Interior de la nave

3 comentarios en “Interior de la nave

  1. Que vida más sacrificada la de clausura. Hoy día, cuesta entender que todavía haya congregaciones y órdenes que cumplan la observancia de la clausura en sus monasterios. La Orden del Cister es una de ellas.

    • Es curioso la diferente visión que tenemos las personas de las cosas. Yo tengo idealizada la clausura. En más de una ocasión he fantaseado con una amiga, muy católica ella, sobre fundar un convento para hablar, rezar, meditar, cultivar el huerto y hacer dulces. Eso sí, con usando vaqueros y fumando. Que tontería ¿No?

  2. Como tú misma dices, Isa, cada uno/a tenemos una visión diferente de las cosas. Yo pienso que en algún momento, todos hemos albergado una visión idealizada de «la clausura» o del retiro espiritual. No es ninguna tontería.

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.