Archivo diario: 6 junio, 2012

Prensa, subvenciones y hemerotecas


                  Si se mantienen las subvenciones a la prensa de Melilla, lo primero que hay que exigir es la regulación de todos los trabajadores de medios de comunicación mediante un Convenio Laboral. Curiosamente, este el único sector laboral no sometido a la regulación prevista por el Estatuto de los Trabajadores, que aunque el Gobierno de Mariano Rajoy lo haya dejado casi en papel mojado, garantiza todavía una protección mínima. Es el único freno existente frente a la codicia empresarial y sus exigencias de la vuelta a la época del trabajo esclavo.

        Esto debería ser una exigencia desde el Poder Público. Cuando se subvenciona de modo tan grueso a los medios de comunicación, debería exigirse también la obligación de mantener los puestos de trabajo, cosa que tampoco ocurre. En el último año se han perdido al menos 10 puestos de trabajo en los medios de comunicación locales. El primer axioma es claro: “Si hay subvenciones debe existir convenio laboral y el garantizar un mínimo de puestos de trabajo”. En las condiciones actuales, solo están garantizados los beneficios empresariales, porque al margen de las subvenciones directas, existen otras líneas de financiación.

            Si los periódicos estan subvencionados mediante convenios de colaboración, invento de la época del  Gobierno de CpM (Coalición por Melilla), entonces deben ofrecer un servicio público gratuito. Hasta el momento, todos los periodico salvo el Melilla Hoy, ofrecen sus ediciones digitales sin mayores problemas. La mejor edición digital es la del Diario Sur y su útil hemeroteca. Detrás de ellos camina el rotativo El Faro, que mantiene abiertas información y hemeroteca, aunque no vuelque todo el contenido en la red. El siguiente es el decano de los diarios, El Telegrama de Melilla, que sin embargo ha suprimido completamente la hemoroteca. No es admisible lo que ocurre con el diario de mayor tirada de la ciudad, que pese a recibir el importe más alto de todas las subvenciones, ha blindado por completo el acceso tanto a su edición digital, como a la hemeroteca.

           Yo albergo el temor de que la hemeroteca en papel, todavía consultable en la Biblioteca Pública, arda o se deshaga cualquier dia, o se nos informe de que los ratones han devorado años completos de tal o cual periódico, o ediciones concretas de algunos. Este es otro punto candente, la necesidad de digitalizar la prensa local, para que sea accesible en formatos del siglo XXI. La situación actual no es comprensible.

    La última exigencia sería la de ofrecer un determinado nº de suscripciones gratuitas a los organismos de la Administración Pública.

            Subvenciones a los medios de comunicación de Melilla 

Medios 2009 2010 2011
Melilla-Hoy 437.236,15 382.887,27 424.290,30
El Faro 354.312,40 466.232,00 310.960,00
El Telegrama 266.022,11 288.211,32 168.014,07
SUR 213.068,18 241.840,10 46.968,00
Rusadir Media 382.754,64 484.497,35 100.073,59
SER 283.559,10 199.893,96 110.262,15
Infomelilla 55.513,95 43.680,00 43.680,07
Anuncios