancia documental y física de los reformatorios, como el María Goretti de Canillejas (Madrid), la Institución Juanacelli de Collado Villaba y la Maternidad de la Almudena de Madrid, también conocido como Peña Grande. En estos centros se producían igualmente suicidios, abusos sexuales, y muertes durante los partos.

           Uno de los nombres que merece pasar a la historia de la perversidad, es el reformatorio de Nuestra Señora del Pilar de  Las Cruzadas Evangélicas, en San Fernando de Henares (Madrid). En la actualidad es la sede de la Escuela Oficial de Idiomas, y nadie puede siquiera sospechar lo que ocurrió entre aquello muros.

                                  La destrucción de los archivos

          La destrucción de archivos está documentada en el libro: Las fosas del silencio, de Montse Armengou y Ricard Belis, editado por Televisió de Catalunya en 2004. En 1977, con probable origen en el Ministerio del Interior de Rodolfo Martín Villa, se cursó la orden de destrucción  de archivos de la Administración de la Dictadura. Los hornos ardieron durante días, quemando los archivos de Falange, de Justicia, de los Ministerios, de las prisiones, de los reformatorios, de los preventorios. No quedó prácticamente nada vinculado a la represión brutal de la dictadura de Franco, en ningún campo social, político o judicial. Se destruyeron hasta los registros de los cementerios. No quedó nada.

                          Adoratrices en Melilla y la iglesia maldita

           La autodemolición del edificio de la Feria de Muestras de Melilla, ha sacado a la luz por unos días, los restos escondidos y olvidados del primer convento de Religiosas Adoratrices de Melilla. Gracias a la colaboración de dos expertos en historias de la ciudad, hemos podido documentar que el lugar era conocido como “la iglesia maldita”. En otras ocasiones hemos escrito que a estas religiosas, que colaboraban con el Ministerio de Justicia de Franco en la tutela de adolescentes embarazadas y en mujeres víctimas de la prostitución, les fue mal en ese lugar y que fueron objeto de sucesos oscuros y de algunas profanaciones del templo, que sí fueron recogidas por la prensa de la época.

         Al parecer, según algunas fuentes consultadas, podría albergar un cementerio clandestino de mujeres víctimas de la prostitución o de abusos, muertas en diferentes circunstancias como las ya mencionadas. La existencia es posible porque los enterramientos en lugares sagrados, como iglesias o conventos eran posibles durante el Estado franquista. Dicen que ese fue el motivo por el que las Adoratrices decidieron salir de ese lugar en 1960, y posteriormente de Melilla a mitad de la década de 1970. ¿Quedó el cementerio olvidado, aparecerán restos humanos cuando se excave para la cimentación?. Todos los expertos consultados coinciden en señalar los enterramientos con anterioridad al fin del Protectorado en 1956, si bien alguno daba otros posibles emplazamientos.

                                 Comisión de la Verdad en España

             Entre 2004 y 2011, el Partido Socialista de Rodríguez Zapatero dispuso de dos mayorías de 164 y 169 escaños.  Entre los muchos avances sociales que se plasmaron en las leyes de Igualdad de Género, de Memoria Histórica, de Violencia contra la Mujer, siempre se echó en falta el haber propiciado un avance definitivo en una Comisión de la Verdad en España, con una condena formal del franquismo, dotando de fondos a la investigación histórica sobre la represión y las maldades del Régimen de Franco. Hay que dar un tratamiento legal al régimen franquista similar al que tiene el nazismo en Alemania, o el estalinismo en Rusia. La defensa del franquismo debería ser imposible y estar penada por ley.

            España sigue necesitando un programa de desfranquistización, pero para ello es necesaria una Comisión de la Verdad. Que todos sus hechos sean conocidos, con registros y listados de víctimas y posibles indemnizaciones.

         Nota:https://www.elblog.info/preventorio-doctor-murillo-de-guadarrama/

 

 

 

 

Edificios


 

                                            La gestión ruinosa
Nos hemos acostumbrados a ver edificios abandonados, en ruinas durante años, a verlos desplomarse poco a poco o de golpe. Nos hemos acostumbrado a ver el patrimonio inmobiliario de la ciudad desaparecer y también a la pérdida de las señas de identidad de cada barrio. Nos hemos acostumbrado tanto a todo, que se derrumba un edificio por causa del viento y nos creemos hasta la explicación.
A nadie le interesa ya nada, porque después de la larga década de la desidia, todo el mundo mira hacia otro lado, o incluso más lejos. Esto sucedió con el edificio de la antigua Casa del Reloj, primitiva iglesia de La Asunción, o de la Feria de Muestras en tiempos del Protectorado español. Es posible que un fuerte golpe de viento desprenda parte de una cornisa, una balaustrada o una gárgola. Lo que no es habitual es que el edificio se muestre ya derrumbado por dentro.
Esto quiere decir que el edificio estaba ya debilitado en su interior, lo que convierte en una irresponsabilidad que permanezcan tantos años en pie, con evidente riesgo de derrumbe, frente a la ciudadanía.
Lo que está dentro no está a la vista, salvo que por casualidad algo quede abierto y se pueda echar un vistazo al interior. Si el exterior es amenazante, lo que no está a la vista puede ser al menos el triple. Sin embargo existe un caso, en el que el estado exterior de un edificio es amenazante, el interior también, y no se actúa en ningún caso. Esto ya no es desidia, es dejación. Sucede esto con un inmueble en la esquina de las calles de La Legión y Castilla, del Barrio del Real. Su aspecto completo es amenazante, y ahí sigue desde hace varios años.
A lo sucedido con el inmueble de la calle alcalde Antonio Díez, pudiera pasarle lo mismo con otro de la calle Teniente Mejías. El aspecto exterior apunta hacia una fachada en ruinas, incluso hay una parte del muro de la azotea que pudiera caerse con un fuerte golpe de viento, o tal vez ni siquiera con su necesario concurso. Un leve temblor sísmico pudiera dar al traste con el murete. Sin embargo, una desvencijada ventana de madera permite ver que el interior ya está derrumbado, desde el techo hasta el suelo. Esto podría provocar que la presión de los escombros o un nuevo desprendimiento, pudiera causar un colapso definitivo del inmueble, modernista por cierto.
                   Estamos en peligro sin que nadie lo evite. Hay al menos 100 edificios en este estado rodeándonos, y no lo sabemos. 

El escaño número 13


 

                            Pronósticos electorales de mayo

         El número 13 solo fue malo para los Templarios, que fueron disueltos un 13 de octubre, para todo lo demás se trata de un buen número. Judas Iscariote nunca fue el apóstol nº 13, porque este grupo estaba formado solo por 12. En los números de la rifa de La Caridad es conocido como “el verde”, pero desconocemos el motivo. En Melilla este número significa la llave de la gobernabilidad, por lo que se convierte en el más deseado de los números posibles. Quien disponga del escaño 13 tiene la piedra angular del futuro de esta ciudad.

              Según las máximas de los políticos, el mejor sondeo posible es la jornada electoral y aunque los resultados del 26 de abril en Melilla no es extrapolable al 100%, si indican algunas direcciones y caminos. Para hacer este pronóstico le hemos asignado al Partido Popular el número de votos conseguido por Juan José Imbroda en el Senado (9005), y a Coalición por Melilla la cifra de su techo electoral, alcanzado en las elecciones de 2015 (8450). Al Partido Socialista le hemos otorgado el máximo de votos alcanzado por esta formación en la última década, que fueron 5100 en 2007. Es bastante probable que Ciudadanos mantenga los 4300 votos alcanzados en la última jornada electoral y a VOX los obtenidos por Ciudadanos en su primera aparición electoral en 2015 (3500). Vox lograría el mismo resultado del Partido Nacionalista Español de Melilla en 1991.

            Con estas cifras el número de escaños asegurados serían 24, de los cuales 7 serían para el PP, y otros 7 para la formación Cepemista, en lo que resultaría un empate electoral. El PSOE igualaría los resultados de Dionisio Muñoz en 2007, con 5 escaños. Ciudadanos subiría 1, y obtendría 3, y la neo formación de Vox se quedaría con 2, muy lejos de las expectativas con las que concurrieron a las Elecciones Generales del mes pasado. Hemos dejado deliberadamente en el aire la asignación del escaño número 13. De los considerados como seguros, siempre puede bailar algún diputado en beneficio de las opciones mayoritarias, que son Partido Popular y Coalición por Melilla.

         La intuición o el deseo, nos llevaría a otorgar ese escaño llave a Podemos, al que solo le faltan dos centenas de votos para entrar en el recuento de la Ley D’Hont, que solo abre su puerta a partir del 5%. Desde 1979 no hay ningún partido a la izquierda de los socialistas que haya alcanzado la representación en la Asamblea de Melilla.

        En todos los procesos electorales anteriores estudiados, las aventuras de formaciones espora o clonadas, surgidas solo para la contienda política en curso, no suelen alcanzar resultado alguno, desapareciendo al día siguiente del recuento oficial. Cabe recordar el caso de Convergencia de Melilla del ya fallecido Alberto Weil, que solo obtuvo 784 votos. La formación Adelante Melilla de Amin Azmani, salvo sorpresas, seguirá la misma senda, aunque podría limarle algún escaño a su anterior formación. También la sempiterna aparición del PDM (Partido de los Demócratas Melillenses), que nunca ha superado los 547 votos, en su mejor resultado electoral, pero que sí podría rasparle el escaño a Coalición.

        Hemos contrastado los datos con el mayor experto electoral de la ciudad, y coinciden en casi todos los aspectos, salvo en la apreciación sobre Vox. Sus análisis le otorgaban 8 escaños claros al Partido Popular. CpM es una formación que presta votos al Psoe  y a Podemos en las elecciones generales, por lo que debe recuperar esos votos que le faltan hasta su techo de 2015.

 

 

Aparcamientos y contenedores


Ellos edificarán y yo destruiré (Malaquías)

             A tan solo 20 días de las elecciones, comienza una instalación apresurada y masiva de contenedores de separación de basuras, que suponen además una pérdida de aparcamientos en superficie. Los mismos que fueron creados y pintados hace apenas unos meses. Crear para luego destruir o poner para luego quitar. En sus últimos días, el gobierno local hace y deshace sin que se advierta la menor crítica a este tipo de planificaciones apresuradas. Gastos de última hora sin que conste que la cadena de separación de residuos se completa en el otro lado, o en la estación término. No se resuelven ningún problema y se crean otros.

         Frente a una incineradora, caben muy pocas alternativas. ¿Qué se va a hacer con los envases retirados?. ¿Qué se va a hacer con los plásticos, con el papel, con el vidrio, con los metales, con las pilas?. Solo Guelaya-Ecologistas en Acción y Podemos, le han puesto peros a este nuevo y paresurado derroche. En las últimas dos décadas no se ha tomado una sola medida para forzar la reducción, reutilización y reciclado de residuos sólidos urbanos.

          Se han cambiando casi todos los contenedores de superficie y también los soterrados, en el último año y ahora se introduce un nuevo modelo, comprado después de la renovación del contrato de limpieza urbana, por lo que los camiones de recogida de basuras no son los adecuados para este nuevo. Esto forzará la coexistencia de 3 modalidades disntintas de contenedores.

             El problema de la recogida de residuos urbanos sigue tal cual estaba en el año 2000, con la planta incinedarora como dueña del modelo de gestión de los residuos melillenses, porque en todo este tiempo no se ha optado por la separación de residuos.

                  El Barrio del Real, el más populoso de la ciudad, volverá a sufrir una nueva e importante pérdida de aparcamientos, sin que haya ninguna alternativa. El peatón, el ciudadano sigue perdiendo espacio, porque el que fue recuperado con la falsa peatonalización, esta siendo ocupado por las terrazas de bares y cafeterías, que han extendido sus negocios hacia los aparcamientos que no fueron eliminados y también con la ocupación de aceras y el paseo central. Esto mismo está sucediendo también en el centro de la ciudad.
En la calle Aragón del Barrio del Real, como antes se hiciera en la calle Andalucía, se está reduciendo hasta la mínima expresión el paseo central, para recuperar una parte de los aparcamientos perdidos por las reformas anteriores y las actuales. Al otro lado de los nuevos contenedores no hay nada.

 

La selva de los eucaliptos


                                   Eucalipto, el árbol terrible

            ¿Cuándo llegaron los eucaliptos a Melilla?, ¿Pueden ser los eucaliptos considerados como una especie invasora? Los  eucaliptos llegaron a Melilla al igual que a toda España, a partir de 1960. Se necesitaban árboles de crecimiento rápido para la producción de pasta de papel, y la fácil repoblación resultante con este árbol, de bosques quemados con especies autóctonas.

                       El eucalipto es una especie de origen australiano, que una vez plantado tiende hacia el gigantismo. Son los árboles más altos de los que pueden verse en nuestra ciudad, siendo los más conocidos los de la calle Mar Chica. Se encuentran también en la plaza Daoiz y Velarde de Tesorillo, en una de las riberas del río de Oro, junto al Instituto Leopoldo Queipo y en las faldas del Cerro de Camellos. Podían también verse en instalaciones militares, como el Hospital Militar (ya talados), y en las dependencias administrativas del antiguo cuartel de Artillería, objeto de una reciente y severa poda.

                         Es un árbol que degrada el bosque, ya que absorbe todo el agua disponible con sus potentísimas raíces, y tiene un altísimo impacto paisajístico, pues sobresalen sobre cualquier otro árbol. En España se está intentando frenar su expansión, ya que en caso de incendio arden con mucha facilidad, como ocurrió en Galicia hace dos años.

                          En la calle Mar Chica se están podando en las ramas de la parte baja, pues la calle tenía un aspecto selvático. Requieren una atención constante, ya que algunos son muy altos y de grandes y pesados troncos. El desplome de alguna rama elevada o incluso la caída de algún árbol, ya se han talado varios, podría causar grandes estragos. Hace un año fueron podados en sus copas.

                        La presencia de los eucaliptos en la ciudad y de tanta flora australiana, es uno de los tantos misterios legados a esta ciudad en su etapa franquista.

 

            Nota:http://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/bosques/InformeEucalipto2011.pdf