Archivo de la etiqueta: angel de canjayar

El Lignum Crucis


 

         La reliquia del Lignum Crucis es la más importante de toda la cristiandad. Su hallazgo se debe a Helena, mujer grande entre las grandes, esposa del emperador romano Constancio Cloro y madre de Constantino, fundador de Constantinopla, en el lugar de la antigua villa griega de Bizancio.

          Nunca sabremos si Constantino se bautizó o no, tras la declaración del cristianismo como religión oficial del Imperio Romano en 313. Lo que sí sabemos es que Flavia Julia Helena, tras una serie de visiones, decidió marchar en peregrinación a Jerusalén, en donde inició una campaña de excavaciones para identificar los lugares de la Pasión de Jesucristo, perdidos tras tres siglos de destrucciones y olvidos. Por este hecho se la considera la fundadora de la arqueología.

              Una nueva visión, ya en la ciudad de Jerusalén, en la que se  le apareció un comerciante de incienso, le indicó el lugar en donde aparecerían las tres cruces del Gólgota, tanto la del propio Jesucristo, como la de los dos ladrones, Dimas y Gestas. Las cruces fueron halladas en una antigua bodega o almacén, enterrado bajo el suelo de la ciudad del siglo IV. Aquí se inicia la leyenda de la reliquia del Lignum Crucis, en el mes de mayo de 327. Por este motivo la Iglesia Ortodoxa conmemora la festividad de Santa Helena el 21 de mayo de cada año, mientras que la Iglesia Católica lo hace el 18 de agosto. En cualquier caso es santa para ambas iglesias.

              Aunque una historia espuria afirma que los trozos y astillas de la Vera Cruz darían para formar un bosque, la realidad es que los auténticos fragmentos y reliquias están muy localizados. La santa cruz encontrada por Helena fue dividida allí mismo. Uno de los fragmentos grandes se quedó en Jerusalén y  el otro fue llevado por la propia emperatriz y acabaría siendo venerado en la futura Constantinopla. De estos fragmentos se sacarían astillas y pequeños pedazos, que serían repartidos por el resto de iglesias.

               En 614 el emperador persa Cosroes II conquistó Jerusalén y se hizo con el fragmento del Lignum Crucis que se encontraba en la ciudad. La reliquia volvió a la ciudad tras la reconquista bizantina y vuelta a desaparecer tras la victoria de Saladino sobre los cruzados tras la batalla de los Cuernos de Hattin en 1187. El otro gran fragmento de la Vera Cruz desapareció tras la caída de Bizancio en 1453. Desde entonces solo quedan pequeños fragmentos, de los cuales el más grande de Europa se encuentra en Santo Toribio de Liébana, y múltiples astillas. Las que hay son las que son.

                                            El Lignum Crucis y El Alminar

                 En Canjayar (Almería), existe una iglesia que posee un relicario conocido como “la cruz del voto”, que contiene al menos 42 reliquias de Tierra Santa, y que apareció por primera vez en 1611, escondida entre los muros del baptisterio. Una de esas reliquias es una astilla del Lignum Crucis. El hallazgo se produjo tras una serie de visiones del entonces capellán Juan Matías de Peralta. Hay un hecho común y es que la reliquia de la Vera Cruz está siempre asociada a visiones.

                El día 1º del año 2011, acudimos a la villa de Canjayar atraídos por la celebración del Año Jubilar en la localidad y conocimos la historia de este relicario y su ángel portador, que se convertiría en la imagen del Alminar de Melilla en mayo, mes de su creación, por eso decimos que: “antes de que existiera el Alminar, ya era”.

                       Ahora, en el año 7º desde la creación del Alminar, podemos compartir la imagen de un relicario Lignum Crucis, cerrando así lo que podemos considerar un ciclo, que se inició en 2011. Ahora y en el tiempo forzoso de detención de la actividad del blog, que se abre a partir de mañana, consideramos que lo mejor que podemos compartir es esta imagen.

                         Nunca estuvimos ni estaremos tan cerca. Gracias a los que nos han permitido estar cerca de él. Normalmente estas reliquias se ven dentro de relicarios como el de La Cruz del voto de Canjayar, y se veneran a distancia. Ahora ya preside al Alminar y a su comunidad.

 

 

Anuncios

El ángel de Canjayar


 

                                      Templo parroquial de la Santa Cruz de Canjayar

          Es la imagen del Alminar desde su creación en mayo de 2011. No habíamos regresado al templo del la Santa Cruz del Voto de Canjayar desde el 1 de enero de ese año, que fue el del Jubileo de la Santa Cruz del Voto, aparecida entre los muros de la primitiva iglesia, tras la finalización de la última sublevación de los moriscos de La Alpujarra, que culminó con la expulsión total de la población morisca de la zona, hacia el norte de Marruecos.

                  La santa Cruz del Voto es en realidad un pequeño relicario, probablemente depositada en la desaparecida iglesia por algún lugareño, tras su  peregrinación a Tierra Santa, o también llevada por algún caballero que participara en la conquista del Reino de Granada o en la guerra contra los moriscos de principios del siglo XVI. Nada es seguro salvo la fecha de su aparición, el 19 de abril de 1611, haya ya 4 siglos.

                    El párroco, Juan Matías de Peralta, veía todas las noches una procesión de ángeles que portaban la cruz por el interior de la iglesia, entrando y saliendo por el mismo lugar, el baptisterio del templo. Sorprendido por la insólita procesión, se decidió a excavar en la pared, y allí en una pequeña urna, se encontró el relicario de la Santa Cruz. La porta un ángel en el camarín del altar mayor, en recuerdo de aquella celestial procesión. La imagen original del ángel, desapareció durante los incendios de todas las iglesias de “La Alpujarra almeriense”, a partir de julio de 1936. La cuadrilla incendiaria procedente de Alhama de Almería, redujo a cenizas todo el patrimonio eclesiástico de la comarca, tras la sublevación del Ejército de África en julio de ese año. Fue la segunda ocasión en la que el relicario de la Santa Cruz tuvo que ser escondido de la furia iconoclasta, aunque por motivos muy diferentes al de los moriscos alpujarreños.

                   Han pasado 6 años desde la primera visita a la parroquia de la Santa Cruz de Canjayar, en el primer día del año jubilar de 2011. La de este año, en los últimos días del año 2017, renueva la peregrinación al lugar en el que se encuentra al ángel que es imagen y símbolo del Alminar durante 11 meses del año, salvo en el periodo de Adviento. Aquel primer encuentro fue casual, y este segundo también. No estaba previsto el primer encuentro, y en aquella ocasión nos abrieron la iglesia ex profeso. En esta ocasión sí estaba abierta, pero la parada en Canjayar fue casual, aunque providencial. Acabamos el año con nuestra imagen de cabecera, la que nos representa, y que volvemos a compartir con todos y todas.

         Nota:https://elalminardemelilla.com/2012/08/10/la-imagen-del-alminar-de-melilla/

 

La imagen del Alminar de Melilla


                    El ángel de la Cruz del voto de Canjayar

        El año 2011, el día 7 de agosto, interrumpimos la publicación de noticias, entradas y comentarios en El Alminar de Melilla. Llegábamos al ecuador de la estación estival, que no del Alminar. A lo largo de todo este tiempo hemos cambiado con cierta asiduidad la cabecera del blog, sin embargo hay una imagen que es la más representativa del Alminar, con la que yo me siento más identificado, y con la que más identifican este blog, todos aquellos que lo siguen desde el principio, que algunos hay. Se trata de la imagen del ángel de la Cruz del voto de Canjayar.

        Canjayar es una localidad de La Alpujarra de Almería, de fundaciòn neolítica, de hondas raíces históricas y que fue cabeza de comarca durante los 8 siglos de dominación musulmana en el sur de España.  Tras la conquista del Reino Nazarí y durante un tiempo, convivió la población morisca y la de los repobladores cristianos, hasta que la sublevación de “los moriscos del Reino de Granada”, puso fin a toda presencia musulmana y a la pervivencia de cualquier faceta de su cultura. Desde los inicios del siglo XVII, la cultura religión cristiana y todo su abanico cultural se asentó de modo definitivo en la comarca.

                                La Santa Cruz del voto de Canjayar

         La sublevación morisca, consecuencia del progresivo endurecimiento de sus condiciones de vida y de la política de asimilación cultural llevada a cabo por los Reyes de España, trajo consigo una guerra, la de Las Alpujarras. Las Capitulaciones de Granada habían quedado en papel mojado y la población morisca se vió forzada a una sublevación desesperada. En Canjayar, los moriscos prendieron fuego a la primitiva iglesia y que antes había sido mezquita. Nadie sabe quién, escondió entre los muros del nuevo templo la llamada Cruz del voto de Canjayar, una cruz de madera de 20 cms. por 15,5 cms., que dispone de 42 alvéolos en donde se guardan pequeñas piedras y reliquias traidas desde Palestina, probablmente por un peregrino o un antiguo caballero cruzado. Se trataba de salvarla de la ira de la sublevación morisca.

         Pasados los años y la guerra, la población de la villa había cambiado y ya nadie se acordaba de la antigua Cruz. En 1611, el sacristán de Canjayar Juan Matias Peralta y a lo largo de varios días, tuvo unas extrañas y constantes visiones en las que un ángel  le señalaba un muro de la nueva iglesia. El sacristán decidió abrir la pared, y allí dentro, en una pequeña cavidad, estaba  escondida la Cruz del Voto de Canjayar y sus 42 reliquias. Esto sucedió el 19 de abril de 1911. Desde entonces y en recuerdo de la aparición, los canjilones celebran una procesión ritual el mismo día, salvo cuando coincide con la Semana Santa.

          En 1958 se incorporó a las 42 reliquias de la Cruz del Voto, un pequeño pedazo de Lignum Crucis, o reliquia de la Vera Cruz, que a su vez había sido propiedad del obispo de Almería Diego Ventaja Millán, asesinado en una rambla de la cercana población de Vicar. El ángel que porta la  Cruz tampoco es el original, pues cuentan los canjilones que un vecino de una localidad próxima, Alhama de Almería, la compró a modo de rescate y al final le prendió fuego en 1936, sin embargo, la cruz había sido nuevamente escondida por los vecinos del pueblo y volvió a salvarse.

                                   La desconexión estival

           Casi en la misma fecha, casi con las mismas entradas subidas (12/11), pero en una situación absolutamente diferente, desconectamos El Alminar. Es necesario y además ha concluido una etapa larga de consolidación y crecimiento.  El año pasado tuvimos 18oo visitas en todo el mes de agosto, y solo en los diez primeros días del presente mes, El Alminar registra 7000 visitas.

         Uno no marca el final de las etapas, que pueden durar los mismo dos meses que cinco días o un año completo. Decidimos cuando empezar una cosa, pero no somos tan libres en lo que atañe a su final. El futuro próximo es muy incierto e impredecible. El otoño casi inminente y el  año próximo van a ser duros, aunque de hecho el presente lo  lleva siendo desde hace tiempo para mucha gente, aunque Melilla siga viviendo de espaldas a la realidad, que más temprano que tarde se nos echará encima.

      ¿Qué ocurrirá con El Alminar?. El deseo, la intención y las fuerzas están orientadas a mantener encendida la lámpara, La tieniebla está cada vez más cerca y es más densa. Hace un año dábamos luz a un centenar de personas al día, hoy son 7 centenares las que acuden diáriamente a nuestra  pequeña, distinguible y reconocible lámpara. En agosto el día pierde 1 hora y 12 minutos  de luz entre el primer y último día del mes. Es curioso pero cuando el verano está en su punto más tórrido, es a la vez el  momento en el que empieza a declinar de un modo más perceptible.  Hasta muy pronto.

25 de octubre, 525 visitas


            La necesidad de la información libre

        El 25 de octubre de 2011, El Alminar de Melilla acumuló 525 visitas en un día. Fue la suma de dos entradas importantes, una la noticia acerca del estado de la Piscina Municipal , otro la resaca de la actuación de Raphael en el Kursaal de Melilla. Todos los enlaces se activan en cuanto se coloca información no controlada por El Poder.   La labor sumada de los foros de internet, de las redes sociales como Facebook o Twitter y los blogs de “la resistencia” provocaron una verdadera ola de visitas, que arrasó el registro anterior de 384 visitas del pasado 5 de octubre.

  No hay otro camino mas que éste. El enorme potencial de comunicación de internet debe ser utilizado como único recurso contra “la mordaza” impuesta desde las esferas del poder político. Cuando todo lo demás empieza a quedar inservible, por la masiva e invasiva presencia de la información institucional e institucionalizada, la necesidad de buscar nuevas vías y cauces para la comunicación en libertad, es una obligación y una urgencia.

        El acceso a la información libre no controlada y a la comunicación entre los ciudadanos, debe ya buscarse en internet. El ejemplo de “la primavera árabe ” es claro y un modelo a seguir en cuanto al modo en que comunicarse, que no es otro que la creación de  espacios propios. Algo que está al alcance de todos gracias a internet.

           La desventaja es de 100 contra uno (cien lectores de prensa escrita por cada uno de internet), pero a pesar de esta desigual lucha, se empieza a apreciar de un modo claro que el Poder político reacciona frente a críticas no divulgadas en los medios escritos y actúa siguiendo denuncias que no son ni serán nunca publicadas en la prensa, que ha dejado, o se ha visto obligada a dejar de  realizar su obligado papel de “vigilancia”, por el de correa de transmisión de los intereses empresariales a los que sirve.