Melilla: ¿capital de la abstención?


                                              

                                  Los antecedentes de la historia abstencionista

               Lo primero que hay que decir es que el comportamiento del electorado en las elecciones generales y en las municipales o locales es prácticamente el mismo, aunque siempre es un poco inferior el voto en las elecciones de carácter nacional. La diferencia de votantes es apenas un 3% inferior en las  selecciones generales.

                       La mayor diferencia se produjo entre 1987 y 1989, en dónde se estableció un arco diferencial de abstención que alcanzó el 12%; Municipales 63% de votantes, Generales 51%, respectivamente. En el siguiente periodo 1991-1993, la diferencia de participación se mantuvo en el 10%, pero en favor de las elecciones Generales del año 93, con un 66% de votantes frente al 57% de las Locales o municipales de 1991. La explicación de esto está relacionada de modo directo con el proceso de nacionalización del colectivo melillense de origen amazigh, y en las fugas de población y reordenación del padrón municipal que se produjo en el quinquenio 1987-1991. Hasta el año 1987 podríamos decir que la situación de la ciudad era parecida a la de Pretoria anterior a Nelson Mandela, solo votaban los melillenses de origen peninsulares y una exigua minoría de nacionalizados de origen bereber. También hay que decir que la derecha  siempre estuvo en contra de ese proceso de nacionalización, y que ese fue el origen del partido Unión del Pueblo Melillense, la afamada UPM, que se creó para frenar los acuerdos de Madrid entre el Ministerio del Interior socialista y el colectivo musulmán de Aomar Duddú. Esta es la protohistoria y su interpretación.

               La gran paradoja es que quienes promovieron aquel rechazo al proceso de nacionalizaciones (la derecha), sean hoy los receptores de votos de parte de ese electorado, hecha la salvedad de la eficaz red clientelar, y porque también, parte de esa nueva burguesía generada con el mencionado proceso, se siente más cómoda votando a la derecha, que a la izquierda teórica y práctica. En las elecciones municipales de 1991 el PSOE obtuvo un 40% de los votos emitidos, siendo esa la última vez en que el electorado amazigh votó a una opción de izquierda clásica. A partir de 1995, encontraron en la incipiente CM (Coalición por Melilla), el portavoz y la expresión de las necesidades de un colectivo con un hecho diferencial propio. Reducir CpM a su innegable matiz religioso, sería tanto como afirmar que el voto al Partido Popular, de carácter demócrata cristiano, se basa únicamente en este hecho.

                    Desde la aparición de Coalición por Melilla, la izquierda ha renunciado a buscar votos entre el colectivo social más desfavorecido de la ciudad, que se corresponde en gran medida con el de origen amazigh. Esta renuncia es una de las causas de esa abstención pasiva que caracteriza las elecciones melillenses. La izquierda renuncia a movilizarse en busca de los desfavorecidos, que son su causa.

                       Sin el concurso de CpM, que representa ya al 25% del electorado votante en las elecciones municipales, las elecciones Generales son un paseo para la derecha. Las únicas alternativas que se proponen para una alianza de fuerza de izquierdas, excluyen siempre a la formación cepemista. Se busca siempre una alianza blanca o neutra, de izquierdas (socialistas, la hueca Izquierda Unida, y la nueva formación que representa Podemos). En las pasadas elecciones de diciembre, Psoe y Podemos sumaron respectivamente el 24,5% y el 11& de los votos; eso sí, con los votos prestados procedentes del electorado de Coalición. Este es el único dato que interesa refrendar o verificar en las presentes elecciones. La única variación posible está aquí, y se podrán extraer conclusiones para el futuro. La primera es que sin la colaboración cepemista no se puede alcanzar una alternativa de gobierno a la derecha, la segunda es que algún día, conseguirán las cosas por sí mismos.

                                  ¿Abstención activa o pasiva?

                  La abstención activa era la promovida por los anarquistas, la ideología suicida, que participaba en todo el proceso político y social, salvo en el de las elecciones, lo que finalmente les llevó a la desaparición. Los Estados son cada vez más fuertes, aumentan su capacidad de amedrentamiento, y es imposible derribarlos por acciones revolucionarias y violentas. En la Democracia, es fundamental plasmar en votos la capacidad de transformación de la sociedad. Solo alcanzando el poder con la fuerza de los votos, puede transformarse la sociedad y las mentalidades.

                La abstención en Melilla oscila en las elecciones generales entre un máximo del 49% en 1989, y un mínimo del 34% en 2008. En las elecciones locales  la oscilación es parecida, aunque la abstención es siempre menor. La participación aumenta en un 5% de media. La abstención máxima se dio en las últimas lecciones locales, las de mayo de 2015, situándose en el 44%, mientras que la mínima se dio en 1995, con un 38%.

                   La situación no es tan grave, y el porcentaje de votantes destinado a arrancar a la abstención se situarían entre un 10% y 15%. Esa es la labor de la izquierda, una izquierda que integre desde el principio, en su seno, a los colectivos más desfavorecidos de la ciudad, tanto en militancia, como en órganos de representación y candidaturas. El modelo de izquierda blanca/neutra, debe ser ya superado. Si se quiere acabar con la abstención, y buscar una alternativa de gobierno para Melilla desde la izquierda, no hay otro camino posible. Mientras tanto, seguiremos votando por desesperación, por proximidad. Mientras tanto, el principal partido de la ciudad seguirá siendo la abstención, que no es algo que se disuelva tocando un cuerno o a mezclándola con agua.

                 La derecha vota con conciencia de clase. En la izquierda se vota mirando el programa y a las personas que deben llevarlo a cabo. Es tan importante lo uno como lo otro. Hay candidatos sin partido, y partidos sin candidato.

Anuncios

10 Respuestas a “Melilla: ¿capital de la abstención?

  1. Hay un porcentaje de personas que no votarán nunca, y hay un porcentaje de abstención que es inamovible. En Melilla es posible reincorporar a la votación a un 10% de la abstención habitual, y eso son 5000 votantes.
    Para conseguir eso hay que intentarlo, ofreciendo programas y sobre todo, candidatos solventes, en los que se pueda confiar y que sean conocidos y tengan prestigio en la ciudad.
    En otras ciudades no es posible, pero en las pequeñas casi todo el mundo se conoce, y la gente, aunque muchos no lo piensen, se fija en todo, pero fundamentalmente en las personas.
    Ofrecer candidatos desconocidos, renunciar al votante clásico de izquierdas, presentar candidatos sin pasado politico, ni actividad reciente es un riesgo. La marca es mucho, pero tampoco es todo.
    Ahí está el caso de Izquierda Unida, un cascarón vacío desde hace más de una década, con un representante en Melilla, que ni siquiera ha obedecido a su formación.
    Los candidatos sin peso político dentro del partido también tienen su debilidad, porque el votante percibe que está designado para cubrir el expediente. También hay candidatos sin partido, y partidos sin candidato.
    El único que ha rebasado con creces, durante la campaña electoral, la frontera del conocimiento público y de la solvencia política, es el socialista Juan Ángel Berbel. Hago referencia únicamente a los candidatos de las formaciones de izquierda, o que se presentan como tales.
    La abastención solo se combate con candidatos, con nombres, con programas, pero en Melilla la izquierda ha renunciado a todo, a tan siquiera disputar estas elecciones..
    La cepemista Dunia Almansouri, era una candidata que lo reunía todo, y que al menos, hubiese podido poner en aprietos a la candidatura de la derecha al Senado.
    Espero que en el futuro, se tomen lecciones de esta previsible derrota. Ya son 25 años en manos de la derecha en Melilla.

  2. Acertado desde la primera hasta la última palabra. Decir las cosas antes siempre tiene más valor.
    Estos son las resultados en Melilla. Hay mucha gente que tendrá que tomar notas y extraer conclusiones.
    http://resultados2016.infoelecciones.es/99CO/DCO19999CM.htm?lang=es&e=0

  3. Melilla, capital de la abstención. Nuevamente, la autonomía con un índice mayor. La ignorancia, la falta de asunción de derechos y la desidia, desarman por un lado. La matemática red clientelar y las vísceras (racismo, clasismo…) otorgan un poder fiel y constante. El PP no tiene interés alguno en guardar las formas, mejorar, hacer crecer a Melilla. Le basta y sobra con que todo sea un poso de mediocridad en el que poder hacer valer sus miserables armas, pudriendo todo lo que toca e intentando tocar todo.
    No estoy de acuerdo en lo de Juan Ángel. ¿Quién es Juan Ángel? Un tipo con estudios, que estudia mucho todo lo que un partido nacional como el SOE genera. Una buena persona y honrado. Hasta ahí. 0 de trayectoria social, ciudadana, política…que realmente muy poca gente tiene en la desmovilizada Melilla, pero él tampoco. Podría ser un asesor interesante. Hasta ahí.
    Uno no guarda en la memoria una sola frase audaz de cualquier miembro de gobierno, hinchado como la barriga de más de uno, de un solar vacío por inteligencia. Ni una sola idea brillante de nadie de la oposición, más allá del discurso fijo de Cs que ha perdido fuelle (y en la Melilla de lo advenedizo le restará más apoyos); de la reiteración papagaya del PSOE de lo que le viene de Madrid; de las ocurrencias de CpM en mitad de ningún sitio (Dunia es decente…pero hasta ahí. Aberchán está cansado); y de quienes no hablo por diferentes razones UPyD; “PPL” o IU.
    Nada tampoco en Podemos, que se partió por la mitad antes de ser un círculo. Jadu Driss es un buen fichaje.

    Finalmente, si la justicia fuese independiente, algo podría cambiar este panorama, erial como lo es el propio país. Desde la ciudadanía está claro que no. “Vivan la caenas”, el esperpento de Valle Inclán, la lamentablemente brillante lucidez de Ortega.
    España votó a Aznar para castigar a Felipe. Votó a Zapatero para castigar a Aznar. Y votó al pelele de Rajoy para castigar a Zapatero. Lo demás, ley electoral, fieles e ignorancia.

  4. Jadu Driss procede del PP, es una despechada de Imbroda. Hay mucho infiltrado del PP en todos los lugares, y en Podemos también. Es una red tentacular. Están en todos lados.

  5. Ganan en Melilla y en prácticamente toda España. En Madrid, en Valencia, donde la corrupción ha alcanzado niveles difíciles de superar. La ignorancia ya no es disculpa, es algo peor. Esta mañana leí este comentario: un millón de moscas no están equivocadas, es que les gusta la mierda. Ese es el asunto.

  6. Melilla es a la vez diferente e igual a cualquier otra ciudad de España. No somos peores que el resto, ni cualquier otra es mejor, al menos en el sentido político. Creo que hemos cerrado un ciclo o un capítulo.

  7. El PP gana en todas las Comunidades de España, salvo Cataluña. No merece la pena buscarle cinco pies al gato. Habéis PERDIDO y punto.

    Que chasco se llevaron los de Podemos!!

  8. Hemos perdido, sí. ¿Qué has ganado tú, quién gana con la victoria de un partido que en Madrid y en Valencia ha actuado como una organización criminal para delinquir según la propia Guardia Civil?

  9. Salvo que seas un potentado o un irresponsable, y no temas por tu futuro, el de tu familia o de tus descendientes, no es posible hacer una afirmación de semejante calibre, Si eres un siervo de la gleba, o sea, un asalariado, como casi todos/as los que hacemos, leen y participan en El Alminar; puedo asegurarte que habrá ganado el PP, pero hemos perdido todo. El desmoche del Estado social proseguirá, ya sin capacidad de hacerle frente.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s