El deterioro de las Torres V Centenario


La caída de una barandilla, clausura el acceso a los balcones

            El suceso se produjo el pasado viernes y ha pasado desapercibido. La caída de una parte de la barandilla metálica de la segunda planta de la Torre norte, la del Ministerio de Justicia, ha hecho que se clausure e impide el acceso a los balcones de ambas Torres, tanto la referida, como la sur, la que concentra a los servicios de la Administración del Estado, mayoritariamente perteneciente a la Agencia Tributaria y al Ministerio de Hacienda.

                El revestimiento metálico de  ambos edificios está completamente corroído y en muy mal estado. Hace unos meses tuvo que ser desmontado toda la estructura metálica del ascensor panorámico, que nunca llegó a funcionar. Las Torres del V Centenario fueron concebidas como un proyecto faraónico durante el mandato de Ignacio Velázquez (1991_1998), y nunca llegaron a alcanzar el objetivo pretendido. El Consocio V Centenario, encargado de la explotación de los edificios, se salvó de la quiebra gracias  a la venta forzada de las plantas de ambas torres, a los distintos organismo de la Administración del Estado. Toda la estructura metálica está muy dañada y corroída. Las barandillas de los balcones de la Torre norte están en peor estado que los de la sur. Las persianas o parasoles, instaladas sobre la fachada también se han desprendido en algunos sectores. La mayor parte de la techumbre metálica del los aparcamientos también ha tenido que ser desmontada. Se han caído a causa de los vendavales y también por la corrosión de las fijaciones en el suelo.

                 El platillo giratorio de la zona superior, que nunca ha girado,  se diseñó como restaurante y zona de ocio. Nunca tuvo esa función y ahora está ocupado por el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo. Tiene fuertes goteras y entradas de agua en época de lluvia. El conjunto de los edificios, diseñados para conmemorar el V Centenario de la conquista de Melilla, y pensados para llegar al menos hasta el próximo centenario (2097), no alcanzará ni siquiera la mitad del presente siglo. En no más de una década habrá que plantearse el abandono total de las Torres, una de las peores obras públcias de la historia de Melilla.

            Nota:https://elalminardemelilla.com/2014/09/29/el-fin-del-ascensor-panoramico/

Anuncios

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s