Archivo diario: 19 enero, 2015

Cormoranes en Melilla


 Los cormoranes anidan en el peñón rocoso de Melilla

           Sus negras siluetas son visibles desde hace meses en el peñón rocoso de Melilla La Vieja, por debajo del Baluarte de La Concepción. En una ciudad a la que se le ponen tantas dificultades a la naturaleza, es un hecho a celebrar que una especie nueva, la del cormorán, anide entre las rocas calcáreas de Melilla. Ya lo dice el refrán: por San Antón, toda ave pon. Según nos cuenta uno de los especialistas de Guelaya,  Manolo Tapia, una de las aves está anillada en Estonia, en observación realizada por Diego Jerez.

              Esta especie de ave acuática, es una de las más extendidas del planeta y viven tanto en agua salada como dulce. Sus plumas no son completamente impermeables, por lo que aumenta de peso al mojarse y pueden llegar a hundirse hasta 10 metros en busca de peces con los que alimentarse. Su nombre científico es Phalacrocorax, aunque nosotros las conoces como cormoranes. Tiene muchas subespecies, aunque esta colonia que ha anidado en Melilla es la del  Cormorán grande (Phalacrocorax carbo). El cambio climático está produciendo cambios en la vida de los animales, y el cormorán, que era una especie migratoria, , está ya estableciendo colonias fijas en determinados puntos, tanto de costa como interiores, incluidos los  embalses, siempre y cuando tenga pescado abundante del que alimentarse.