El ruido y la crispación política


De Pussy Riot a los titiriteros de Madrid

    En el año 2012, las  democracias occidentales se estremecían y alzaban coléricas contra la Rusia de Vladimir Putin, porque se había encarcelado y condenado a las integrantes del grupo de roqueras rusas Pussy Riot, porque dentro de la catedral de Cristo Salvador de Moscú, habían entonado un canción irónica en contra del Presidente de Rusia. A modo de oración proclamaban: “Madre de Dios, líbranos de Putin”. En la canción denunciaban la connivencia de la Iglesia Ortodoxa de Rusia, al menos de la alta jerarquía, con los excesos autoritarios del presidente Putin. Se proclamó a los cuatro vientos de Occidente que en una democracia no se puede encarcelar a artistas. Esto es verdad y también vale para España.

           En aquella ocasión se esgrimieron los delitos más duros contra ellas, como es el de ofensas a la Iglesia Ortodoxa Rusa. El hecho de votar no otorga la categoría de democracia a un régimen autoritario, o a un Estado en el que gobierna las oligarquías, y en el que las empresas y sectores económicos estatales de la Unión Soviética pasaron,  en uno de los procesos más turbios posibles, a manos privadas, y de personajes de nula condición democrática. Lo que sí es un indicador de alarma del empobrecimiento de la  calidad democrática, es la detención y encarcelamiento de artistas. Lo ocurrido en Madrid, con la Ley en la mano, es un exceso de rigor judicial, que luego no se ve emplear contra los maltratadores de mujeres, contra los pederastas o contra los saqueadores del Estado. Para estos tres últimos grupos están todas las garantías procesales posibles. 

              El manual de la crispación política y social

        La derecha española, cuando no gobierna o está a punto de perder el Poder, agita la sociedad hasta extremos de confrontación, a través de sus medios de propaganda, utilizando todos los medios de presión de los sectores económicos y políticos dominantes. Cualquier cosa con tal de no alejarse del poder, esconder el debate de la corrupción de su partido principal, el PP, o hacer caer al Gobierno cuando no son ellos los que lo ocupan.

             Títeres desde Abajo y su obra “La bruja y don Cristobal”, pasarán a la historia del absurdo español, en el concepto del dramaturgo Fernando Arrabal, o del esperpento, según Valle Inclán. Se ha creado un estado de opinión y de tensión, entre quienes no han visto la obra y sin embargo todo el mundo opina sobre ella.  En una de sus últimos libros, Santiago Carrillo, analizó la estrategia de la crispación por parte de la derecha española, a lo largo de todo el siglo XX. En la etapa actual, menciona los nombres de Aznar, Rajoy, Esperanza Aguirre. Tienen otros muchos personajes muy agresivos, instalados en los medios de comunicación de masas, forjadores de opinión, que siembran la crispación social con su gasolina mediática. Es imposible opinar o intentar averiguar la verdad de lo sucedido, la características reales de la obra de títeres, sin ser objeto de frases agresivas y cavernarias.

         La crispación es una estrategia de la derecha política española, tendente siempre a un mismo fin, conservar el poder o alcanzarlo de cualquier modo.

         Notas:http://titeresdesdeabajo.blogspot.com.es/;

                    https://labrujaydoncristobal.wordpress.com/

Anuncios

18 Respuestas a “El ruido y la crispación política

  1. Que se hable con conocimiento de causa. Aquí están los enlaces a las dos páginas web de este grupo de titiriteros. En uno de ellos explican de qué trata la obra “La bruja y don cristobal”.

  2. Una norma fundamental revolucionaria es no caer nunca en el juego y las provocaciones de la derecha. Es solo un bote de humo y lo están haciendo pasar por un incendio.

    • ¿Y hacer como si no pasase nada? Es gravísimo lo que ha sucedido, que por un bote de humo como tú dices, dos hombres hayan estado cinco días en prisión incomunicada sin fianza y estén acusados de terrorismo. Atribuyéndole a la obra una intencionalidad que no se ve por ninguna parte.
      Una muestra del retroceso en derechos a que estamos llegando que es necesario denunciar.

  3. La verdad no interesa, el caso es tener algo con qué darle a la “bruja” Carmena. La misma obra se representó en Granada el 29 de enero, y no hubo ninguna denuncia ni hay ninguna petición de dimisión.
    Hoy mismo otro escándalo del PP madrileño; un pederasta confeso en la calle; Pujol en la calle, y una larga lista. Y dos titiriteros acusados de “terroristas”. Esperpento total.
    La ficción que representaban hecha realidad, víctimas de lo mismo que denunciaban.

  4. Van elevando la crispación y la tensión social de modo gradual. En cuanto intuyan, o huelan que es posible un gobierno alternativo, convertirán la situación en muy peligrosa.

  5. Hay que seguir, no caer en su juego. El mayor provocador conocido es el Ministro del Interior. Su poder desestabilizador es inmenso.
    http://www.eldiario.es/politica/FDiaz-Carmena-vuelto-palabras-ETA_0_483302277.html

  6. Y luego está el otro esperpento, el de que no es para niños/as. Cuando los niños/as están hartos de ver violencia no sólo en la ficción, en el día a día.
    ¿Cómo proteger a los niños/as de un país donde un ministró católico y otras autoridades aprueban y proclaman que es legítimo tirar pelotazos a quienes se están ahogando en el mar y dejar que mueran? Eso sí que es peligroso, nada bueno puede salir de esas siembras.

  7. La derecha española es muy desestabilizadora, agresiva y provocadora.

  8. Y me lo acaba de recordar la prensa. Esta semana también el derecho a huelga en el banquillo. ¿No hacemos caso de esta “provocación”, Revolución?

  9. Las agresiones hay que combatirlas, en las provocaciones no se cae. Este absurdo de los titiriteros es una provocación de manual. Hay que sacarlos del Poder.

  10. A ver, Revolución, el absurdo y el ruido que están montando con los titiriteros tapa lo verdaderamente grave, la restricción de derechos fundamentales.

  11. El diablo puede tomar cualquier nombre, pues ya lo dice la cita evangélica: “Mi nombre es legión, porque somos muchos”. Entre la lista de los nombres más conocidos y divulgados, no se encuentra el de Marcelo.

  12. Suele tener gusto por los nombres muy raros.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s