Archivo de la etiqueta: playa de los carabos

Bandera roja en las playas de Melilla


                 No somos profetas pero tampoco nos los creíamos

         Hace tan solo tres días, tras pasar un agradable fin de semana en la playa de Los Cárabos, iniciábamos la entrada con esta pregunta: ¿ Bandera azul, ficción o realidad?.  Ahora ya tenemos la respuesta, es todo ficción porque la realidad es roja. No se trata de la viaja canción revolucionaria, ni de que ese mástil pertenezca a la China comunista. Es la misma playa de la que hablábamos hace 72 horas, con la diferencia de que la flamante y vistosa bandera azul se ha tornado roja por la contaminación de las aguas fecales procedentes de las urbanizaciones del Paseo Marítimo (1).

          El año pasado pasó exactamente lo mismo, pero un poco más allá, junto a la desembocadura del Río de Oro. Cerraron la playa al baño pero mantuvieron la travesía a nado del puerto. ¿No se acuerdan?. El Alminar sí y así lo recogimos, porque lo escrito no se pierde (2).

            Una casualidad puede pasar una vez, pero cuando ya es la segunda, y después de años de obras torturantes por toda Melilla, instalando nuevas tuberías de suministro de agua, reformas de la red de alcantarillado, etc, etc, está claro que el problema es de gestión. Solo es casualidad que esto haya sucedido en el día de más calor de todo el verano.

       Lo increíble, es que pese a que el colector ya estaba roto anoche a las 22 horas, y ya se había abierto la zanja para su reparación, hoy sólo un periódico recoja la noticia del cierre de las playas en su portada, el diario Melilla Hoy. Los otros como si el asunto no existiese. ¿Dónde esta la Consejería de Seguridad Ciudadana, dónde está la Consejería de Sanidad, dónde las advertencias a la población?. Es una gestión absolutamente pésima y carente de atención hacia el ciudadano. ¿Cuándo publicarán los índices de colonimetría?, ¿hay alguna confianza en las declaraciones de los responsables del área de Sanidad?.

Notas:

(1)https://elalminardemelilla.com/2012/07/28/melilla-playa-de-los-carabos/

(2)http://elalminardemelilla.com/2011/06/27/playas-de-melilla-%c2%bf-expuestos-a-todo/

Anuncios

Melilla, playa de los cárabos


               Bandera Azul: ¿realidad o ficción?

          Hoy por hoy, es la mejor playa de Melilla. Todas las dotaciones de servicios se encuentran en sus inmediaciones; socorristas, primeros auxilios, casetas de información. En esto no influye para nada que la zona residencial media-alta de Melilla viva en el Paseo Marítimo. Nuestro gobierno no discrimina por ese motivo ni concentra sus atenciones en una determinada área. Las pasillos de madera se encuentran en perfecto estado, así como las casetas de baños y servicios públicos y la zona de vestuarios. También se concentran aquí los vehículos y los accesos para personas discapacitadas. En nada influye que el Presidente de la ciudad habite en una urbanización de la zona o que frecuente esta playa, de hecho se le suele ver paseado con bastante asiduidad.           

          Las playas del Industrial o de la Hípica tiene unas dotaciones en estado lamentable o inexistentes. A los “usuarios exclusivos de La Hípica les da igual”, porque ellos tienen sus casetas en donde asearse, comer y zonas reservadas de aparacamientos. Además, los privilegiados del “aparheit social” que representa esta club, disponen de sus piscinas, zonas de vestuarios, taquillas personales y duchas. La ensenada de Los Galápagos, la playa de La Alcazaba o la de Horcas Coloradas carecen de todo, pero eso no importa. A la última de la playas le cogieron manía porque fue una obra del “gobierno socialista” de Rodriguez Zapatero y prefirieron que se hundiera antes que dotarlo de servicios y dotaciones públicas.

                    El 52% del litoral melillense está en perfecto estado

          Este fue un titular muy curioso que abrió la campaña del verano de 2012. Si lo invertimos nos está diciendo que el 48% del exiguo litoral de baño melillense no está es estado óptimo, lo cual no resulta comprensible, pues apenas tenemos dos kilometros de línea de playa. O sea, que el propio gobierno de Melilla reconocía que su gestión solo ha logrado poner en uso óptimo un escaso 52% de las playas de Melilla. Eso es un aprobado muy raspado. Lo sorprendente es que fueran ellos mismos los que ofrecieran el dato, aunque está claro que ni se dieron cuenta de lo que estaban diciendo.

          En otras playas, como la de La Hípica, la permisividad con respecto a las moragas como consecuencia que esa parte del litoral parezca casi una mina de carbón a cielo abierto, dada la gran cantidad de este mineral que se encuentra en la arena.

                      Playa de Los Cárabos

      Melilla se divide en dos grupos en la temporada de baños, a saber, los que prefieren las playas con poniente y los que la prefieren con levante, moderado en ambos casos.  Con poniente moderado esta playa presenta un aspecto caribeño y paradisiaco. El agua está muy limpia y a temperatura más que satisfactoria. En estos días se disfruta mucho de la playa de Melilla y si el día no es demasiado hirviente, entonces uno se siente a gusto con lo que la ciudad le ofrece, aunque sea poco. En una ciudad tan pequeña, la gestión debería ser óptima en todo el litoral.

          Sin embargo, esta visión y sensación idílica solo se mantiene en la zona acotada, bajo la regencia de la bandera azul. Si uno intenta dar un paseo más largo de la cuenta o adentrarse en los diques que separan las playas, lo que se encuentra ya no resulta agradable, ni a la vista ni al olfato. Ya no hay visiones idílicas, si no ir sorteando un mar de cristal. Una caída en ese paseo puede significar un problema grave. Es una auténtica pena, porque de estar bien limpios y acondicionados podría resultar interesantes como zonas de pesca, de paseo, o para hacer fotografías. Cualquier cosa antes que dejarlo en manos del lumpen.

                                       

Playas de Melilla. ¿ Expuestos a todo ?


          La rotura de un colector contamina las playas de Melilla

         A cualquier gobierno le puede pasar que se le rompa un colector de aguas fecales y contamine las playas o las áreas de baño de una ciudad de costa. Eso es un accidente que le puede pasar a cualquiera. Lo que no es admisible es tanta ineficacia, tanta mala gestión y tanta falta de atención al ciudadano al que supuestamente se sirve.

     Estamos ya como en la época de Franco, en dónde había que leer los comunicados del Gobierno pero al reves. Si se dice o comunica oficialmente que se reabren las playas, es porque antes habían estado cerradas pero no se comunicó. Si se informa a los ciudadanos de que en tal calle “se ha completado y mejorado la señalización vial” (transcribo la frase textual de los comunicados del Gobierno de Melilla), debemos enteder que ya no existía esa señalización o que estaba en tal lamentable estado, que ya no se distinguía. Y así con todo, hasta hacer un catálogo.

       Lo que nadie entiende es que ayer domingo (26 de junio), no se cerraran las playas totalmente y que éstas aparecieran llenas de gente. Lo que no se entiende es que no se suspendiera ” la travesía a nado del Puerto”, o que los socorristas estuvieran en sus torretas como si tal cosa, y que sólo informaran a la gente cuando se acercaba a preguntar, porque los rumores y las noticias iban creciendo entre los bañistas. No se entiende que se celebrara “La travesía”, cuando la “pseudo playa” del Club Marítimo sí prohibe bañarse en unas aguas a las que sí llegaron “los nadadores”. No se entiende esta absoluta falta de responsabilidad, y no  se entiende que alguno de estos “eficaces gestores” vayan a ser recompensados con la renovación en sus cargos “sine die”, porque este desastre medio ambietal en el que se encuentran las playas de Melilla, nuestro supuesto escaparate turístico, implica a varias áreas.

                 El estado de las aguas y de la arena en el inicio de la temporada de baños era y es mas que deficiente. Tanto en el blog de :”La otra Melilla”, como en este mismo, se advertía de que la realidad era muy distinta a la de la propagandística “bandera azul”. Este viernes, después del funesto inicio de los fuegos artificiales de 2011, se veía que algo pasaba en la zona de la desembocadura del Río de Oro, porque había allí trabajando máquinas excavadoras. La desembocadura había sido dada por contaminada un día antes, pero comunicándose solamente que había cesado la contaminación.

       Diez, quince, veinte años después no puede seguir esta desembocadura del río en este estado, dadas las cantidades ingentes de dinero que se han dilapidado por toda la ciudad. La propaganda dirá lo que quiera, pero la realidad es absolutamente distinta. Con esta gestión “centrada en nosotros” estamos expuestos a enfermedades epidérmicas, grastrointestinales y sabe Dios cuantas cosas más.

     El domingo tenían que haber estado los “Agentes Medioambientales” dentro de la playa impidiendo el baño de cualquier persona y en el exterior, los “Agentes de Seguridad” repartiendo hojas informativas a los bañistas informándo de qué estaba ocurriendo. Por algún sitio y en primera fila debería haber estado el Consejero del Área, al frente de todo ese despliegue, que sin embargo, nunca se produjo. Eso hubiese sido hacer las cosas bien.