Archivo diario: 13 septiembre, 2014

El barco malo de Acciona


       Un nuevo concepto apareció en el mundo económico, el del “banco malo”, como si lo hubiera bueno. Ya lo dijo León Trotsky: Solo hay una cosa peor que robar un barco, fundarlo.

      En nuestra ciudad  ha aparecido un nuevo concepto, el del barco malo, compuesto por casi las mismas letras. Casi podríamos decir que solo hay una cosa peor que hundir un barco, y es traerlo a las líneas marítimas de Melilla. El ideólogo de este concepto del barco malo es nuestro Presidente Imbroda, dos palabras ya inseparables, quien dijo hace unas pocas fechas: “el barco de Almería es malo como para hundirlo”.  Ha sido dicho y hecho, no lo de hundirlo, que hubiese sido una acción mala, sino la de traerlo de nuevo a la línea marítima melillense, que resulta peor.

        Las acciones de Acciona para con Melilla, resultan de escasa consideración y aprecio, por no decir de puras y duras bofetadas. Por dos veces ha renunciado a presentar su opción en el concurso marítimo, dejándolo desierto. Estamos en situación de prórroga administrativa y con un futuro incierto y nada halagüeño. Durante todo el verano hemos visto pasar el barco rápido en dirección a Beni- Enzar y ahora, tras las presidenciales palabras, nos devuelven el barco malo.

                      Creo que hay relación de causa efecto en todo esto. Las campañas en contra de Acciona, la naviera de la familia Entrecanales, secundadas por el corifeo mediático de hace dos años, nos están pasando factura. Por si fuera poca toda esta situación, a finales de año venderán la naviera Trasmediterránea al mejor postor. Si en en algún lugar encaja mejor la expresión de: comulgar con ruedas de molino, es en todo lo concerniente al nuevo contrato marítimo con Melilla. Esto es lo que hay, aunque la prensa sometida ni siquiera pueda tratarlo.