Archivo de la etiqueta: fuerte de san miguel

La historia desmoronada


              Al iniciarse la obras para la construcción del Centro Tecnológico en 2012, aparecieron los restos de un fuerte español en el borde bajo del 4º Recinto defensivo, junto al hotel Ánfora. Nunca le tuvieron demasiado aprecio a estos restos, en realidad les estorban, pues suponían un engorro en la mitad del camino hacia una nueva obra magna.

                        Nunca hubo un reconocimiento oficial del hallazgo, en realidad casi nunca los hay, ni tampoco fue ocasión de nuevos y eruditos artículos sobre las antiguas fortificaciones españolas. Eran una ruinas molestas, en medio de un problema aún más molesto, el de la churrería de la antigua estación de autobuses, que cuatro años después, singue sin solución y en el mismo lugar al que fue desplazada de modo provisional.

                       Todo ya está escrito muchas veces en el blog, en realidad cuatro años dan para mucho. Hemos repetido la historia del antiguo fuerte de San Miguel y la de la churrería hasta la saciedad, y todo sigue abandonado, paralizado por el tiempo y por la ineficacia de la gestión. La zona presenta el estado de abandono habitual de toda la ciudad, refugio nocturno para actividades que no pueden ser descritas, pero que dejan rastro físico.

                   ¿Pueden alcanzar unas ruinas históricas un estado mayor de ruina?. En nuestra ciudad sí, el de desmoronamiento por sí mismo. En realidad nunca tuvieron el más mínimo interés en excavar en esta zona, por lo que pudiera aparecer. No es una zona fenicia, pero aquí, en este extremo o vértice del triángulo, acababa España hasta 1863. Más allá de este punto se encontraba el “campo exterior” o “campo moro”.

                   Esta ruinas, salvadas a su pesar no estar conservadas, se dejaron tal cual estaban, para que la acción de los agentes erosivos acabaran la labor que las piquetas y las excavadoras no pudieron llevar a cabo. Hay una parte de la muralla conservada que está desmoronada y que puede caerse en cualquier momento, con el consiguiente peligro para quien transite por el antiguo rastrillo de espadas.

                Es una maniobra muy hábil, la de dejar que los cuatro elementos de la naturaleza acaben con aquello que nunca quisieron conservar.

        Notas: (1)https://elalminardemelilla.com/2012/04/29/el-camino-cubierto-de-san-miguel/   (2)https://elalminardemelilla.com/2012/01/09/la-churreria-olvidada/

Anuncios

Silencio sobre un fuerte español


          Como dijera San José Mª Escrivá de Balaguer: “Bendita la perseverancia del borrico en la noria”. Cuando hicimos la primera entrada sobre el hallazgo de lo que pudieran ser los restos del Fuerte de San Miguel el pasado 11 de abril (https://elalminardemelilla.com/2012/04/11/hallazgo-en-el-fuerte-de-san-miguel/), nunca imaginamos que casi dos meses después, nadie fuese capaz de expresar la más mínima opinión sobre este hallazgo, sea importante o no. Lo peor es que el futuro Centro Tecnológico de Melilla lleva dos meses paralizado, y en los medios de comunicación de Melilla no se ha publicado ni una solo línea, información u opinión, ni sobre lo aparecido, ni sobre la paralización de los obras. La Ley Mordaza impone un cerco de hierro impenetrable.

          La información circula en redes sociales, en blogs, en “petit comité”, o si uno es afortunado y tiene contactos, un pequeño soplo suele ayudar bastante para orientar las indagaciones. Para tranquilidad de “la nomenclatura” diré que hasta El Alminar ya se atreve a acercarse cada vez menos gente. Las consignas de guerra están funcionado: “No vayas allí que te lían.., ten cuidado con acercarte a.., lo manipulan todo.., la verdad nunca está ahí fuera.., se vive mejor entre las paredes de la nomenclatura.., el invierno llega y es frío.., tened cuidado y cerrad todo para que no puedan fisgar..”.

      No da igual. Tenemos todos fotografiado. Existen nuestros gargantas profundas. Hay gente que nos envía cosas a través de mails absolutamente anónimos. Hay paredes que no tienen puertas, casas que no tienen tejado, puertas que no tienen paredes y somos como el agua, siempre nos abrimos paso. Corremos riesgos en busca de nuestros objetivos, nos arrastramos por el lodo si es necesario, o nos subimos a alturas inverosímiles. Hasta ahora la fortuna está de nuestro lado, nos protege y sobre todo, corregimos nuestros errores.

          Volvimos al fuerte de San Miguel para corroborar si lo que había dentro de una de las aspilleras era una bala de cañón y para ello hicimos las fotos más cercanas a nuestro alcance.  Era solo una azada, pero lo que hubiésemos dado por que fuera una bala de cañon. Esta mañana había allí ingenieros topógrafos haciendo sus mediciones, no sabemos con qué fin. Expertos dicen que los cimientos de ese fuerte, son a su vez los de otro fuerte más antiguo. Esos sí serían importantes. No busquen nada de esto fuera de El Alminar.

       Nota: Solo el blog de mi amigo Carlos Esquembri ha publicado algo sobre este extraño asunto: http://surdealboran.blogspot.com.es/2012/06/los-restos-del-fuerte-de-san-miguel.html

El Alminar desde el cielo


        Fotos desde el aire de zonas del casco histórico de Melilla 

       Las contínuas dificultades para fotografiar zonas cerradas, áreas restringidas, obras en las que no se permite el paso, o simplemente para fotografiar las cosas desde otra perspectiva, obliga a una búsqueda constante de nuevos modos de ver aquello que está frente a nosotros y que habitualmente pasa desapercibido.  Asaltar la realidad, mirar en donde otros ha mirado y ver lo que otros no han visto, o simplemente prestar atención a aquello a lo que nadie se la presta.

          Se corren riesgos, no suele gustar este tipo de actividad, y ya se sabe que cuanto más alto es el alminar, más se llama la atención del enemigo. Hace exactamente un año no éramos nada, solo un proyecto, una idea. Un blog más entre cientos de miles. Es mucho lo que nos amenaza, hay maniobras más oscuras de las que nadie imagina en contra de El Alminar. Aquí se escribe todo, con nombre y apellido y a la vista de todos, o del que quiera verlo. Por eso, hemos decidido no sacar nunca a la luz, a aquello que habita en la sombra y cuyo alimento es la oscuridad.

        Hoy colocaremos a la vista de todos, omnes gentes, una serie de fotografíss obtenidas desde el aire.  La vista  del tejado completamente demolido de la Cámara de Comercio, una fotografía de la escalera, único elemento que han decidido proteger en la Comisión de Patrimonio del Ayuntamiento de Melilla, y la vista total de la superficie en donde se va a construir el Centro Tecnológico, para que se aprecie la barbaridad que ha supuesto autorizar, en una zona histórica y arqueológica, un edificio de semejantes características. Una fotografía de la Casa Lafont sin tejado y cuyas pinturas no se sabe si fueron conservadas o no.

         El Alminar es un elemento arquitectónico  alto, pero sus cimientos están en el suelo. No perdemos de vista esa situación, y por es Alminar el nombre de este blog. Mientras sea más y mas poderoso lo que nos protege que lo que nos amenaza, sobreviviremos.  En cualquier caso, nada es eterno y El Alminar tendrá su fin, porque como dice un proverbio árabe: “Incluso el Sol se pone”.  

     Nota: El Alminar se está preparando para una interrupción prácticamente total de su actividad, desde el día 10 de junio, hasta el próximo 10 de julio. Dejamos tras de nosotros un mundo con 600 entradas y más de 3000 comentarios. Para que todo pueda seguir es necesario renovarse de modo constante, aunque a veces esos cambios resulten imperceptibles.

Centro Tecnológico paralizado


      La aparición de restos históricos compromete el Centro Tecnológico

      Las tres grandes obras que se estaban llevando a cabo en Melilla están paralizadas: Hospital nuevo, Edificio Educativo y Centro Tecnológico. Las dos primeras por problemas presupuestarios, la tercera porque nadie comprendió cómo se autorizaba una obra en un  suelo tan sensible desde el punto de vista histórico. Existe un supuesto filtro que es la Comisión de Patrimonio, que debería haber evitado un riesgo así. No se debería haber autorizado esa obra en ese lugar. Toda esa zona debería haber entrado en un Plan Arqueológico de Melilla y dedicarse solo a rehabilitación y excavaciones. Ahora hay un problema grande del que nadie habla y me sigue resultando asombroso, sobre todo, cuando han aparecido los restos de un fuerte español del siglo XVII. Excavar en ese suelo para hacer una carretera de acceso o para realizar cimentaciones o sótanos, solo hace aumentar la posibilidad de seguir hayando más cosas, más importantes, de otros periodos históricos y entones la paralización podría ser definitiva y el fiasco absoluto, porque habría que buscar un nuevo solar para el Centro Tecnológico y convertirían en humo los 120.000€ adicionales del solar expropiado, todavía no sabemos a quién. Van cerrando cada vez más el área, pero todavía hemos podido hacer fotos más cercanas y definidas de la aspillera del viejo fuerte de San Miguel, que como siempre, compartimos en El Alminar.

   Nota: Sigue sin resolverse el problema de la churrería.

La aspillera del fuerte de San Miguel


               Decididamente hay algo que nos guía. Un pequeño soplo, una leve sensación de tener que ir a un sitio preciso. La intuición de que hoy era la última oportunidad. Un día festivo. las guardias suelen estar bajas.  No había hecho fotos nuevas desde el pasado 11 de abril, hace casi un mes. Desde aquella incursión toda ha cambiado. Se ha demarcado la zona con valla metálica. Se han colocado los preceptivos carteles de: “Prohibido el paso a toda persona ajena a la obra”. Sin embargo, en la zona que alguien indicaba en su comentario, como la del “Rastrillo de Espadas”, no habían completado el vallado, entre otras cosas porque están sacando escombros y porque además vive gente, ese es el acceso a una vivienda. No siempre pueden cerrar todo. Están demoliendo un muro y allí existía una  casa que ya derribaron, quizá la expropiada por solo 120.000€, por cierto: ¿A quién se la expropiaron?.

         Sin penetrar en la obra, sin incumplir ningún mandamiento legal, subido a una pequeña montaña de escombros, obtengo las mejores fotografías posibles. Tampoco se puede demorar uno mucho,  porque la red de alerta temprana se activa de modo lento pero total. En cuanto se publiquen las fotografías, el cerrojazo será absoluto. Completarán el vallado, cubrirán con tela la verja para que no se sepa lo que sucede allí dentro. En la parte baja del solar han empezado a colocar pilotes. La obra no se detendrá ante nada. Este muro iba a ser demolido de modo completo, se había declarado de poco o nulo valor histórico. La superposición de materiales no indicaba que existiese un valor específico que indicase el derecho a la protección. Los expertos habían hablado. No esperaban encontrar esa aspillera. Seguimos sin noticias o explicaciones oficiales. En una de las troneras se apreciaba la existencia de una bola de hierro, en la contigüa parecía que también. Las han podido encontrar en los últimos días y las han dejado allí, o quizá ya estaban. 

            Mostramos todo lo que encontramos.   Contamos todo lo que sabemos o nos dejan saber, que no es lo mismo. Tenemos muchas más fotografías. Han destrozado bastante. Mostraremos lo que se hace en otras ciudades. La comparación siempre es en nuestra contra y en detrimento de nuestra historia.

El camino cubierto de San Miguel


          

                  Desde que diésemos la noticia del hallazgo de un muro aspillerado en el solar del futuro Centro Tecnológico, no se ha ofrecido a la ciudadanía de Melilla la más mínima información sobre lo encontrado. No sabemos si lo encontrado compromete el futuro de las obras, si se están haciendo excavaciones o si se ha encontrado cualquier otro tipo de restos. Toda esa zona está muy batida, muy removida por la historia. Los llamados 3er y 4º recintos defensivos fueron vitales para la supervivencia de la ciudad a lo largo de 400 años. Permitieron controlar el espacio colindante, la creación de huertas de donde proveerse de leña, de  víveres, pues estos no siempre llegaban puntualmente de España. Sirvieron también como franja de seguridad y a la larga, resultaron vitales en el asedio de 1775. Si esa zona defensiva, Melilla hubiese caído durante ese asedio como un higo maduro.

          Los fuertes, sus barracones, e incluso sus murallas, entraban dentro de lo que hoy es la Plaza de España, lugar en donde se ubicaba lo que se denominaba como: “Puerta del campo”. Melilla ha contado y cuenta con grandes estudiosos y enamorados de sus recintos defensivos, por lo que sigue extrañando  la ausencia cualquier noticia sobre este hallazgo, o de qué va a ocurrir con él en el futuro. ¿Será necesario un modificado del proyecto del Centro Tecnológico?, ¿ cómo y qué muros van a ser conservados?. Como no hay noticias oficiales, hemos recurrido como siempre a las fuentes oficiosas, que nos han informado de que el muro hallado podría corresponderse con “el camino cubierto del Fuerte de San Miguel”. Estaríamos ante uno de los restos más antiguos de las primitivas construcciones españolas, y que situarían la datación del muro en el siglo XVII. Es de suponer que cuanto más terreno se remueva, podrán ser encontrados más restos.

             Hemos recurrido a viejas fotografías y a la maqueta del Museo Arqueológico de Melilla, para localizar el antiguo fuerte de San Miguel y lo que pudiera ser el resto físico, de su legendario “camino cubierto”, del que hablan algunas fuentes y algunas revistas de la Asociación de Estudios Melillenses. De momento, pese a su importancia, nadie se atreve a confirmar nada ni a avanzar suposición alguna.

         Nota: https://elalminardemelilla.com/2012/04/11/hallazgo-en-el-fuerte-de-san-miguel/

           Summary in english   

                The ancient covered way of San Miguel

      Melilla´s Govermnet  is building a Technological Center in an ancient zone of the city, in the old castle of San Miguel. The ancient castle was building in the sixteenth Century. This castle was the border between the spanish city and the moroccan field up to the 19th century. In this zone there were vegetable gardens and also there were many battles between spanish soldiers and ancients morocains warriors for four centuries. On having initiated the excavations for the foundation of the new building, it has appeared this rest of wall, of the forgotten covered way of San Miguel. It has been a surprise because they all were thinking that the old castle was dessapeared completely.

        Note: http://www.syler.com/SiegeWarfare/outside/glacis.html

Hallazgo en el fuerte de San Miguel


        

            Alerta por la presencia de una aspillera imprevista

     La ubicación del futuro Centro Tecnológico en ese solar, junto al Hotel Ánfora, y en la antigua ubicación del fuerte de San Miguel era y es muy comprometida. Sé que se han realizado numerosas catas arqueológicas, sé de la eficacia del arqueólgo jefe de Melilla, Manuel Aragón. También se sabe que están muy presionados, porque detener o paralizar la obra del Centro tecnológico es algo muy comprometido. Las catas llevadas a cabo sobre la superficie principal y más elevada resultaron negativas, porque en esa zona, la del Cuartel de Aviación, el terreno estaba ya removido, explanado y la cimentación era moderna.  Aun así y con todas las precauciones que se quiera, en un solar del cerro o fuerte de San Miguel, estribaciones de la alcazaba árabe de Melilla, el riesgo es muy elevado.

           Los muros son reutilizados, no siempre se  efectua la demolición de lo anterior, sino que se revisten los muros con cemento o ladrillo, se enfoscan y luego la historia y el paso del tiempo hace olvidar lo que había dentro, como ocurrió con el aljibe de la Escuela de Hostelería ( historia que prometo contar y ya avanzo que no es de origen  español).

           Hace apenas unos años, un hallazgo como este, de piedras españolas (la factura de la aspillera parece igual que la del baluarte de San José), hubiese hecho saltar los titulares y las noticias. Sin embargo, en las actuales circunstancias, el hermetismo es total. Las piedras españolas ya no venden. Por mucho que se empeñen, no pueden hallar nada español anterior a 1496/97 y de ahí hasta el siglo VIII, todo es árabe. Ni Melilla era hispana en el siglo III, ni el neolítico melillense es ibérico.

          El caso es que ya hay preocupación y miedo, porque ya están avisadas las autoridades del Ministerio de Cultura. En esa zona ya es precisa una excavación, hasta el fondo, y quizá se encuentre lo que no se buscaba, que era nada. Si lo descubierto se considera de interés, entonces habrá que conservarlo, después del estudio del área. Quizá puedan detenerse las obras en ese punto, o se hará preciso un modificado del proyecto original, y entonces ya no cuadrarán ni las cuentas, ni los plazos.

          Esa zona es susceptible de encontrarse cualquier cosa. En ese punto ha pasado y ha sucedido de todo. Por allí hubo guerras, batallas, enterramientos, arrastres de los ríos que corrían por la zona. Puede haber materiales de todo tipo. Lo extraño sería, que como siempre, en Melilla no se encontrara nada.

        Nota: Tenemos todo fotografiado, para ver el antes y el después. No hemos querido publicar nada antes de tiempo, pero vigilábamos la zona. Esta mañana alguien alertó a El Alminar de Melilla. Ahora ya todos lo ven.