Archivo mensual: marzo 2018

Incendio en el depósito abandonado


            Vistas las ruinas del depósito de agua de Cabrerizas, lo que sigue sorprendiendo y causando estupor es que aquel trágico suceso no tuviera responsabilidades políticas. El depósito abandonado se yergue de modo fantasmal sobre el barrio en el que sembró el desastre, sin que los gestores y responsables del mismo, hayan sido capaces darle una solución, que no podría ser otra que su derribo definitivo. La barriada que sustituyó a la desaparecida de Averroes, se encuentra en peor estado que un edificio construido en el medievo, y tan solo tiene 15 años. Tal es la calidad de la gestión que se padece en Melilla desde hace 25 años

            Deambulante, según la definición de la Constitución de Puerto Rico (no está admitida el término por la Real Academia Española), es toda aquella persona que carece de residencia fija, regular o adecuada. En esas condiciones hay en Melilla un millar de personas. Este es el motivo por el que cualquier edificio, lugar, cueva, refugio en estado de abandono por la administración local, o del Estado, se convierte inmediatamente en lugar ocupado o susceptible de ello. Todo está siendo tapiado en los últimos meses ante la presión de la ocupación ilegal y clandestina, pero sobre todo, no reconocida.

               El infausto depósito de agua de Cabrerizas, próximo al helipuerto, no demasiado lejos del polvorín de Horca Coloradas, despedía esta tarde una densa columna de humo negro. Esto ha motivado que se acercara de modo inmediato un Land Rover del servicio de vigilancia militar del polvorín de Horcas.

               La humareda y el incendio se situaba dentro de lo que debió ser la sala de control del depósito, inexplicablemente construido en superficie, y sobre una colina. El rápido pacto sobre las responsabilidades civiles de la empresa constructora, quizá impidió averiguar otras cosas, sobre todo cómo y por qué se decidió hacer ese tipo de obra y en ese lugar, algo totalmente desaconsejado para un depósito de agua.

                  Las ruinas humeantes del depósito, parecen querer llamar la atención sobre algo que no debió ser olvidado tan rápido. Las compensaciones económicas nunca compensan la pérdida de vidas humanas.

         Notas:https://elalminardemelilla.com/2013/05/29/el-deposito-de-agua-y-la-riada-de-cabrerizas/

 

Edificios históricos de Melilla


                             La ciudad de Melilla y sus destructores

        “Uno de los principales valores de Melilla, y desde luego, el que le da mayor carácter de universalidad, es la belleza de su trazado urbano y la monumentalidad de su arquitectura. Cualquier paseo por alguna de sus calles, nos pone inmediatamente en contacto con una ciudad que fue construida a lo largo del siglo XX con un evidente sentido de la estética y de la armonía”. Esto escribía Antonio Bravo Nieto en un libro fundamental para entender y conocer la arquitectura urbana de Melilla; La ciudad de Melilla y sus autores. El libro solo adolece de una mayor abundancia de una mayor profusión de fotografías, y de una mejor sistema para identificar los edificios y sus autores.

       En días pasado, un comentario de Uno de Melilla rescataba una antigua lista* de 6 edificios de los cuales solo queda ya dos, y uno por poco tiempo, éste de la calle Aizpuru que ya ha sido vaciado, tapiado y señalado para un derribo próximo. Se trata de un bonito edificio que no ha tenido ningún mantenimiento desde su construcción, y que se ha deteriorado de modo irreversible en las últimas décadas. La superficie sobre la que se asienta es grande, y situado en la calle del general Aizpuru, multiplicará por 10 su valor en cuanto las palas excavadoras lo conviertan en un solar.

      La ciudad de Melilla no solo está perdiendo la armonía y estética de la que hablaba Antonio Bravo, sino que también está viendo alterado su trazado urbano con reformas desfiguradoras como la del barrio del Real. Solo en la zona centro hay casi un centenar de edificios que serán demolidos antes de que acabe la presente década. El negocio de esta ciudad, su mina de oro, es el suelo. Lo peor, porque siempre hay algo peor, es que los edificios que sustituyen a los derruidos no tiene estética ni carácter alguno.

       Muchos de esos edificios son solo cajas de zapatos, cuyo aspecto actual es peor que aquellos que fueron derribados, con escaleras inverosímiles, incluso sin ascensor y con un aprovechamiento del espacio que hace difícil entender cómo se les concedió cédula de habitabilidad. El ascensor se hurta con el truco de la entreplanta, a la que se denomina como tal, o con la palabra bajo, para enmascarar la 3ª planta, que sí convertiría en obligatoria su presencia. En Melilla suceden más cosas de las que pueden ser escritas. La desidia y la acedia se ha apoderado de ella.

         La cuenta atrás ha comenzado. En Melilla poner algo en el catálogo, antes que salvarlo, sirve más para que se acelere su demolición.

       Nota:*https://elalminardemelilla.com/2012/10/12/modernismo-en-ruina-tecnica/

 

 

Cuando nadie fue Madrid


            En recuerdo de las víctimas del atentado de Madrid-Alcalá

     El 11 de marzo de 2004, a partir de las 7h 37´, tres trenes de cercanías procedentes de Alcalá de Henares y otras ciudades del area metropolitana de Madrid, empiezan a estallar en las estaciones de las estaciones de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia. Los muertos ascienden a 191 y los heridos sobrepasan los 1500. Es el mayor atentado de la historia contemporánea en suelo europeo. España vive los últimos días de la campaña electoral, con el presidente más hosco de la historia del país.

    España había quedado señalada en el mapa mundial por su apoyo a la segunda y definitiva Guerra del Golfo en 2001. José María Aznar secundó junto a Tony Blair Y George Bush junior, en la injustificada agresión de la Comunidad Internacional contra Iraq, aunque contase con el aval y beneplácito de la ONU, y que contó con un amplio y casi unánime rechazo social en España y en el mundo enter.

     El brutal atentando arruinaba las expectativas electorales del Partido Popular y por eso decidieron no contar la verdad a los españoles, e instalarse en la mentira. Una organización o grupo terrorista, al igual que un asesino en serie, siguen unos patrones que permiten identificar o atribuir un asesinato mucho antes de que lo reivindiquen o sean detenidos. El 6 de febrero de 2004 cuarenta y nueve personas murieron y casi 300 resultaron heridas en un atentado perpetrado por “bandidos independentistas chechenos”, al explotar una bomba dentro de un vagón del metro que se acercaba a la estación Pavelétskaya.

    Era un atentado de claro tipo “checheno” y aunque en un primer momento había que barajar todas las posibilidades, muy pronto quedó claro para los expertos y analistas del terrorismo nacional e internacional, que la organización terrorista ETA no estaba relacionada con el atentado. Pese a que todo conducía hacia el “terrorismo islamista”, el gobierno de José Mª Aznar insistió en la doble vía y vinculación de los atentados de Madrid. En la era de internet ya no se puede mentir y ocultar la información sin ser descubierto y quedar en evidencia, que es lo que ocurrió con el entonces gobierno de España. Por este motivo pagaron su actitud con una clamorosa derrota electoral, sin que ha día de hoy hayan sido capaces de reconocer su error, o pedir perdón, como queda claro en el todavía muy resentido José Mª Aznar.

      La teoría de la colaboración conjunta de los islamistas, ETA e incluso de algunos elementos del Ministerio del Interior es una prueba de hasta dónde puede llegar la indignidad argumental en la política española, antes que asumir un error, o una dirección equivocada de la política Exterior de España. Un asesino en serie, un grupo terrorista nunca comparte un asesinato o un atentado. Una colaboración así resulta imposible.

        Esta idea cobró forma en un libro titulado Yo acuso, publicado en 2009, del periodista Pedro José Ramírez, ex director de Diario 16 y El Mundo, que también muestra hasta qué simas puede caer el ejercicio del periodismo,  cuando se pone al servicio de un partido o del poder político, sea cual sea su cariz.

          El caso es que las 191 víctimas mortales y los mas de 1500 heridos quedaron sin un reconocimiento adecuado y colectivo. Todavía hoy persiste la división entre los grupos de víctimas. El sindicato ultraderechista y luego movimiento Manos Limpias ejerció una influencia funesta en toda esta teoría de la supuesta conspiración  múlltiple entre grupos terroristas que nada tenía que ver entre sí.

        Nadie ha dudado de la autoría de los atentados de París, Londres, Bruselas, Estambul, o Barcelona, todas sacudidas por el terrorismo islamista. Todo el mundo ha sido París o cualquiera otra de esas ciudades, pero nadie fue Madrid.  Eso irá siempre en el debe del gobierno de José Mª Aznar.

 

El Día de La Mujer en Melilla


 

                        Espacio de Mujeres

           La plaza de Menéndez Pelayo se ha convertido en un espacio cultural, social y alternativo y reivindicativo, por sí mismo. Es el centro del Centro, mucho más que la dislocada y marina plaza de España. Es un espacio popular que en la mañana de hoy, 8 de marzo de 2018, ha sido ocupado por las mujeres desde las 11 de la mañana. No es el lugar más promocionado por los poderes públicos, que celebran su acto institucional a unos pocos metro de aquí, en el sombrío edificio de la Asamblea. Desde hace varios años las Instituciones colonizan cualquier espacio público y político, del que piensen que pueden extraer cierta rentabilidad política. Se han hecho omnipresentes, camaleónicas.

            Hoy es el Día Internacional de La Mujer, una efeméride del calendario que tiene su propio origen, entidad e historia, y que se desarrolla y evoluciona por sí mismo. Es una conmemoración que procede del feminismo y de la izquierda. Las reivindicaciones hay que realizarlas en donde se vean, en el espacio más visible y diáfano de la ciudad. La plaza de Menéndez y Pelayo se ha convertido hoy en un espacio de mujeres, más por la mañana que por la tarde.

                                   Un 8 de marzo distinto

             Este 8 de marzo ha sido distinto, porque por primera vez se ha convocado una huelga feminista, de mujeres, que ha convertido la jornada en algo distinto. Se han visto más mujeres en la calle que de costumbre y eso se deja notar. Hoy había todo tipo de mujeres en las calles y plazas haciendo una labor de concienciación social, en un esfuerzo de visualización distinto al habitual. Las mujeres que han secundado la huelga o los paros parciales en sus trabajos, estaban hoy reivindicando su papel en la sociedad. Un papel y unas actividades que pasan a menudo desapercibidas,  pero que necesitan conocerse y divulgarse.

               Un esfuerzo que hay que hacer es el de nombrar a las mujeres participantes, y no esconderlas bajo los epígrafes de la portavoz, las participantes, una de las intervinientes, las ganadoras de la carrera, etc. Son mujeres con nombres y apellidos, que aunque no busquen ser reconocidas, deben ser nombradas, como es el caso de Elvira Molina Fernandez, profesora del CEIP León Solá (una de las más activas voces del día), o Elena Fernández Treviño, profesora del IES Miguel Fernández y fundadora del grupo Comando por la Igualdad. También estaba la diputada de CpM Fatima Mohamed Kaddur, presidenta de la asociación Dos Orillas, que lleva  a cabo  una gran labor social y reivindicativa, junto a la maestra Gema Aguilar Maraver, la secretaria general de Podemos en Melilla.

Yevguenia Yaroslavskaia-Markon


 

            Eugenia Markon, Yarovslakaia de casada, nació en Moscú el 14 de marzo de 1902. Era escritora, y murió fusilada en el Gulag de las islas  Solovetsky el 20 de junio de 1931. No pertenecía a ningún partido y fue arrestada el 17 de agosto de 1930. Su fotografía y nombre aparecen en un libro de Galaxia Gutemberg sobre el sistema de campos de concentración de la Rusia soviética, conocidos como Gulag, sin ningún otro dato y el apellido escrito de manera errónea. La ayuda de Alicia, nuestra colaboradora rusa, ha sido fundamental para encontrar información sobre ella, y dar también con la página de Memorial, la organización de Derechos Humanos rusa que se dedica a rescatar los nombres de las personas desaparecidas en el infierno helado del Gulag.

     Había estudiado filosofía en la Universidad de Petrogrado, hoy San Petersburgo. Fue detenida por intentar propiciar la fuga de su marido, el poeta Alexander Yarovslavsky, arrestado en 1928. Aparte, la relación matrimonial ya la convertía en sospechosa. Había sido sentenciada por el tribunal de la OGPU de Leningrado a la pena de 3 años de internamiento en un campo de trabajo. Las condenas inferiores a 5 años, lo habitual eran las condenas de entre 5 y 10 años, se califican entre los presos y presas como “condenas para niños”. Ese intento de fuga y el antecedente de su participación en el intento de la de Yarovslaky, que fue fusilado el 10 de diciembre de 1930, le costó un nuevo proceso y la sentencia definitiva de muerte por fusilamiento.

    Las décadas de 1920 y 1930 fueron las de la persecución de los intelectuales, escritores, poetas, periodistas o de cualquiera  otra forma de disidencia con respecto al régimen de Stalin. En la fotografía de los archivos de la KGB, Yevguenia Yarovlavskaia Markon, pese al escaso tiempo que llevaba presa, aparece bastante demacrada y totalmente indiferente, cuando no despectiva, frente a los retratistas del aparato represivo estalinista.

                            Barracón inmortal (Бессмертный барак)

        Yevguenia Markon escribió unas memorias de 38 páginas sobre su paso por el campo del Elefante, del Gulag de Solovki. Gracias a la ayuda de Alicia Kuchan, podemos sacar a la luz, desde los archivos de Memorial, las palabras de Yevguenia, como homenaje a todas las mujeres que desaparecieron en el Gulag y también a las que sobrevivieron: “Escribo para mí. Escribir para distorsionar la realidad, no es interesante. Además, no tengo nada que perder. Por eso soy honesta”. Esta última frase es de una potencia extraordinaria, porque Yevguenia intentó escapar del fusilamiento a través del suicidio, pero no lo consiguió, pues los guardias rojos consiguieron evitar su muerte voluntaria.

         Imaginar una asociación así en España, hoy en día es inimaginable. Memorial tiene una base de datos con cientos de miles de nombres, de fichas policiales, de fotografías, de cartas, de textos judiciales, de la podrida Justicia de Stalin y de sus verdugos, a disposición del mundo entero, de toda Rusia. Se dedican, sin percibir un solo rublo del Estado ruso, a recuperar la memoria y las imágenes de todas las mujeres y hombres desaparecidos en los campos de trabajo estalinistas.

        Sin embargo, ahora es el momento de dejar que las palabras de Yevguenia salgan a la luz y recorran el mundo: “Te lo advierto, no te sorprendas y no dudes de mi franqueza. Estoy generalmente convencida de que el candor siempre es beneficioso para una persona”. Se trata de una autobiografía apresurada, con una fecha límite, la de su propia vida. Son palabras sinceras y directas, que no escribe para el órgano represivo, lector inmediato del texto, sino para un futuro, para un tiempo que muy bien pudiera ser este.

         No se resignó nunca, sabía que sus palabras acabarían atravesando el tiempo, que sobrevivirían a la tiranía sin igual de Stalin. La introducción a su breve vida, y a lo poco que se sabe de Yevguenia Yaroslavskaia-Markon,  la escribe Irina Fligue, bajo el título  Juro vengar las palabras y la sangre. Irina dice: Es importante recuperar su última palabra, de la que fue privada durante el juicio y antes de la ejecución. Hay un libro suyo publicado en ruso y francés, Viaje por ciudades y aldeas, en el que cuenta su estancia en Europa.

     Nota:https://bessmertnybarak.ru/;(1)https://elalminardemelilla.com/2018/02/14/mujeres-en-el-gulag/

 

Aeropuerto internacional de Melilla


                           Hacia la ciudad aislada

            Un aeropuerto sin tráfico aéreo cae. Una ciudad aislada no puede crecer o  si quiera mantenerse. Un fin de semana la posibilidad de salir o entrar a Melilla no existe. La apuesta económica de la ciudad ha sido la del comercio fronterizo, la del transporte de mercancías que luego pasan a Marruecos, y eso ha provocado también el aislamiento terrestre. Durante una década se subvencionó a Air Nostrum con más de 1 millón de euros anuales de contrato publicitario que de nada ha servido. En la última década se ha pasado de los 24 vuelos diarios que salían y entraban de la ciudad (Málaga, Madrid, Almería y Granada), a menos de la mitad. Solo estamos conectados con Málaga y Madrid, y la mitad de esta última frecuencia la cubre Air Europa. No hay nada más.

        Hace ya un año que se perdieron de modo completo los enlaces con Almería y Granada, que ya se habían ido deteriorando. Estaban instalados en horarios imposibles para la salida de la ciudad, e inservibles para el retorno, al menos en los fines de semana, que es cuando podría haber mayor demanda. Una gestión adecuada y correcta al menos hubiese mantenido la situación heredada, tanto en destinos como en frecuencias. Si se ha perdido la mitad de los enlaces y reducido a la mitad los todavía existentes, entonces solo puede calificarse como negativa esa gestión.

          Nada queda de Helitt,  de Melilla Airlines, de Ryjet, del barco rápido, de los cruceros y por el camino que vamos antes de finales de año no existirá Armas o Trasmediterránea. La apuesta comercial, como dice el capitán de marina mercante Rafael Rosselló* que denuncia en solitario, sin el apoyo del gobierno de la ciudad, la presunta venta fraudulenta de Trasmediterránea, “la apuesta es por la carga”, por el transporte de carga, no por los pasajeros. La quimérica, fantasiosa e irrealizable ampliación del puerto de Melilla estaría enfocada a un megapuerto de transporte de mercancías (que sí dejan dinero), pero no a un superpuerto de pasajeros. A la ciudad no volverán, ni han vuelto lo cruceros.

          Las Islas Canarias dependen de sus comunicaciones y allí el gobierno insular canario sí consiguió seguir manteniendo la existencias de Binter, la filial de Iberia que operaba en Melilla (https://www.bintercanarias.com/).

 Notas:(1) https://elalminardemelilla.com/2016/12/07/de-melilla-al-mundo/ *https://www.elestrechodigital.com/destacado/denuncia-una-presunta-alteracion-las-cotizaciones-acciona/.

 

Farmacias en Melilla


                          Nuevas farmacias en Melilla

      Las farmacias en Melilla son las más rentables de España, tanto, que los inversores se han fijado en nuestra ciudad y en Ceuta para intentar abrir uno de los mercados más cerrados del país. Una farmacia en Melilla tiene una rentabilidad estimada de 1,2 millones de euros anuales, superando a Ceuta, que tiene una media de 1,1 millones de euros de media, y a las principales ciudades andaluzas, como Sevilla, Córdoba o Málaga, en las que la rentabilidad se cifra en 900.000 euros anuales.

      Abrir una farmacia en Melilla no solo es más difícil que poner una nueva central nuclear en marcha, sino también más caro que en ningún otro lugar del Estado. La página de TSL consultores, que publicita la venta de oficinas de farmacia en toda España, anuncia o anunciaba una en Melilla por la cantidad de 1,5 millones de euros, muy superior en precio a las de la Costa del Sol, que se venden o licitan por 1,2 millones. El precio hasta sextuplica el precio de venta o traspaso de oficinas de farmacia en cualquier provincia española.

       El régimen de Franco estableció unas medidas muy restrictivas para el sector, con normativas casi medievales. Cada ciudad tenía un cupo de farmacias según la población, que no podía ser rebasado en ningún caso, y  que además exigía una distancia física mínimas entre ellas, algo que no existe en ningún otro sector de actividad económica. Para abrir una nueva farmacia se requería el permiso del Colegio de profesionales farmacéuticos de cada provincia, que no solían darlos amparándose en la legislación vigente. Las vacantes solo se producían por el fallecimiento de un farmacéutico titular sin descendientes directos y la licencia recaía sobre el Colegio provincial, que establecía una tasa de apertura, muy onerosa por lo general y al alcance de muy pocos/as.

                                             La situación en Melilla

             Melilla cuenta con la ratio más alta de habitantes por oficina de farmacia, 3670 por cada oficina, mientras que la media del nacional es de 2000. Esto quiere decir que nuestra ciudad podría tener al menos 1/3 más de oficinas de las 22 existentes y situarse en la treintena, atendiendo a la disminución de la ratio, y al surgimientos de nuevas zonas de población.  Hay 82 farmacéuticos inscritos en el Colegio, con solo 22 oficinas abiertas, y cuyo número apenas ha variado desde 1975. Solo existen cuatro farmacias más de las 19 provenientes de la anterior etapa histórica.

            La paradoja es que ahora se vayan a abrir nuevas oficinas de farmacia, en lugares en donde antes lo intentaron farmacéuticos melillenses; Paseo Marítimo y la zona de García Valiño, pero que vieron frustrada esa posibilidad, por los recursos judiciales de un sector de los farmacéuticos en activo. Claudio Tardido sí llegó a abrir su farmacia en el Paseo Marítimo, en el mismo lugar en la que se abrirá la nueva, mientras que Arturo González nunca pudo lograr ese objetivo, pese a tener el local ya comprado y reunir las condiciones exigidas.

                           La liberalización del sector farmacéutico

              La apertura del sector a la liberalización se inició en 1999, pero el final convulso de Ignacio Velázquez como regidor municipal, impidió que Melilla pudiera hacerse cargo de las competencias en el periodo voluntario. En 2010 las competencias recayeron de modo obligatorio en la Consejería de Sanidad, que elaboró un reglamento autonómico para otorgar nuevas licencias farmacéuticas, y que inmediatamente fue impugnado por 5 farmacéuticos, que han pleiteado hasta el pasado 2015, para impedir la apertura de nuevos establecimientos en nuestra ciudad.

                  Recurrieron en casación una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que avalaba el Reglamento de la Ciudad Autónoma, con el otorgamiento de dos nuevas licencias farmacéuticas. En verano de 2016, el Tribunal Supremo rechazó el recurso de casación presentado, y dio validez a la sentencia del TSJA. Pasados dos años, las dos nuevas farmacias están anunciadas, pero no acaban de abrir sus puertas, algo que no se entiende en el sector*.

              Hay más cuestiones, como la libertad de horarios, en la península es normal ver farmacias abiertas 12 horas al día, o incluso 24, y también la existencia de una verdadera farmacia de guardia, algo que se produce sin excepción en todo el Estado español. Ceuta ha aprobado un reglamento en el que aprobará hasta 6 nuevas oficinas, pero ya cuenta con 24, dos más que en Melilla.

               La demanda potencial de productos farmacéuticos se ha decuplicado, con la afluencia de marroquíes, mientras que el sector sigue prácticamente inmovilizado. La alta valorización de las farmacias en Melilla hace que ya sean solo asequibles a grupos inversores, o a sociedades, pero difícilmente a melillenses. En esto también tenemos dos décadas de retraso.

Nota:http://www.actasanitaria.com/dimes_y_diretes/melilla-dilata-sin-explicacion-la-apertura-dos-farmacias-adjudicadas-2010/