Archivo diario: 29 septiembre, 2014

El fin del ascensor panorámico


           La estructura metálica del ascensor panorámico de las Torres del V Centenario, está siendo desmontada desde hace una semana. Un ascensor que no ha funcionado un solo día, y que era un componente estrella de la peor obra pública de la historia de Melilla. La ilusión del V Centenario de la conquista de Melilla en 1497,  quedó atrás. Todo pasó y su eco ya casi no existe. Era la época de los edificios emblemáticos, de la ilusión por la posteridad, por los acontecimientos magnos e inolvidables. ¿Cuál será la mayor sorpresa, que alguien se entere ahora de que se desmonta el ascensor panorámico, o de que alguna vez llegó a existir?.

Nota: https://elalminardemelilla.com/2014/07/07/demolicion-del-ascensor-panoramico/

Escribir sobre lo que sucede


Reflejos sobre el agua

            Cuando se está pendiente del acontecer de una ciudad, cualquier detalle, cualquier cambio,  no suele pasar desapercibido. Se ve todo pero muchas veces es eso mismo lo que paraliza cualquier acción. ¿Por qué escribir, para qué contar las cosas?. Todo va a suceder independientemente de nuestras acciones y  lo que tenga que suceder sucederá, aun cuando nadie lo narre o escriba. Un hecho sucederá siempre, aun cuando no tenga un observador que lo testimonie. Lo que nunca se podrá decir es su resultado, o si derivó en un sentido u en otro, cuando no exista nadie que esté ahí para observarlo y contarlo luego.

           Mirar, ver, sin que nuestra presencia sea advertida, o sin modificar el hecho observado. Esa es nuestra presencia.

           En los últimos días el agua ha sido el tema dominante en El Alminar. a veces los temas se agrupan de modo no pensado y muchas veces es difícil escribir alguna cosa de modo aislado.

Aparcar sobre la aguas


          Las primeras lluvias de otoño, que no se han hecho esperar en nuestra ciudad, ponen a prueba las infraestructuras urbanas. Todo parece haber funcionado como debe esperarse de las altas inversiones realizadas.  Ha llovido, pero no demasiado, por lo que no sabemos el comportamiento de estas obras en lluvias verdaderamente torrenciales. En el centro de Melilla han desaparecido las inundaciones de antaño, que anegaban portales, comercios y garajes. Pese a todo, en la avenida de La Democracia, hay un punto negro o de agua. Al elevar el nivel de pavimento sobre el de los márgenes, en donde se encuentra la zona de aparcamientos que linda con el Parque Hernández, crea improvisados estanques, lagunas o charcos, que dificultan tanto la salida desde los vehículos, como el propio tránsito por los pasos de cebra. No hay alcantarillas o sumideros que puedan absorber el agua, que permanece embalsada hasta que se seca.