Archivo diario: 7 abril, 2015

Una carretera en las nubes


             Es una carretera en las nubes, que comunica dos zonas casi sin tránsito de vehículos. No hay modo de subir allí, porque el acceso por al carretera de Horcas Coloradas o por el Rastro es dificultoso en grado extremo. Esta carretera difícilmente absorberá el tránsito de vehículos pesados, o el de vehículos normales. La otra forma de acceder a ella es desde la barriada del Tiro Nacional, por la que tampoco se transita, salvo que se resida allí. En Melilla se circula mucho, pero no por estas zonas. La hemos visto en construcción, y tiene un peralte excesivo, lo que la puede hacer peligrosa, o adecuada para las competiciones tipo “Need for speed”. Cuando aquello se convierta en un carrera de locos, como pasó con la carretera de La Vía Láctea, acabará llena de bandas reductoras de velocidad, del tipo “lomo de asno”, por lo que se convertirá en intransitable. No comunicará nada, como ahora, al igual que Puente Magno, sobre el arroyo Mezquita.

                    Los barrios de Melilla carecen casi de todo. Los barrios periféricos presentan un aspecto lamentable, están muy deteriorados. Esta es una nueva obra no prioritaria, otro millón de euros gastados en asfalto y hormigón. No debe tener mas de un kilómetro de longitud. El asfalto está saliendo algo caro en nuestra ciudad. Tenemos calles intransitables, pero kilómetros de carreteras y puentes impecables en zonas sin tránsito.

                           La inauguración de la carretera, pese a tratarse de otra obra magna, pasó sin pena ni gloria. Existirá gente en Melilla, que pasados diez años, ni siquiera se habrá acercado hasta ella.