Dicho y derribado


A golpe de machota

     ¿Cuál es la lista de edificios a demoler o que ya tienen autorizada la demolición?. No hay semana sin derribo. En cualquier barrio de la ciudad cae una casa en cualquier momento. Demoler es a veces tan fácil como coger una machota y empezar a tirar el edifico, al menos las partes altas, la que pueden poner en peligro a los viandantes. En última instancia será la pala excavadora y el camión de escombros el que concluya la labor. Luego se retira todo y la casa nunca existió. La memoria queda perdida.

         En cuanto a las medidas de seguridad tampoco hay que obsesionarse con ellas. Basta con tener cuidado, golpear hacia adentro, coger el trozo de pared con las manos y retirarlo, mirando eso sí que no pase ningún ciudadano por las inmediaciones. Una cinta de bomberos rodeando la casa ayuda bastante.

         La antigua casa quedará en estado de solar hasta mejores tiempos, o quizá se inicie la construcción de modo inmediato, todo totalmente autorizado por la Consejería de Fomento, que es la que tiene más trabajo en estos tiempos. La lista de solares, la de casas viejas, vacías y camino de la ruina también. Desaparece una ciudad con un modelo determinado y aparece otra que no resulta reconocible.

         Alguien me dijo ya hace mucho tiempo, que no tenía interés alguno el hacer un seguimiento de los edificios viejos de la vieja Melilla, que eso no tenía el menor atractivo para casi nadie.

         Llevamos casi desde el principio del Alminar escribiendo de derribos, de inmuebles viejos, y de la seguridad de los trabajadores. Aunque ninguna como aquel del edificio del Tesorillo, fue un auténtico derribo a pelo.

       Nota: https://elalminardemelilla.com/2011/10/01/la-piqueta-desfigura-melilla/

Anuncios

Una respuesta a “Dicho y derribado

  1. mi madre vivió con su familia en estos barrios allí….¿qué tristeza, yo no revisaría ya nada de todo eso?
    en mi trabajo en francia, hay ingenieros de la seguridad que luchan contra los riesgos de los obreros… aquí a Melilla ninguna ley se respeta

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s