Archivo diario: 13 enero, 2015

Crono en Melilla, ¿dios o demonio?


                                   

 En los anillos de Saturno

           Crono, el titán hijo de Urano y de la Madre Tierra, fue destronado por su hijo Zeus y arrojado al Tártaro (lugar del infierno), del que era su guardián y también su rey. Como hijo de dioses tenía la condición de dios, pero como habitante y señor de una determinada zona del averno era considerado como un demonio. La representación correcta de Crono le hace portador de una hoz en su mano izquierda y un cuervo sobre su hombro. Como dios era temible y como demonio o señor del Tártaro, aún mas. En el Panteón romano fue conocido como Saturno, y tenía dedicadas unas fiestas a las que llamaban saturnales, y que se celebraban en diciembre. El pintor español Francisco de Goya le dedicaría un gran cuadro al que llamó  “Saturno devorando a sus hijos”, uno de los hechos más célebres de este dios endemoniado.

                 Como conjunto escultórico, supuéstamente representativo de la ciudad resulta incomprensible, y más difícil de interpretar aún el silencio en torno a ella.  Si mañana se intentase retirar la estatua de Franco nuevamente, o se pidiese la demolición del “monumento filo nazi” de la Plaza de los Héroes de España, tendríamos un considerable debate en la ciudad, con aguerridos defensores y cada vez más cansados detractores. Pero en torno a la instalación de la estatua del dios/demonio de Crono se ha hecho el vacío más absoluto. Nadie opina, nadie sabe.

          Que sepamos nadie ha pedido esa estatua que no representa a ninguna comunidad melillense (judíos y musulmanes no admiten representaciones de figuras humanas), y en cuanto a los cristianos nada puede decirles una divinidad pagana ya extinta. No tiene sentido ni siquiera para los ateos, o para los agnósticos. Es un monstruo en actitud amedrentadora.

                                                Las sombras de Crono

             Un palo hincado en el suelo, con la orientación correcta puede ser de hecho un reloj de sol. En cualquier tienda de recuerdos de la península se vende losetas para utilizar como relojes de sol en las casas. Se instalan en posición vertical sin que nada les haga sombra y por 12€ se sabe la hora solar. El reloj de sol instalada detrás de la estatua de Crono tiene un problema y es que durante las dos primeras horas del día se proyecta encima la sombra de la torre del Reloj de la antigua Cruz Roja, hoy Consejería de Hacienda. Hasta las 10 de la mañana no da la hora. También hemos podido comprobar que una hora antes de la puesta del Astro Rey, el reloj tiene encima la sombra del edificio de los sindicatos, pues en invierno el Sol se pone por detrás del Cerro de Camellos, en esa posición, la de la plaza del 1º de Mayo. Son las viejas manías de un conocido monarca, el salir siempre por el Este y ocultarse por el Oeste.  Hoy  13 de enero,  el día de crono, el Sol ha salido a las 08h 37 de la mañana y se ha puesto a las 18h 10. Una hora después del alba y una hora antes del ocaso allí no había más que sombras.

          Ocurre además que la superficie que marca las horas debe ser plana y estar en un plano perpendicular con respecto al estilete, o aguja que proyecta la sombra, para que ésta se proyecte en la mayor longitud posible sobre la superficie. Al estar la presente en un plano curvo y ondulado, la línea de sombra apenas se dibuja sobre la parte superior, con lo que es hasta difícil de ver, como puede apreciarse en la fotografía, hecha a medio día. El reloj de sol está mal planteado y mal instalado. Este no era su lugar.

                                         ¿En clave masónica?

        Sería este el único sentido que se le podría buscar, tras el artículo aportado por Uno de Melilla a una entrada anterior. Algunas logias masónicas siguen conmemorando las antiguas fiestas saturnales. Observado con atención, el estilete no es similar a los que se utilizan comúnmente en los relojes de sol. Parece más bien el compás masónico. En cuanto al apoyo de las superficies del reloj de sol,  se sustenta  sobre círculos (otro signo masónico) y no sobre patas u otro tipo de apoyo.

         Lo más llamativo de todo esto es el silencio que rodea este monumento, su instalación un día 13, sábado (día de saturno), a las 13 horas y la rapidez con que el hecho fue recogido por un blog francés, el día 15, muy atento por lo que se ve a los movimientos de los círculos de la masonería.

          Nota: http://www.verdadypaciencia.com/article-melilla-el-significado-esoterico-de-inauguracion-de-la-deidad-cronos-125219208.html

Anuncios