2019. La campaña final


              En mayo de 2011, junto con la campaña electoral autonómica, surgió este blog, El Alminar. Ya entonces vaticinamos que el PP de Imbroda iniciaba su lento, pero inexorable descenso. El 2015 no alcanzó la mayoría absoluta, y solo el pacto con el exiguo Populares en Libertad, propiciaron una prórroga no deseada por el electorado melillense, de un modelo de gestión que ya estaba agotado en aquel momento. Estos últimos 4 años han supuesto la prolongación de un régimen agónico, gracias entre otras cosas, a los caprichos y engaños del sistema electoral D´Hont, que otorga una representación proporcionalmente mayor a los partidos más votados,  que el porcentaje de votos recibidos. Escribíamos entonces, y lo repetimos ahora, que con un sistema proporcional de asignación de escaños, el Partido Popular estaría sin mayoría absoluta desde el año 2011.

             Estas primeras elecciones de abril de 2019 serán distintas, porque convertirán en inútiles todos los sondeos para las siguientes, los de las elecciones Locales y Autonómicas del mes de mayo, en el 8º año del Alminar. Los políticos suelen decir que el único sondeo válido es el del día de las elecciones. En esa ocasión, casi por única vez, al adelantarse por solo un mes las elecciones Generales a las Locales, van a saber cuál será su suerte electoral con un mes de anticipación. En abril se sabrá quién va a perder en mayo, y también quién alcanzará la victoria en las urnas.

           Concurrir a esas segundas elecciones sabiendo casi con una aproximación del 95%, cuál será el propio destino, se va a tornar o como un  calvario, o como un camino de rosas.

                                   Instantáneas de una noche de abril

           La noche del 12 de abril anticipaba varias cosas, la primera era la de un final de ciclo. La presencia de Coalición por Melilla en unas elecciones Generales por primera vez, significa un cambio de rumbo muy importante. La llegada al Congreso de un diputado melillense rifeño no solo es posible, sino probable. Mustafa Aberchán ya fue el primer rifeño en acceder a la Alcaldía de Melilla en 1999, y ahora puede convertirse en el primer diputado. Lo tiene al alcance de la mano, en unas elecciones en las que parten desde la posición ganadora en nuestra ciudad. La división en la derecha y la desaparición del bipartidismo imperfecto, propicia que la ciudadanía tenga más posibilidades de propiciar cambios.

             La obtención del diputado va a ser muy disputada, pero es casi seguro que al menos un senador sí caiga del lado de la coalición Cepemista. A priori la mejor situada es Dunia Almanosuri, Vicepresidenta 2ª de la Asamblea de Melilla y uno de los grandes valores políticos de CpM.

                  La victoria en las elecciones Generales va a caer del lado del Partido Socialista, en eso no existe discrepancia alguna. La única duda será el margen de ese triunfo y los posibles pactos para formar gobierno. Pedro Sánchez seguirá como presidente en funciones casi hasta las puertas del verano. Lo que acechará al futuro político del Estado será, a partes iguales, la presencia y expansión de Vox y el más que probable auge de Esquerra Republicana de Catalunya, que concentrará casi todo el independentista. Son dos sombras, tirando en sentidos opuestos y que pueden producir grandes fracturas en el consenso de la sociedad española.

               En esta lucha de dos, en lo que se refiere a Melilla, sigue en la senda de la esperanza, la candidatura de Podemos, ya como única alternativa a la izquierda del PSOE en Melilla. Gema Carolina Aguilar se ha consolidado como líder de la formación podemita, y tiene ya una personalidad política definida, en el difícil y abrupto mundo de la política melillense. Su objetivo es estar lo más cerca posible del 5% de los votos, que le permitan alcanzar la representación política en la Asamblea, en el siguiente mes, el de mayo.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/05/28/aberchan-versus-imbroda/

 

 

 

 

 

 

 

 

La fuente de la Atlántida


             Los trabajos de enlucimiento del último tramo de la desembocadura del río de Oro se han llevado por delante una cantidad superior a los 600.000€, de los cuales 1/6 parte corresponden al estanque o fuente de mil colores, que en no son más que una docena de caños de agua, con arcos de luces de colores alrededor. Por cierto, ahora recordamos que ya no funciona nada del conjunto luminoso, acústico y acuático de la plaza multifuncional de San Lorenzo.
Esperar al último cuatrimestre de la presente legislatura local (20015-2019), o al último suspiro de la última década, para recubrir con piedra el muro del cauce del río, y realizar en su interior una fuente, es un intento de disimular una gestión inexistente. Tal y como viene insistiendo el grupo ecologista melillense Guelaya-Ecologistas en Acción, el río lo que precisa es de una renaturalización, y de una gestión y atención constantes.
La fuente esta realizada en una zona inundable, por naturaleza, y cada vez que haya una crecida del río por una avenida, o un rebosamiento del mar por un temporal, toda ella se llena de agua, que depositan y colmatan el estanque con cienos y lodos. Esta es la ley de un río, que en Melilla no parecen entender. Se pueden hacer otras actuaciones, pero no en la misma desembocadura. Esto es tirar el dinero, sin solución ni beneficio para la ciudad.
Después del pasado temporal en los últimos días de marzo, el estanque se convirtió en ciénaga y lodazal, precisando de unos trabajos de limpieza, que se vieron interrumpidos a los pocos días por las aportaciones de agua de las últimas lluvias. Esto es una clara muestra del desperdicio de recursos y de horas laborales de los trabajadores de la limpieza, en una obra, hecha solo con fines electoralistas, como ha dictaminado la Junta Electoral de Zona.
Sería más barato y lucido para la ciudad, el mantener la limpieza de las aguas en la desembocadura, llenas de peces y de aves. El dinero desaparece en este punto, por el mismo sumidero que 200 metros más arriba, se traga el agua del río, para que no llegue a este punto.

      Nota:https://elfarodemelilla.es/la-junta-electoral-sanciona-a-imbroda-y-quevedo-por-la-inauguracion-de-la-fuente-del-rio-de-oro/

El largo regreso a casa


                                             Bienvenidos a Melilla

                       Dijo hace ya mucho tiempo un hombre sabio que: “A Melilla se entra pero no se sale”, a lo que podríamos añadir, por completar tan extraordinaria frase que “una vez fuera, es igual de complejo el regreso”.

                      Durante 10 días, los/as alumnos/as del Instituto Enrique Nieto han estado en Londres junto con sus profesores, en uno de los viajes del proyecto British que viene desarrollando desde hace varios años. Es una labor encomiable irse con 60 niños y niñas a pasar tal cantidad de días en la capital inglesa, en una visita repleta de contenidos. Sin embargo, por muy preparado que esté un viaje, al entrar o salir de nuestra ciudad hay que someterse a las inexorables leyes que rigen Melilla, una de las cuales hemos citado en el preámbulo.

               Podríamos hacer añadir un disposición transitoria en la que explicar que la Ley de entrada y salida de la ciudad está sometida a la capacidad de los aviones. Motivo por el cual este viaje ha tenido que ser fraccionado en dos tandas. Son condicionantes muy poderosos como para que todo empiece y acabe bien o sin incidentes.

                                       Shakespeare´s Globe Theatre

                 Las inmortales preguntas de Hamlet : ¿Llegar o no llegar, esa es la cuestión?, a la que solo hay que añadir la afirmación de “si el mundo es una prisión, Dinamarca es su peor celda”, pero adaptadas Melilla y sus transportes. Una vez fuera de la ciudad, se puede ir a cualquier lugar del mundo, y siempre por un precio inferior. El siguiente problema será regresar, algo que no se resolverá hasta que se vuelve a pisar nuestra tierra patria.

                                     Atrapados en la zona internacional de Barajas

            Hace solo un año escribíamos sobre un grupo de niños y niñas alemanes atrapados en Melilla. Hoy lo hacemos sobre 60 alumnos melillenses igualmente atrapados en la zona internacional del Aeropuerto de Madrid, bajo el cartel que les da la bienvenida a España. ¿Causas de la suspensión del vuelo en uno de los días más apacibles de la última semana?. Nada se sabe. Los jóvenes alemanes quedaron atrapados en nuestra ciudad por razones técnicas. Sin comunicaciones adecuadas al siglo en curso, una ciudad no puede sobrevivir.

          Nota:https://elalminardemelilla.com/2018/04/27/gefangen-in-melilla-atrapados-en-melilla/

Tras podar, talar


              Tenemos ya que usar los verbos en el modo infinitivo. Tantas son las entradas sobre podas que hemos escrito y elaborado a lo largo de casi ocho años de existencia del Alminar. Son mas de 30 artículos sobre podas, talas y maneras de podar, que es difícil no repetir los títulos. La entrada más antigua sobre una poda escrita en el blog data del año 2012.

               El tocón es la parte del tronco de un árbol que queda unida a la raíz cuando lo cortan por el pie. Melilla se está llenando de tocones, por todos lados, en cualquier calle. El tipo de poda que se realiza en nuestra ciudad, constante, devastadora, sistemática, sin respetar estaciones, sin tener en cuenta la situación del árbol, aniquilando ramas principales, secundarias o todo lo que sobresalga, acaban secando los troncos. Los árboles se convierten en esqueletos, en naturalezas muertas.

                 Esto ha ocurrido con la totalidad de los árboles de la calle Luis de Ostariz, en la acera colindante con el hospital universitario. Se podaban cada dos años, daba igual que se hubiesen recuperado o no. Con mucho esfuerzo por parte del árbol, volvían a florecer algunas débiles ramas, o un tímido intento de vegetación. Daba igual su estado, a los dos años les volvía a caer la poda encima. En febrero de 2016 advertimos sobre la situación límites de esta hilera de árboles, y los definimos como “los árboles fantasmas”.

                 La mayoría de ellos ya no son nada. Están siendo talados desde ayer. La vida se resiste a desaparecer. Los árboles lucharon hasta el último momento por sobrevivir y seguir en su lugar, en donde llevaban décadas, pese a las podas sin contemplaciones. Antes de ser definitivamente talados, fueron objeto de una última poda. Acción absurda para este lamentable final. No quedará ni siquiera el tocón. Se cubre el alcorque para luego plantar un árbol ornamental que no moleste y sugiera una apariencia de vegetación.

                 Nota:https://elalminardemelilla.com/2016/02/12/podar-sobre-podado/