El presidente frente a la Arciprestal


Elecciones en el Año de La Misericordia

           Intentamos evadirnos y alejarnos de la realidad, pero no se posible. Encontrarse con el presidente de Melilla, Juan José Imbroda,  iniciando la primera mañana electoral frente a la iglesia Arciprestal, en el inicio del Año de la Misericordia, no es algo que se pueda eludir. Es una imagen que quiere enviar un mensaje. Es un mensaje que debe recoger un lugar como El Alminar.

           En la mañana de San Juan Damasceno, ocultado por los cañonazos de Santa Bárbara, patrona del Arma de Artillería, el presidente de La Ciudad convocó una rueda de prensa bajo los tenues rayos solares. Son tiempos fríos, de cambios en el panorama político. El próximo gobierno ya no será monocolor. El bipartidismo se ha acabado, al menos para unas cuentas legislaturas.

          Frente a La Arciprestal, que vive horas muy bajas y que todavía no tienen colocadas las estelas del Año de La Misericordia, inaugurado por el Papa Francisco en África, el continente negro, Juan José Imbroda, presidente de Melilla, iniciaba la campaña electoral que va a transformar el país. Los creyentes solicitan el perdón en La Iglesia, los partidos políticos en las urnas. Da igual que cumplan o no  sus promesas, que lleven a cabo su programa electoral, o lo conviertan en papel mojado. Que cumplan o no la penitencia o que aprendan de los errores cometidos.

      Si los votantes otorgan a un partido la estela de ser el más votado. o sea, la victoria electoral, poco se puede hacer luego. Es hora de pedir perdón por los pecados y faltas, pero también debe existir el propósito de enmienda. En caso contrario, de nada vale toda esta parafernalia.

     Es hora de cambiar las cosas, de mandar al “purgatorio” de la oposición al que se lo haya merecido. Es el momento y la ocasión, y sobre todo, hay un modo de hacerlo, que es castigando incumplidor retirándole los votos, y premiando o votando al que prometa hacer algo distinto, en beneficio de todos. Esta vez las opciones son muchas. Eso sí, cada uno tendrá una idea distinta de lo que ha sucedido en los cuatro últimos años.

Anuncios

9 Respuestas a “El presidente frente a la Arciprestal

  1. En Melilla no se puede huir de la realidad. Sale a tu encuentro.

  2. La realidad es múltiple, tiene muchas caras. Es díferente según desde donde se mire. En ningún lugar que se esté se puede ignorar si se mira en toda su amplitud.
    Pueden ignorarla quienes viven en el individualismo, para quienes no existe el bien común. La idea que estos se hagan sobre los últimos cuatro años es totalmente falsa, por parcial.

  3. El problema es que la gente vota emocionalmente, esa es la clave del éxito del PP.

  4. Las emociones son irracionales y subjetivas. Son impulsos momentáneos irreflexivos de los que no sabemos el porqué ni para qué. Que actuemos sin pensar es lo que persiguen los anuncios publicitarios, provocar emociones con mensajes superficiales y aparentes, rápidos, uno detrás de otro para que no de tiempo a pensar qué significan. Por eso las campañas electorales se parecen cada vez más a campañas publicitarias de vendepeines.

  5. Totalmente de acuerdo Isa, es justamente lo que quería decir. Ya veremos en que termina todo esto. Mientras tanto, vamos a estar pendientes de la próxima entrada de Hospitalario, veremos como interpreta el resultado del 20 de diciembre. Un saludo.

  6. Esperemos que haga algo más que interpretar el resultado, que escriba antes del 20D. Las entradas de Hospitalario son necesarias. Además de informar mueven a la reflexión, a analizar propuestas, a buscar razones objetivas y justas por las que actuar, en lugar de hacerlo desde impresiones y emociones superficiales que engañan.

  7. No nos engañemos, el PP de hoy es un partido tan “mutante” que puede pasar del nacionalcatolicismo al hiyab por un puñado de dólares.

  8. Me imagino que se habrá tomado un merecido descanso Isa. Porque Hospitalario era hiperactivo escribiendo entradas, y cuando no lo hacía, lo teníamos con nosotros en el foro hablando, el siempre tenía algo que decir.

    Antonio Casado: las encuestas (y pocas veces se equivocan) dan una hipotética mayoría del PP con los Naranjitos, a pesar de su caída.

  9. El descanso es necesario para todos.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s