Archivo de la etiqueta: Simi Chocrón

El Yennayer en el calendario melillense


                    La celebración de año nuevo Amazigh concluye con éxito

                              El Yennayer es el primer día del calendario agrario del pueblo bereber, tradicionales pobladores de norte de África. Coincide con el 12 de enero de calendario romano y se utilizó como punto de partido para su cómputo la fecha en la que el bereber Sheshong accediera al trono como faraón de Egipto. A diferencia de otros calendarios, como el islámico o del hebreo, se trata de un calendario solar, por lo que su celebración no presenta variaciones.

                    En una semana convulsa, en la que pareció ponerse en peligro la cohesión del Gobierno de Melilla, surgió la Viceconsejera del Mayor Fatima Mohamed Kaddur,  con una propuesta inédita, la de incluir esta conmemoración en el calendario de celebraciones de “los mayores melillenses”, algo que no se le había ocurrido a ningún gobierno anterior, tras dos décadas de multiculturalismo oficial, que contaba hasta con un Instituto de las Culturas.

             Hasta la fecha los almuerzos oficiales de la Viceconsejería incluían San Valentín, la comida de Navidad y la del Día del Mayor, pero no incluía nada relacionado con las segunda comunidad mayoritaria de la ciudad. A partir de ahora, y tras la acertada y urgente decisión tomada en esta misma semana por la viceconsejera Fatima Mohamed, esta celebración quedará ya incluida en el calendario oficial de actividades de la Ciudad de Melilla.

             Aunque no es muy conocida su biografía, Fatima Mohamed es una de las diputadas con más experiencia del grupo cepemista de Melilla, pues fue concejala de Festejos en Ginés, localidad del Aljarafe sevillano, entre 2003 y 2011, por el Partido Popular, formación que abandonó en 2010 tras posicionarse Mariano Rajoy, entonces Presidente del Gobierno, en contra del uso del hijab en los colegios. Hasta la finalización de su mandato municipal, se mantuvo en el grupo mixto junto al PSOE e Izquierda Unida.

                La rápida decisión de la Viceconsejería, tomada en esta misma semana, y cuando ya el Partido Popular empezaba a abrir brecha, tras la comparecencia en la ciudad de la también rifeña Zoubida Boughaba, activista radical contra el uso del velo islámico, ha conseguido que las aguas políticas vuelvan a su cauce. No se ha tratado de una actividad paralela, ni de un intento de solapar las actividades de la Consejería de Cultura, como pretendía la oposición, sino de una actividad novedosa y quizá complementaria, que se mantendrá a lo largo de los próximos años.

                   La presencia del presidente de la Comunidad Judía de Melilla Jaime Azancot, junto con esposa, Simi Chocrón, que fuera Consejera de Cultura de Melilla a lo largo de una década, ha supuesto un importante espaldarazo a esta nueva actividad, en la que el protagonismo correspondió únicamente a los mayores y a las comunidades melillenses, y que también incluía a la comunidad hindú y gitana.

                   No hay camino para la multiculturalidad, sino que es el único camino posible. Con respeto, con tolerancia, con conocimiento y sobre todo, con convivencia.

La Consejera de Cultura frente a La Justicia


                      La Consejera Simi Chocrón y un error de libro

               Nunca me gustó el ejemplo escrito en La Biblia sobre cómo resolvió el Rey Salomón el conflicto sobre el hijo que se atribuían dos mujeres, porque la decisión de Salomón fue absolutamente injusta y desquiciada. Si el asunto se resolvió bien, fue porque la victima, la verdadera madre del niño, ofreció la renuncia de sus derechos, antes que perder la vida de su hijo. La justicia nunca puede buscar la equidistancia entre la víctima y el agresor, o buscar una posición intermedia entre el Poder y la Ciudadanía, cosa que hace muchas veces. Decía Trasímaco en los “Diálogos de Platón”, que: la Justicia era el interés del poderoso frente al débil”, y muchas veces  ocurre, que los débiles, o sea, casi toda la ciudadanía, tiene inferiores medios de defensa, sencillamente porque no tiene a su alcance los recursos económicos de los poderosos, para sostener su defensa, por lo que no puede hacer resplandecer la justicia.

             El tercer Poder del Estado, debe actuar ya como tal y empezar realizar una labor ejemplarizante, con los políticos que exceden el mandato delegado por los ciudadanos/as, y apartarlos de la vida política con sus sentencias. Suele suceder que en una vida política de dislates y de excesos en la acción de gobierno, se cae por lo más tonto, por algo que ni siquiera estaba destinado a convertirse en la piedra que hace tropezar. Hemos visto cómo se ha apartado a los tres últimos alcaldes de Melilla, por errores ridículos, sobre todo el del socialista Gonzalo Hernández. Los otros dos fueron Ignacio Velázquez (cuya condena resulta desproporcionada) y Enrique Palacios (víctima de los que buscaban el poder a toda costa.

             Ocurre también, aunque no siempre, que de la misma manera en que se llega o accede al Poder, se sale de él y quizá, quienes buscaron entre los pasillos de la justicia, el modo de deshacerse del adversario político, encuentra en esos mismos lugares, la misma respuesta y el mismo camino de salida. Como se dice en la obra de El Perro del Hortelano, de Lope de Vega, sobre los pasillos de La Corte: “Tapices tienen oídos y paredes tienen lengua”.

                                              Melilla y su Judaísmo

                 El error de un libro y un error de libro. El libro es un error, porque es un burdo recorta y pega de uno anterior elaborado durante el mandato de Ignacio Velázquez, del que se modificaron fotografías y nombres no deseados (en la inmortal técnica del camarada Stalin), para sustituirlos por los de la nueva Corte Imperial de Melilla.

                En cuanto al aspecto administrativo y judicial, creo que se trata de un “error de libro”, de los llamados también de manual.  Si todo pinta como nos lo ha contado el diputado socialista Dionisio Muñoz, parte denunciante, la Consejera de Cultura de Melilla, Simi Chocrón, tiene de tiempo en la política, lo que se tarde en dictar sentencia. Si esto sucede así, Dionisio Muñoz se habrá convertido en el nuevo David de la política melillense.  Me reitero, es un error de libro.

        Notas: (1) https://elalminardemelilla.com/2012/05/11/el-misterio-de-los-libros-perdidos/. (2) https://elalminardemelilla.com/2012/05/18/stalin-el-regreso-2/

La Comisión de Patrimonio de Melilla


      La Comisión de Patrimonio y la senda Berlusconi
 Enrique Delgado ( Melilla Hoy y El Faro, 22/07/2010)

        La “senda Berlusconi”, Il Cavaliere, (Primer Ministro de Italia), consiste en modificar cuantas leyes o reglamentos sean necesarios y que entorpezcan la acción despótica de su gobierno, aunque esa es la primera motivación. La segunda consiste en cegar a la oposición política e impedir la libre difusión de las opiniones discrepantes y la publicación y circulación de las mismas.
Melilla camina en esta senda desde hace mucho tiempo, y lo sucedido en relación con la Comisión de Patrimonio del Ayuntamiento de Melilla es gravísimo, porque el reglamento ha sido modificado no para mejorar su funcionamiento, sino para eliminar a las dos voces discrepantes existentes en el mismo.
La eliminación del Colegio de Arquitectos es injustificable, porque si alguien entiende de normas urbanísticas, de normas de construcción y de todos lo relacionado con la edificación son ellos, por tanto la eliminación de esa representación sólo busca el que la acción de La Consejería de Fomento ya no tenga control alguno y si hay un reglamento o una norma urbanística que deba ser respetada para alguna de las dudosas acciones edificativas de La Consejería, pues se elimina o se emite un decreto que permita saltársela.
Y llegado a este punto voy a hacer una predicción: “El Cine Nacional fue demolido estando catalogado como Bien de Interés Cultural a proteger en los elementos modernistas todavía existentes en su interior”. Las obras están en su fase de finalización y todavía no se ha autorizado la demolición del interior del Cine. Bien, una de las acciones de la mutilada Comisión de Patrimonio, será, en este mes de agosto, la autorización de la demolición del interior, por carecer de valor el resto modernista del interior del Cine y auguro que no habrá ningún voto en contra.
Pero más grave y realmente preocupante es la eliminación de la representación del Gobierno, porque supone dejar sin voz ni voto al Estado, al Gobierno de España. Algo así merecería que el Gobierno suprimiese cualquier colaboración con el Gobierno Local y la paralización de fondos y programas relacionados con la cultura en nuestra ciudad y hay que tener en cuanta que las rehabilitaciones destructivas que se realizan en Melilla la Vieja se hacen con fondos del Plan E o que el Plan de embellecimiento de la Ciudad Vieja se lleva a cabo con fondos del Ministerio de Cultura.
La Delegación de Gobierno presentará un recurso, imagino, desde la Abogacía del Estado y afirmo, que esta será la verdadera piedra de toque para ver el grado de independencia de La Justicia en Melilla con respecto al Poder político. La presentación del recurso por parte de La Delegación del Gobierno, debería llevar aparejada una acción judicial que suspendiese de modo cautelar la reforma presuntamente ilegal, realizada por la Ciudad Autónoma de Melilla.
Berlusconi intentó todo tipo de acciones para restringir la libertad de expresión, para impedir la difusión de escuchas legales ordenadas por La Justicia. Intentó cambiar la Ley electoral, dotarse de blindaje legal que impidiese cualquier investigación sobre él, intentó restringir el campo de investigaciones judiciales, pero afortunadamente, La Justicia Italiana es muy potente y los nombres del Juez Falcone y de Borselino dicen mucho en Italia. También la tradición de Libertad de Expresión italiana es muy poderosa frente a cualquier intento de manipulación y ley mordaza. Por cierto: ¿ Por qué no se dedica una calle en Melilla al Juez Falcone, inmarchitable ejemplo de lo que es un verdadero servidor del Estado?.

          Finalizo con un proverbio árabe que dice: “Incluso el Sol se pone”.

PD: En los comentarios explicaré qué ocurrió, para que no queden dudas.