Carlota Leret O´Neill


              La imborrable estela de Virgilio Leret

            Carlota O¨Neill dejó la llama de la memoria encendida con su libro ” Una mujer en la Guerra de España”. Allí quedó fijada para siempre la memoria de la represión franquista en Melilla, sobre todo la de la represión sobre las mujeres. Carlota anotó una recopilación de nombres, que de otro modo hubiesen desaparecido. Sobre su novela está siempre presente la figura y el nombre de Virgilio Leret y el de las hijas de ambos, Carlota y Gabriela. Carlota O’Neill se colocó en el lugar en que la calidad de su obra, su esfuerzo y su mérito merecían. Pero todo esto es de sobra conocido.

                                       El origen de la historia 

           Levantar el nombre de Virgilio Leret de la sombra a la que había sido arrojado, es un mérito único y exclusivo de su hija Carlota Leret. Hoy, tras la elaboración del documental “El Caballero de Azul”, de Euskal Irratia  Telebista, y la publicación de la última biografía sobre el comandante republicano y  aviador Leret, ha alcanzado ya, el lugar al que por sus propios méritos debería haber llegado por si mismo. Sin embargo, para llegar hasta este punto, hubo que partir de cero.

             En 1999 en Melilla no había nada específico publicado sobre el inicio de la Guerra Civil. Apenas un par de trabajos basados en la referida obra de Carlota, y unos pocos artículos sobre hechos concretos del Alzamiento. Todo era un mar de olvido. El libro de Carlota era una referencia poderosa, pero aislada.

            Cuando inicié la publicación en El Telegrama de Melilla de la colección de artículos que titulé como “La historia nunca contada sobre el Alzamiento en Melilla”, lo hice sin saber con claridad qué me iba a encontrar, ni que clase de fuerzas iba a desatar. Con el material proporcionado por Lidia Falcón preparé uno de los artículos estrella, el dedicado a la familia Leret-O’Neill, contando por primera vez con material gráfico. La historia debió empezar y concluir en aquel punto, pues nada se sabía de las hijas de Leret. Ocurre que cuando se abre una puerta, se suele desconocer qué hay al otro lado.

                                          Una carta desde Venezuela *

               Medio año después de haber publicado el artículo en El Telegrama de Melilla, recibí en casa una carta desde Venezuela, firmada por Carlota y Gabriela, las hijas de Carlota y Virgilio. Fue una auténtica conmoción, pues no esperaba que los artículos que había enviado a Venezuela, hubieran llegado a lugar alguno. La misma Carlota se sorprendió que la hubiera enviado a una dirección tan extraña, pues era una dirección de un club deportivo que apenas frecuentaban.

               Carlota me envió aquella carta, y un mail posterior a los que no contesté, en parte porque en lo que decidía qué hacer y qué decir, habían pasado varios meses y segundo porque me hallaba envuelto en un proceso judicial por esos mismos artículos y que me llevó 10 años cerrar. Sin embargo, el vendaval humano de Carlota Leret ya se había puesto en marcha y me iba a alcanzar de modo inesperado. La puerta de la historia ya estaba abierta, abierta firmemente por la hija de Leret. En el verano de 2000, una mujer se presentó en mi trabajo y me dijo que por qué me escondía de ella, era Carlota y me quedé absolutamente sorprendido. Yo me marchaba de vacaciones ese día y ella al siguiente. Le expliqué lo que acabo de narrar y desde entonces, nuestras vidas y las de nuestras familias, están entrelazadas de modo indisoluble. El destino no puede evitarse. Estaba escrito que Carlota me encontraría, de la misma y sorpresiva manera en que yo la encontré a ella.

                                           En el nombre de su padre

              La historia de Carlota en busca de la memoria de su padre, es la historia de la tenacidad. En apenas una década (2001-2012), removió 60 años de olvido. Registró todo los archivos existentes, y sacó a la luz todo lo existente acerca de Virgilio Leret, salvo el expediente judicial de su procesamiento (si es que llegó a hacerse), y la verdad sobre su “asesinato” o ejecución sumarísima. Todo eso acabará por aclararse, pero la realidad es que ya nadie olvidará jamás el nombre de Virgilio. La memoria de Melilla sigue teniendo demasiadas lagunas, y una de las principales es esta, la relacionada con los hombre y mujeres del periodo republicano.

                            Un instante en el cementerio de Melilla

                Carlota ha venido muchas veces a Melilla. En una de ellas, visitamos el cementerio, el llamado osario militar, en donde supuestamente yacen los restos de su padre, junto a los de otros centenares. Fue decretado así, pues en la parte trasera del oficio del enterramiento se puede leer: “Pasen sus restos a la fosa común, para que no puedan ser encontrados nunca”. Carlota nunca mira hacia el lugar en donde está enterrado su padre, al que tanto ella como su hermana Gabriela siguen refiriéndose como “papá”.  Esta es la parte humana de la historia, aunque no toda, que me quedaba por contar.

         Nota: * La carta está reproducida en el libro “Mujeres en Melilla” Mª Ángeles Sánchez, junto con toda la historia de Carlota y de sus hijas. http://www.stes.es/melilla/revista/mujer_melilla.pdf

         PD: https://elalminardemelilla.com/2011/09/20/la-memoria-seguira-esperando-en-melilla/

Anuncios

62 Respuestas a “Carlota Leret O´Neill

  1. José Luis Navarro

    Como tal vez sepáis, yo me atreví a escribir ‘CARLOTA O’NEILL’, un guión literario de cine basado libremente en su novela “Una mujer en la Guerra de España”, que, al no encontrar productora que aceptase los supuestos que exigía su hija Carlota Leret, acabé publicando. Mi sorpresa fue ver que era bien aceptado (y adquirido, tanto en papel como e-book), en España como en Latinoamérica (aquí aún se puede encontrar en las librerías del centro).
    Ahora trabajo transformando ese guión en un drama teatral con acompañamiento musical (seguiriyas cantadas fuera de escena). La cosa va despacio pues no soy poeta y, por más que busco, no encuentro quien las escriba. Entre los seguidores de El Alminar, ¿habrá algún versado poeta–flamenco que quiera colaborar conmigo?
    Esto y aquello es mi humilde homenaje a ese malogrado y heroico matrimonio, Virgilio y Carlota, al que Melilla, la de entonces y la de hoy, ha de pedir perdón por el daño infringido y rendir debido homenaje.

  2. Carlota y Gabriela protegen celosamente la historia de sus padres y es lógico. Son dos iconos de la lucha por las libertades y de La República. Ellas afirman que cualquiera puede inspirarse en la vida y obra de sus padres para escribir lo que quieran, pero que si desean contar con “el placet” familiar, entonces deben aceptar sus exigencias.
    Son personajes que inspiran, son evocadores, inmortales en cierto sentido y no podemos convertirlos en lo que no fueron.
    Es absolutamente vergonzosa la falta de recuerdo de “la olvidadiza” ciudad de Melilla, no solo hacia este heroico matrimonio, sino también hacia la memoria de todos los represaliados por el alzamiento franquista.
    Cada cual debe hacer su papel.

  3. Aquí hablé de tu libro, José Luis, pero entonces no leías El Alminar, como casi nadie por aquel entonces.
    https://elalminardemelilla.com/2011/09/20/la-memoria-seguira-esperando-en-melilla/

  4. Y observarán una cosa en los artículos que publiqué, y es que no van firmados por mí, si no por una marca (Meketaton News), que tuve que registrar legalmente, porque el estamento militar amenazó con retirar las suscripciones de El Telegrama, si veían mi nombre firmando los artículos. Así estábamos. Eran también tiempos muy duros para la libertad de expresión, en la resaca de la Melilla franquista.

  5. ¡Qué bonita y emocionante carta la que te mandaron las hijas de Carlota O,Neill y Virgilio Leret!. Cómo la verdad se acaba abriendo paso. La lucha merece la pena.

  6. Esa carta detuvo el tiempo. Gracias por tus ánimos, Yatedigodiego. Últimamente todos leen, pero casi nadie escribe por aquí. Es una situación muy extraña, y una sensación inquietante.

  7. La verdad es que no se partió desde 0. Toda la información que tienen es debida a los documentos que se guardaron en el Estado Español por parte de los familiares de Virgilio que quedaron aquí en España.

    Las mentiras de ese libro, así como el documental, se acabarán sabiendo. Dicen defender la memoria de su padre, pero lo que de verdad están defendiendo es la continuación de una venta de un libro que no se sostiene por los datos.

    Iremos colgando la nueva documentación que tenemos y, poco a poco saldrá la auténtica verdad. Os animo a leer los distintos artículos con información recogida de los archivos sobre la familia Leret:

    http://lerethispania.blogspot.com.es/

    http://www.carlosleretubeda.es/virgilio/

    Un saludo

  8. Estimado Sr. Rodríguez Leret. Ni en este post, ni en ningún otro escrito sobre este tema, se dice una sola mentira sobre el matrimonio Leret-O´Neill. Y en los libros de Carlota muchísimo menos. ¿Que tiene vd. y parte de la familia Leret , otra versión?. No lo dudo. Pero Carlota O´Neill, ni su hija Carlota Leret, han dicho o escrito una sola mentira. Y si quiere debatir, podemos hacerlo.
    Yo hablé varias veces con Sofía Leret, en 1999, y conservo una carta suya. Podemos hablar de lo que quiera, y en qué lado estuvo cada rama de la familia. Cada cual debe asumir la parte del pasado que le corresponde, y salvo Virgilio, el resto de los familiares militares de Leret, estuvieron en el ejército de Franco.

  9. Creo, estimado señor Manuel Rodriguez, que debía explicarnos algunos detalles sobre su versión de esta historia y no el poner enlaces en los cuales lo que podemos observar son algunas mentiras…. o errores!

    Uno de ellos, y la fuente es la conocida carta del coronel Carlos Leret. Las hijas de Carlota O’Neill y Virgilio Leret, que se encontraban en uno de los pabellones militares de Isabel la Católica, albergadas por la familia de un sargento, fueron recogidas por la viuda de un general.

    Teresa, como dicen, no se traslado desde Madrid, corriendo graves peligros al hacer dicho viaje para recogerlas. Teresa, como así leemos en la mencionada carta, -triste y dezlenable carta- se trasladó, una vez Santander “liberada”, desde esta ciudad hacia Melilla para recuperar las hijas de Carlota O’Neill, privándolas del contacto madre e hijas.
    Y luego, aquellas niñas en vez de recibir el cariño de una familia, en un trance de sus vidas que le dejarían señales para siempre, la ingresaron interna como huérfanas, Señor, Señor, familias cristianas.

    Crea señor Manuel Rodriguez, que todos sabemos que Virgilio Leret fue un martir, que su esposa Carlota O’Neill fue una mártir y por estos hechos sus hijas sufrieron también el martirio, y que toda esa herencia de Honor, si el martirio deja honores, es a sus hijas a quienes le corresponde por derecho propio, y a nadie mas que a ellas!

  10. Virgilio Leret fue un martir, más que martir, un revolucionario… pero Carlota no. Es a la familia que combatió al fascismo, y no se rindió ante él como si hizo Carlota, a quien merece tal derecho. Es más, yo soy más extensivo aún, ese honor corresponde a todos los grandes revolucionarios sean familiares o no… Lamentablemente la “propiedad”, más que el parentesco, parece primar en sus argumentos. No conocía a su padre con 8 años… sólo reconocía las manos. La información que tiene es debida a que la familia aquí en Madrid se la dio…

    Los enlaces, puesto que es muy extenso al parecer y no os da la gana de leer, mencionan lo siguiente:

    1º Que toda la familia Leret estuvo en el ejército republicano. Carlos Leret Ubeda estuvo al mando del CRIM nº1 con artículos favorables por el diario La Libertad (organo del Frente Popular). Tanto es así que Lopez de Lara, conocido fascista, le denuncia.

    2º La pertenencia de la familia, salvo Carlos Leret Úbeda, a partidos o sindicatos de izquierda incluso siendo dirigentes de los mismos… Participó toda la familia en el bando republicano.

    2º Carlota, con el fin de librarse de prisión, colaboró con el semanario redención. Además, según testimonio de las demás presas republicanas, se enfrentaba a sus compañeras de prisión… incluso llegando a agredir a una… ¿Eso es acaso el comportamiento normal de un preso político?

    4º Que, a diferencia de lo que dice Carlota, la copia nº3 de los planos las tenemos nosotros… es más, ¡No había ninguna copia en la cárcel! Conclusión: las cogió después cuando volvió a Madrid a su casa cuyo alquiler seguía pagando Carlos Leret Úbeda.

    5º La retirada de la custodia se debió a que ella estuvo en prisión. Después , cuando llega Teresa, las lleva CON CONSENTIMIENTO DE CARLOTA (EXPONDREMOS LAS PRUEBAS NO OS PREOCUPEIS) y las lleva a Aranjuez donde estaban protegidas y alimentadas.

    6º Que la venta de los planos se hizo a cambio de salir de España, algo que aún pudiendolo hacer no lo hizo el resto de la familia.

    Podríamos decir más… pero prefiero que, al igual que uno en el día a día cotidiano se esfuerza en el duro acontecer de la vida, los compañeros lean atentamente las pruebas para que se puedan contrastar. No son errores simples de “fechas”, son errores de análisis y búsqueda de información lo cual es peor… y más cuando tenemos más frentes abiertos contra los fascistas y la derecha. Ahora tenemos otro frente abierto: el del oportunismo. Oportunismo que no aporta ninguna prueba (EN EL LIBRO DE CARLOTA NO SE VE NINGUNA PRUEBA DOCUMENTAL DE LO QUE DICE SALVO LAS CARTAS Y CUENTAN A MITAD LA HISTORIA) y, sin embargo, aporta muchos beneficios económicos…

    ESTE ES EL COMUNICADO PRESENTADO A LA MEMORIA HISTÓRICA

    http://www.congresovictimasfranquismo.org/wp-content/uploads/2011/12/14.-familia-de-Virgilio-Leret.-Homenaje-a-Virgilio-Leret.pdf

    Pero, os animo para darle completitud al asunto, leer todos los artículos y examinarlos.

  11. Luego contestaré detalladamente a su carta, por no decir libelo, no firmada, y bajo el nick de mundoroj.
    Ahora solo decir que acusar a Carlota O´Neill de “colaboracionista” con el Régimen de Franco es un despropósito, sin base argumental.

  12. Si a cinco años de dura prisión en Melilla, se le llama colaborar con Franco, es que se carece de sentido común, o lo que es peor, se pretende tergiversar la historia, mentir y también difamar.

  13. Como supongo que tras ese nick está la parte de la familia Leret, firmante de la carta, respóndanme a esta pregunta: ¿Quién instigó los procesos contra Carlota O´Neill en Melilla?. ¿Saben Vds lo que es un “quinta columnista”?. ¿Dónde trabajó Sofia Leret Ruiz?

  14. Gracias por la info, mundorojo. Comparto precisamente este entendimiento.

    hospitalario:
    No puedes acusar a nadie de mentir sin tener fundamento alguno. Ese comentario no contribuye a ningún debate Tengo poca confianza en que las respuestas de “mundorojo” te satisfaga, y es probable que generen otra ronda de preguntas.

    Salud.

  15. Hércules, ¿los de mundorojo sí pueden acusar a Carlota O´Neill de mentir y de colaboracionista con Franco?.
    Me parece que estamos en los de siempre. Acusando a quien escribe con nombre y apellidos, Carlota Leret, de los que se les ocurre, para ocultar una realidad familiar no tan brillante como les gustaría.
    Gabriela y Carlota son las hijas de Virgilio Leret. Ellas no tienen nada que ocultar y han hecho públicos todos sus documentos. Otros quizá no puedan hacerlo.
    Uno de los hermanos de Virgilio, creo que Carlos, era militar de Regulares, otra hermana, Sofía trabajaba en el Ministerio de La Gobernación y creo que Guillermo era profesor de Universidad. Con esto no digo nada, ni juzgo, como hacen ellos.
    En cuanto al “juicio” al padre de Virgilio, era algo obligatorio a todos los funcionarios que permanecieron en el lado republicano, lo que no quiere decir que fueran leales a La República y a su gobierno.

  16. Virgilio Leret es héroe y mártir. Héroe porque se enfrentó a los militares de Regulares por voluntad propia y mártir porque fue ejecutado sin juicio en la madrugada del 18 de julio. Otros no pueden decir lo mismo.

  17. Que no tienen nada que ocultar??? Para empezar la riqueza que tienen en Venezuela. Para empezar tienen que ocultar que se oponen a la revolución venezolana como hicieron en el congreso de victimas del franquismo… ¡con su tremendo silencio ante la pregunta que se le planteó! ¿Cómo una mujer que dice defender una republica de trabajadores aquí en españa no defiende los avances de la revolución en venezuela? Su hija, Laura S.Leret, ha escrito barbaridades que Virgilio no habría tolerado (¡Tanto que se habla de que defienden celosamente los valores de Virgilio!). Este es el artículo, POR SI ACASO SE MERECEN MÁS PRUEBAS: http://aperturaven.blogspot.com.es/2012/10/otra-mirada-sobre-las-elecciones.html

    Lamentablemente, organizaciones y personas individuales que defienden la revolución venezolana, están defendiendo a esta señora… LAMENTABLE. Si defendieran realmente a Virgilio sacarían que pensaba… pero no lo están haciendo; sólo sacan facetas personales además desvirtuadas y sacadas de la fantasía… No voy a contestar a las cuestiones personales porque nunca nos hemos querido meter en ese fango, pero incluso ahí miente. Cuando tengamos que meternos lo haremos sin ningún tipo de escrúpulo pues es un personaje histórico. ¡Algunos aún nos acusan de hacer esto por historias personales! (hombre, si mienten sobre tu familia en cualquier ámbito… en fin es absurda la acusación)

    No sé quien eres Hospitalario, pero a mi me da la gana de firmar como me da la gana porque soy libre de ello. Soy libre de presentar una resolución en una presentación de un libro y que, aún entre compañeros de la izquierda, el autor del libro rompa dicha resolución de forma antidemocrática como un verdadero franquista… Pero claro ¡Nosotros somos los “fascistas” porque lo dice una señora sin ninguna prueba documental!

    No todos los republicanos fueron denunciados, ¿sabes? Sobre todo los de la Quinta Columna… parece mentira. ¿Cómo es que se le condena a 6 años de cárcel y luego sin pensión ni sueldo? No era una cuestión “protocolaria”. Era una cuestión de hechos y denuncias que, para los fascistas, representaban un peligro si dichas acciones apoyaban a la causa republicana. La única forma de salvarse fue mintiendo… mintiendo… Y claro que Carlota colaboró con el diario Redención. Te animo a que busques en los archivos y hay todo un mundo por descubrir (Salamanca, Ceuta, Melilla…)

    Por cierto ¿Por qué todo el mundo OCULTA que Enriqueta O’Neill de Lamo trabajó para la censura tal como este documento demuestra? http://www.carlosleretubeda.es/virgilio/index.php?option=com_content&view=article&id=24&Itemid=448

    • Yo no soy el portavoz de las hijas de Leret, pero por lo que las conozco, que es bastante, puedo asegurarte que no tienen nada que ocultar. ¿Qué consiguieron una buena posición social en Venezuela, tras su exilio en México?.
      Todo fue fruto del trabajo de su madre, Carlota O´Neill, de sus escritos, de sus novelas, de sus obras de teatro. Era una muy buena escritora. ¿Tienes algo en contra de eso?, Manuel Rodríguez Leret (te agradezco que escribas con nombre y apellido).
      Hasta que pudo recuperar la custodia de “sus hijas”, arrebatada por la familia, Carlota escribió en infinidad de revistas, no solo en esa que mencionas. Lo ha contado ella en sus libros, y también su hija, ambas del mismo nombre, pero eso no es colaborar con Régimen alguno.
      En cuanto a Gabriela y Carlota te diré que la primera fue profesora de la Universidad de Venezuela y la segunda una mujer empresaria. Su madre se preocupó de que tuvieran una buena formación. Le fue bien, pero a base de trabajo, y de cosas muy diversas. Empezaron con negocios de belleza.
      Ellas no han dicho mentiras, han contado su verdad y la han probado con hechos. Es indudable que en una familia tan amplia como la de los Leret, hay componentes de todas las tendencias. Yo no he dicho que sean todos franquistas, o de izquierdas, eso me da igual. Yo no juzgo. A cada uno le fue como le fue.
      Sin embargo, en la familia siempre se acusó a Carlota de causar la ruina de Virgilio, de haberlo arrastrado a la política. Eso no es cierto, es una falsedad absoluta. Tengo una carta de Sofía Leret, en la que escribe esa acusación, o esa opinión familiar.
      ¿Quién actuó contra Carlota, quién consiguió hacer llegar hasta Melilla una carta en la que se pedía que se la incriminase más?. Eso está dicho o escrito en el proceso judicial contra ella.
      Hay cuestiones que resolver en la familia Leret, sin acusaciones de ningún tipo, que no benefician a nadie y siembran dudas sobre la figura mítica, emblemática y heroica de Virgilio. Las hijas de Leret, son ellas y en concreto ha sido Carlota, las que han rescatado la memoria del padre.
      El caso del padre de Virgilio merece una lectura más atenta. No tengo elementos de juicio para hablar a favor o en contra.
      Por lo que sé, ni Carlota, madre o hija, ni Gabriela, han mentido jamás. Otra cosa es que su versión de los hechos no coincida con la vuestra.

  18. Perdona que me sorprenda de esto, pero creo que es importante. Cuando uno lee no es solamente captar la información, también es interpretarla… Por ejemplo ¿Cómo los soldados van a dejarse sin registrar un maletín? ¿Cómo los franquistas le hablan de forma educada y cortés durante los interrogatorios cuando al resto de presos se les trataba como basura? ¿Cómo iba el capitán del barco arriesgar su cuello por 3 personas? Estas y otras más chocan a primera vista al lector.

    ¿Trabajo? ¿Cualquier exiliado tiene la posición de Carlota en Venezuela? ¿Buena escritora? ¿Simplemente eso? En fin… relee la historia y ata cabos. Aquí en España no se comía un colín, de hecho en Barcelona no hizo tanto dinero según plantean los informes de la custodia de las niñas. Fue vender los planos, irse a Venezuela y, con un libro lleno de mentiras y buenos contactos, amansar una fortuna. Las mentiras, como ahora, le han sostenido; pero tranquilos: acabaremos con sus privilegios no por trabajo propio sino arrancado con mentiras a los trabajadores.

    Por cierto, si tan republicana y revolucionaria era ¿Qué hizo en los años 50 durante la dictadura venezolana? ¿Cómo se puede entender que mantuviera su influencia después de aquello? A uno le puede ir bien, nadie lo duda, pero nosotros defendemos un “ir bien” producto del trabajo y no de las mentiras o los engaños. ¡Eso se lo dejamos a los burgueses!. Por cierto, eso también denota el carácter posterior con respecto a la Revolución Venezolana y su aceptación o no. Carlos Leret Úbeda, que no era marxista, aceptó la República y, aún habiendo nacido en el seno de una familia burguesa, aceptó el régimen republicano creado posterior al 18 de julio. Vamos la República de obreros. No se opuso a ella ni en los escritos ni de palabra ni por los hechos. La diferencia es clave: el rompió en Cuba con dichos privilegios y Carlota no quiere romper con dichos privilegios basados en mentiras y engaños. Y, como consecuencia, en vez de plantar la verdad sobre este asunto lo está enmarañando aún más. La misma defensa de los privilegios le depara ir contra la Revolución Venezolana, un proceso político similar al vivido durante la II República.

    La custodia, como ya demostraremos, no fue arrebatada. Ella la cede; en un documento firmado; después cuando sale de la cárcel se las lleva. La preocupación de la familia es que esas niñas pudieran disponer de ingresos (por orfandad) y de una educación. Se las lleva y ahí empieza la denuncia. No sabemos que hizo con esos ingresos… lo único que sabemos es que las “niñas” cuando salen del país ya tienen 20 y 18 años aprox. Bueno, sabemos como fue el proceso y como vivían las niñas en un colegio aún más reaccionario que el de Aranjuez… en fin ya lo contaremos.

    Nosotros no queremos atacar a nadie, pero las mentiras tampoco las ha rectificado. NOSOTROS NO PODEMOS DEFENDER RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA CON MENTIRAS Y ESO VA A TENER CONSECUENCIAS EN LA MEMORIA HISTÓRICA. Vuelvo a reiterar que, si dispone de la documentación, es gracias a nosotros que fuimos lo suficientemente humanos para dárselas…

    No sé, aún me sorprende que digas entender (o mejor que haya gente que diga entender) que hay tendencias de la familia cuando no se ha hablado con nosotros hasta el momento en que hemos saltado.

    A Carlota no se le acusa de meter en política ni nada por el estilo, de hecho como exponemos Carlos Leret Ubeda ayudó a advertir del golpe de 1932… eso es un acto político. La familia participaba en política… Carlos Leret Ruiz era de la CNT, por ejemplo. El problema era otro de índole personal que, como vuelvo a decir, no quiero entrar. Y no quiero entrar, aunque ella entró, precisamente porque algunos (más cerca del oportunismo que de descubrir la verdad) nos han acusado de entrar en la cuestion personal aun no siendo así.

    Sólo dos últimos apuntes.

    Si Carlota estuviera orgullosa de Virgilio, o mejor dicho lo defendiera, sacaría todo lo que hay en los archivos y no tendría ningún inconveniente en decir que era marxista… pero el negocio vende. Yo sí estoy orgulloso porque sé que es lo que realmente defendieron y con quién realmente se enfrentaron y su verdadera cara.

    No han demostrado nada con los hechos. Es más, en cada acto suena la misma tonadilla sin ninguna prueba ni fundamento. En el proceso judicial, ordenado cronologicamente, no aparece la famosa carta… que digan donde está. Esa famosa carta que vuela a cuba misteriosamente y va a melilla no aparece… por ningun lado. Sin embargo lo que si aparece es su colaboración con el semanario REDENCIÓN y su hermana con la censura cobrando 7200 pesetas anuales de la época… también hay que contar mucho de dicha familia.

    Lo positivo de todo esto es que hay gente anonima que ayuda y nos ha servido para extender la investigación. Líneas que nadie ha planteado y de las que estamos sacando grandes conclusiones.

    http://carmendomingo.blogia.com/2006/071701-desde-melilla-mira-tu-por-donde.php

  19. Que dialéctica izquierdista tan rancia, Manuel. Sobre tu defensa de “la revolución socialistas bolivariana” no voy a entrar, creo que el asunto no está maduro.
    Esparces humo negro sobre Carlota, pero ni su vida, ni la de sus hijas tienen puntos oscuros, al menos desde el aspecto político, que es el que nos interesa. ¿Que no podían vivir en la España de Franco?. Por supuesto, y lo cuenta ella. Imagina a una mujer con una formación intelectual y vivencial de izquierdas, teniendo que escribir en las “zarrapastrosas revistas de mujeres” autorizadas por Franco.
    ¿Qué vendió los planos de Leret?. No lo sé, yo creo lo que cuenta ella. Otra cosa es que la ayudasen los británicos, incluso económicamente, a salir de España. ¿Crees que no lo merecía, la ayuda, me refiero?.
    En México fue ayudada por el exilio republicano y tanto allí, como en Venezuela, salió adelante con sus propios medios, con su propio trabajo. El resto son juicios de valor que no son el caso.
    El libro de Carlota sobre el inicio de La Guerra Civil en Melilla, está comprobado y corroborado hasta en los signos de puntuación. Eso lo sabemos los que hemos escrito sobre ello en Melilla.
    En cuanto a Carlos Leret Úbeda, me siguen faltando elementos de juicio. ¿Cumplió su condena, se le reintegró en el Ejército, se le devolvieron los salarios embargados, se anuló esa primera sentencia a la que aludes?.
    El proceso de depuración era obligatorio para todos los funcionarios que permanecieron en la zona republicana, lo cual, no equivalía a prueba de lealtad a La República, Eso se demostraba después. Haz público el expediente de depuración, caso de que lo tengas.

  20. Qué bello lo que escribe María Ángeles Sánchez. No hay que irse por las ramas con los comentarios absurdos de quien quiere manchar las figuras limpias y cristalinas de Carlota O’Neill y de sus hijas. Es increíble como el odio que les tenía Carlos Leret Úbeda lo ha heredado un señor que, casi de casualidad, también se apellida Leret, y que dice ser de izquierdas. Honor a Vigilio Leret y a Carlota O’Neill. Lo demás son tonterías.

  21. El libro de Mª Ángeles Sánchez sobre “Mujeres en Melilla”, es el primero y único publicado hasta la fecha, para recuperar la figura de mujeres que dedicaron su esfuerzo y su trabajo a La República en Melilla , y que algunas pagaron con sus vidas y con fuertes condenas de prisión.

  22. Comparto el comentario de Pilar. El valor de Carlota O’Neil me parece admirable, y siento un inmenso respeto por ella y por su hija, Carlota Leret, que ha hecho un gran esfuerzo por recuperar la memoria histórica no solo de sus padres sino de todas las víctimas del franquismo. Me parece increíble que Manuel muestre tanto odio por Carlota O’Neil y por su hija, Carlota Leret. Y mucho más irracional que la agreda porque, con su esfuerzo y su trabajo, pudo ahorrar algunos duros. No quiero creer que tanta envidia sea porque no le ha dado algunas pesetas a Manuel.

  23. No se si habeis seguido los enlaces que se han ido poniendo a raiz de las intevenciones de Manuel Rodriguez Leret, pero no parece ser que este hombre se apellide “Leret” por casualidad. Estamos hablando de su familia directa, que defiende que el padre de Virgilio no era fascista y que parece ser que su acercamiento a la republica era evidente.

    Como minimo podriais leer lo que aporta antes de hacer ciertos juicios de valor que se aproximan bastante al talibanismo. No me posiciono ni a un lado ni a otro, porque no estoy enterado de los argumentos de ambas partes, pero como minimo habria que tener en cuenta ciertas afirmaciones que ademas, parece que se sustentan sobre documentos oficiales que la familia Leret va haciendo publicos poco a poco.

  24. En La República, sistema democrático, había fascistas, católicos, derechistas, falangistas y todos perfectamente republicanos. No sé por que motivo se asocia a La República con la izquierda.
    Los documentos que aporta la familia Rodriguez Leret son muy sesgados. Las acusaciones contra Carlota O´Neill absolutamente infundadas y falsas.
    Lo tamizan de un barniz de búsqueda de la verdad, pero solo pretenden difamar a Carlota, madre e hija.
    He afirmado que no tengo elementos de juicio para juzgar a Carlos Leret Úbeda, del que no sé era su grado de afección a La República, pero parece evidente que su ideología era de derechas. No es incompatible lo uno con lo otro.
    He leído las páginas de esta parte de la familia, y no consiguen probar nada de lo que afirman en contra de Carlota O´Neill y no prueban nada de lo que reivindican de Carlos Leret Úbeda.
    Tengo cartas de Gabriel Leret, en las que afirma estar indignado, por las calumnias que vierte esta parte de la familia en contra de Carlota.

  25. Es que yo creo que, en realidad, y desde fuera, parece que efectivamente habia ciertos “roces” entre la familia Leret y Carlota, que alguien se ha encargado de “edulcorar” introduciendo matices “fascistas” para agrandar el hecho.

    Cierto que en la republica habia de todo, como lo hay ahora. Y eso no significa que la gente de derechas este a favor de un golpe de estado.

    Y recuerdo, a colacion, que tambien hay dictaduras de izquierdas tan nocivas como las de derechas.

  26. Jesús, aquí no se trata de izquierdas o derechas. Se trata de un señor que, sin ningún sustento, pretende difamar a una mujer luchadora, víctima del franquismo, y ya fallecida, y a su hija. Por favor, señala una sola afirmación de Manuel Rodríguez que se sostenga y que se pueda tener por cierta. En cambió, si hay pruebas judiciales que demuestran que ese Carlos Leret Ubeda persiguió y acosó a Carlota O’Neil. Entre otros, los expedientes del tribunal de menores cuando, con infamias, le quitó a las hijas.

  27. Me gusta que alguien quiera mostrar cierto equilibrio en el debate, y pedir que se contrasten informaciones; no juicios de valor. De acuerdo. Pero me sorprende que se hable de “talibanismo” para defender los infundios de un señor que se ha dedicado a agredir a Carlota O’Neil y que, de hecho, no aporta información veraz. Aporta mentiras. A menos que, tú, Jesús, puedas indicar un dato verificable. Uno.

  28. Pilar, ya he comentado que no conozco los argumentos de cada uno, simplemente que se han dicho cosas que me han llamado la atencion, sin ni siquiera pararse un poco a leer. Y desde luego no tengo ningun dato verifcable, claro.

    Soledad: cuando dices que esto no se trata de izquierdas o derechas, me haces pensar que te has perdido en algun punto de esta historia.

    Saludos.

  29. No se puede buscar siempre la equidistancia, Jesus. En este caso, aunque esa sea la versión de la familia Rodríguez Leret, lo que aseguro es que no es cierta. Será su versión, pero no es la verdad.

  30. La verdad, la pura verdad, es que ocurrió un drama, un terrible drama, aquel 17 de julio de 1936 en la base aérea del el Atalayon. Y que allí, entre otros mas, la familia Leret-O’Neill, el Jefe de la base Virgilio Leret, su esposa Carlota e hijas Gabriela y Carlota, fueron protagonistas de aquel drama firmado por una banda de “salva patrias” y que comenzó allí en ese soleado pero lúgubre día del mes de julio de 1936.
    Ellos fueron los mártires, Virgilio Leret, al igual que mas tarde el jefe de la base de Sania Ramel, primo hermano del dictador, perdió la vida aquella tarde; Carlota O’Neil, su querida esposa fue encarcelada en aquella maldita cárcel de Victoria Grande separada de sus hijas a quienes dejó en casa de amigos, no mas lejos de trecientos metros donde viví durante años.
    Detenida en principio por las declaraciones del taxista Angel Navarro que llevó a Carlota al Atalayon, coaccionado aquel por el principal de la encuesta. Angel vivía casi al final, a la derecha de la calle Castelar, frente a la vivienda de un amigo y compañero de trabajo, padre de la que años mas tarde seria mi esposa.
    No hay que hacer esfuerzo para imaginar el estado de aquella madre al verse encarcelada y lejos de sus queridas hijas, y mas tarde cuando supo que habían asesinado a Virgilio; y hay que pensar el estado de aquellas niñas privadas de la presencia de sus padres en menos de un “santiamén”.

    Y ahora, vienen, en su afán de recuperar para ellos el estandarte glorioso de la figura de Virgilio, a darnos a leer las criticas que hacen a Carlota de los momentos depresivos que pudiera tener algunas veces durante los años pasados en aquella, de mala memoria, cárcel de Victoria Grande. La tratan de xenofobia, poniendo como ejemplo un texto, que nos hace reír a quienes nacimos y vivíamos en aquel ambiente de Melilla. No faltan ejemplos y seria largo.

    Dichos escritos son humaredas desordenadas y no muy bien pensada ya que es fácil detectar errores o mentiras! Como aquella que señalé, que nadie arriesgó su vida saliendo del Madrid repblicano para recoger a las pequeñas, como afirman en sus escritos,sino que fueron a por ellas cuando Santander fue “liberada”, y las recogió de casa de la viuda del general que se había echo cargo de ellas.

    Dicen que Carlos Leret Ubeda fue condenado, al terminar la guerra, por su permanencia en el campo republicano,a unos años de cárcel, y por otro lado que el dicho abuelo visitaba muy a menudo a las niñas en el Centro de huérfanos en donde la hicieron internar a pesar de ser una gran familia! Hay que preguntarse, ¿como podía visitarlas si estaba cumpliendo condena? ¡Es posible que su pena fuera conmutada por sus buenos servicio, y así pudo visitar a sus nietas!. O lo uno u lo otro, no parece que haya otra alternativa!

    Todos sabemos, o al menos todos podemos saberlo, que cuando Carlota O’Neill cumplió la condena injustamente impuesta,lo primero que hizo es querer recuperar a sus hijas, ¿Que madre no lo hubiera hecho? ¡Y como luchó aquella madre, y con cuantos muros tuvo que enfrentarse aquella mujer!

    ¡Y lo que luchó también el coronel Carlos Leret Ubeda para impedir que aquella mujer Carlota recuperase a sus dos hijas Gabriela y Carlota Leret O’Neill!.

    Cuando se lee la carta enviada por el coronel con el fin de que Carlota no consiga recuperar a sus hijas, no se que pensar del “republicanismo” al que se intenta asimilar a dicho señor! Hay que leer esta carta, hay que leerla!!!
    ¡Cuantos motivos tuvo Carlota contra el señor coronel!
    No se si lo hizo, pero aquella mujer tuvo razones para odiar todo aquello que la rodeó en aquellos tiempos. Creo tuvo razones de sobras incluso para odiar a aquella ciudad- la nuestra- en donde fue sometida a pruebas tan duras!

    En verdad que entre los primeros mártires melillenses, la familia Leret-O’Neill fue una familia destrozada en aquella soleada tarde del 17 de julio, que dejó a Melilla enlutada!

  31. Hay una parte de la familia Leret que guarda íntegro su rencor contra Carlota y sus hijas. Han tenido la ocasión de expresar sus opiniones, o de demostrar aquello que dicen, pero siempre lo han demorado todo hasta la aparición de cierta documentación que buscan, y que creen encontrar algún día.
    Se amparan en una parte del partido socialista e incluso de sus juventudes (JSE), y en un intento burdo de dialéctica pseudoizquierdista. Sin embargo, no prueban nada de lo que dicen y lo único que manifiestan es rencor y odio hacia las únicas y legítimas hijas de Virgilio Leret. Eso es lo único que han podido probar y mostrar a todos.
    En El Alminar se les ha ofrecido una tolerancia 70 veces 7 superior, a la que ellos, en sus blogs, permitirían a cualquiera que les acusase de una manera tan visceral y violenta., y eso que cualquiera de ellos, son 10 veces menos leídos que El Alminar. Por eso quieren expresarse aquí y no en los lugares, cuyos dominios han comprado, y que han decidido que sean los portavoces y la expresión de esa parte de la familia.
    Tienen derecho a contar su propia historia, pero en el lugar del que son propietarios. En El Alminar ya les hemos tolerado bastante.

  32. Bueno, parece que la percepción de lo que consideramos un medio de comunicación difiere en las concepciones que tenemos.

    Si se tratara de evaluar, simplemente por la tirada o visitas de una página web, si un medio de comunicación es fiable entonces nos creeríamos las mentiras de El País, El Mundo y demás medios mucho más distribuidos… Claro que no se trata de eso, sino de contrastar las fuentes. La familia Leret, los hermanos de Virgilio y el propio padre, nos contaron una historia muy diferente… hemos ido a los archivos y, mira que casualidad, se verifica la historia que nos contaron… hemos ido dando más información por si interesa

    http://lerethispania.blogspot.com.es/

    Parece que hay un problema con lo del apellido. Parece que hay gente que lo toma como si de una propiedad privada se tratara… Que algunos encubran bajo pseudónimo su procedencia, no implica que todos hagamos igual. Pero tampoco vamos sacando el apellido como si de un galardón se tratara…

    Os recomendamos también una respuesta a ciertos comentarios de este blog con nuevas pruebas aportadas:

    http://lerethispania.blogspot.com.es/2013/06/acerca-de-los-metodos-en-la-memoria.html

    Un saludo y que sigan visitándote independientemente de lo que cuentes… independientemente de la información que tengas…

  33. Siempre hay otro modo de ver las cosas. Lo he dicho siempre Manuel. Estáis en vuestro derecho de hacer pública vuestra parte de la historia, pero las hijas de Leret (Grabriela y Carlota), y su esposa Carlota, fueron las víctimas directas del “fusilamiento o asesinato de Virgilio”. También es verdad, que parte de la familia Leret culpó Carlota por lo sucedido. Tengo la carta de Sofía Leret que lo confirma y que voy a tener que escanear y colgar en El Alminar.
    Tenéis derecho a contar vuestra parte o versión de la historia, pero no a denigrar a la esposa e hijas de Leret.
    Si acudís al Alminar a publicar esto, es porque aquí hay garantía de que será leído en el Mundo entero. El contador de visitas da fiel cuenta de lo que sucede.

  34. Manuel Rodriguez Leret

    Por si acaso no creen el contacto de Carlota O’Neill con Bernabe Oliva

    https://docs.google.com/file/d/0B0XybK41fAbqeUMzSXFSMGNxT1E/edit?pli=1

    Por si acaso no saben quien fue ese Bernabe Oliva

    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1960/01/03/074.html

    Nuestra trifulca por tanto no es personal. Es con la historia y con la situación que se ha ocultado todo este tiempo

    • Creo, sinceramente, señor Manuel Rodríguez, que padece de ignorancia supina, pues, sin lugar a dudas, no se a parado en meditar sobre las circunstancias de aquellos tiempos.

      El ejemplo que expone en su escrito es una muestra palpable! ¡No se ha parado en meditar un solo instante que en aquel largo periodo dictatorial hubo millones de personas que, por una razón u otra, tuvimos (digo bien, “tuvimos” ) que recurrir a uno de aquellos “personajes “ que por su situación podían solucionarnos “la papeleta” que de otra manera hubiese sido imposible solventarla ! !Eso no impidió que siguiéramos con nuestras ideas, mas firme si cabe que antes!

      ! Y suponiendo que la susodicha carta sea real!

      ¿Que debía de haber hecho, según usted, Carlota O’Neill de Leret; dejar a sus hijas en aquel medio infierno, como ya sabemos por el relato de ellas mismas, o como al parecer (si la carta es cierta ) procurar tener cerca a sus hijas y darles el afecto maternal, que no podemos dudar les fue beneficioso y enriquecedor que disfrutaron sus hijas , lo contrario de lo que habían recibido lejos de ella?

      Si es cierto que cursó dicha petición, !Bravo! Fue una muestra de buena madre!
      Y los testimonios de sus hijas respecto a su madre y respecto a su abuelo son claros, sinceros y contundentes, y eso es lo que cuenta. El proceder de la madre y aquella famosa y conocida carta del abuelo, son dos pruebas palpables de la realidad de los hechos!

  35. siempre habrá personas que quieren distorsionar la verdad o mentir …. Es como pusieron más tierra en la fossas de nuestros muertos, que ya no pueden hablar para defenderse .
    siempre debe probar lo que sucedió, mientras que las pruebas son estas fosas comunes, estas tumbas sin nombres …
    También me gustaría probar aquí, las consecuencias de este tipo de masacres en las generaciones que han sufrido , el dolor y la rebelión de sus padres, el sufrimiento de sus padres, que eran ellos mismos los niños de estos mártires … se genera una discapacidad, más o menos fuerte, y en nuestro tiempo que no siempre se entiende por todo … y, a veces nos encontramos bien solo e incomprendido … Afortunadamente, esto no es siempre el caso …. mi habitación se llena con fotos de mi abuelo y mi madre …y el año de la muerte de mi madre en 1999 y en el mismo ano en 1999 se encontró la lista de los fusilados en Melilla y las fosas comunes en el cementerio,Vi esto como una señal .
    Carlotta tiene mi admiración ,Descubrí la historia de su padre …sin tu investigación, hospitalario y tu blog, yo no habría conocido esta historia, y esta señora Carlota O’NELL Soy francésa y vivo en Francia, ese asi…

  36. es para mi una verdadera felicidad de leerle a MONSIEUR Angel, leí todos sus escritos sobre este blog, y soy tanto feliz de leerle de nuevo….gracias, aportó tanto bonitos testimonios… esto es tan importante

  37. Vuelvo después de unos días pasados en la tierra por donde el Cid Campeador, cabalgó clamando justicia y honor.Y como siempre manifiesto mi admiración y apoyo a Carlota Leret O’Neill, por la defensa de sus queridos padres.Parece ser que los de siempre siguen con la misma forma de actuar.Calumniando y cuestionando sin fundamento, la memoria de una gran mujer Carlota O’Neill de Leret,esposa y madre ejemplar ,gran escritora y persona comprometida en su día con la libertad y la democracia.

    • Compañeros y amigos visibles e invisibles: Gracias por vuestra lealtad. Este no es un lugar para debatir rencillas personales pero las figura de Carlota O´Neill y Virgilio Leret ya pertenecen a la historia y siento que debéis conocer los hechos tal como sucedieron.

      Yo conocí muy bien a José Bernabé Oliva y le tenía mucho afecto, creo que todo lo que escribió el ABC como recordatorio en la fecha de su defunción es cierto, a pesar de ser un hombre beato y requeté, fue una buena persona. Fue el compañero de mi tía Enriqueta O´Neill por 20 años, se conocieron al terminar la guerra el año 1940 y estuvieron juntos hasta 1960 cuando el murió. Gracias a él y su amistad con el también requeté y carlista Ministro de Justicia para aquel momento, Esteban Bilbao, pudimos volver a vivir con nuestra madre después de aquella terrible separación a la cual nos había condenado el Tribunal Tutelar de Menores por la denuncia que mi abuelo paterno el Coronel Carlos Leret Ubeda hizo en contra de nuestra madre Carlota O´Neill. En su denuncia que aparece archivada en el Exp. núm 2246 año 1940, entre otras cosas dice lo siguiente:
      …”que los antecedentes políticos y religiosos de la citada Doña Carlota son francamente desfavorables y que no ofrece las debidas garantías para educarlas como es debido pues carece por completo de sentimientos religiosos y es contraría en todo al Régimen que actualmente gobierna España. ….”que tuvo las dos niñas antes de contraer matrimonio, que él les obligo a contraer matrimonio católico, a lo cual se oponía rotundamente su nuera, ya que como se dice la misma es opuesta a la religión logrando por fin que se casaran y desde entonces se hizo incompatible la vida entre ellos y que el retener a sus hijas es porque ella no está conforme con que las niñas se eduquen en Colegios religiosos”….

      También mi abuela paterna María Luisa Ruiz de Leret declara…”que la madre de dichas menores está realizando activas gestiones para conseguir que sus hijas le sean entregadas por eso viene a comunica a V.E. que su hijo Virgilio conoció a su esposa Carlota O´Neill en un cabaret, lugar que frecuentaba acompañada de la propia madre por esto le asusta la idea de que sus tan repetidas nietas vayan a parar a manos de tales señoras”…
      Gracias a la ayuda que Bernabé Oliva nos prestó, a través del Ministro de Justicia, mi madre recuperó la guardia y custodia, pero bajo la supervisión del Tribunal Tutelar, pero nunca le fue devuelta la patria potestad.

      Que cosas tiene la vida, “un republicano y hombre de izquierdas” como dice cierto individuo que era Carlos Leret Úbeda, denuncia y ataca a Carlota O´Neill, en aquellos momentos terribles de los años 1940, y un requeté carlista es el que nos ayuda y defiende.
      Carlota Leret O´Neill

  38. Se requiere mucha energía de voluntad y valentía y por deber demostrar, ahora y siempre que la verdad es la verdad, a quienes no quieren ver, y no escuchar, es un combate Agotadora, pero carlota leret O’Nell sabe encontrar las palabras ,para hacer saber lo que ha vivido, a esas personas que giran alrededor de la verdad, como los negros cuervos,en el fuerte Rostrogordo en los años oscuros…bajo la luz de esta verdad , arden y se destruyeron

  39. Te agradezco mucho esta precisión, Carlota. Es muy adecuada y pone a cada uno en su lugar. La rama de los Leret que nos ocupan, está vetada en El Alminar desde entonces. A sus escritos y sus acciones solo les mueve el rencor hacia Carlota O’Neill. Ya expresaron sus opiniones, tienen dos blogs, o tres, en donde no han logrado demostrar nada de lo que dicen. Carlota O´Neill no fue jamás una colaboracionista del régimen franquista. Sus años de cárcel, sus escritos y su exilio lo demuestran claramente.
    Ninguno de los hermanos de Virgilio Leret sufrió represión. Uno mantuvo su carrera militar en Regulares, otro fue catedrático universitario y Sofia Leret, con la que pude hablar y tener contacto escrito, fue funcionaria del Ministerio de La Gobernación. En cuanto a su padre, Carlos Leret Úbeda, mantuvo su grado militar y su pensión. Todos tuvieron que pasar por el dictamen de la comisión de responsabilidades políticas, pero eso no se puede equiparar con la represión.
    Represión, en mayúsculas, fue la sufrida por Virgilio, por su esposa Carlota y por sus hijas, María Gabriela y Carlota.

  40. Bendigo la hora en que me recomendaste el Alminar Carlota: He podido comprobar que la libertad,tolerancia y justicia son compañeras inseparables.Somos muchos los que estamos y estaremos al pie del cañón defendiendo la verdad. Cosa que duele a los carcas de siempre y sé aunque cueste sangre, sudor y lágrimas que llegará el día en que se haga justicia.Y consigamos de una vez por todas que dar el merecido homenaje a miles de compatriotas que dieron sus vidas por nosotros.Un saludo afectuoso y solidario de un nadorense agradecido.

  41. El exilio de Carlota O’Neill

    • Gracias por el vídeo y saludos de un nadorense agradecido.

      • Carlota Leret O´Neill

        Uno de Melilla, necesito comunicarme contigo, favor enviarme tu dirección electrónica o teléfono;. pídele a Hospitalario mi correo electrónico. Un fuerte abrazo. Carlota
        Caracas, 31/3/2016

  42. La verdad siempre se abre paso. Cada vez resulta más vergonzoso lo sucedido en la ciudad, con la presentación del libro “Romanza de las Rejas”, pero las autoridades culturales ya no son capaces de sentir vergüenza, porque carecen de ella. Le daré tu mail a Uno de Melilla, Carlota.

  43. La Verdad es revolucionaria

    Se abre paso la verdad
    hasta la roca más dura
    acaba siendo horadada
    por la fuerza del agua

    Y Carlota Leret O’Neill
    sigue en pie y luchando
    incansable por los que
    yacen en fosas comunes
    sin nombres ni apellidos
    después de 76 años por
    defender la democracia.

    España a veces madre
    y la mayoría madrastra
    fue la que conoció una
    gran mujer intelectual
    y comprometida con la
    defensa de la libertad.

    Carlota O’Neill de Lamo
    aquella aciaga tarde la
    del 17 de julio de 1936
    estaba junto a su esposo
    Capitán aviador Virgilio
    Leret Ruiz y sus amadas
    hijas Carlota y Gabriela.

    En la Base de Hidroaviones
    del Atalayón cercana a Nador
    sonaron los clarines a muerte
    Los sediciosos entraron como
    Atila y los Hunos y arrasando
    con todo lo que salía a su paso

    El bravo y leal militar Leret
    sus dos ayudantes y tropa
    ofrecieron gran resistencia
    ante los asaltantes y cuando
    agotaron todas las municiones
    Se entregaron para evitar una
    degollina de jóvenes soldados.

    Mientras nuestra protagonista
    sola y con sus dos criaturitas
    supieron que sin ningún juicio
    siendo inocentes sus oficiales
    y Virgilio fueron fusilados el
    triste amanecer del dieciocho.

    Y empieza su durísimo calvario
    le arrebatan a sus amadas hijas
    sin su querido esposo la meten
    presa por decir toda la verdad
    de lo acaecido en Una Mujer en
    la Guerra Civil de España y allí
    entre rejas en el Fuerte de Victoria
    Grande sufre en cuerpo y alma
    la dureza de la vida carcelaria
    junto a otras compañeras presas.

    Una vez cumplida la condena lucha
    para recuperar la custodia de las hijas
    debe sobrevivir en un mundo duro
    y tiene que escribir con seudónimo
    Carlota mujer adelantada para su
    época,hizo teatro,escritora,periodista
    trabajó en radio,TV y siempre tuvo
    un gran compromiso político y social.

    Emigró a Venezuela y México donde
    tuvo gran protagonismo cultural
    no se le ha hecho justicia siendo una
    mujer excepcional en un mundo de
    de hombres y escribió un bello libro
    de poemas: Romanzas de las Rejas.

    Melilla la adelantada para los rebeldes
    sin causa ni razón, modernista,africana
    no permitió que se presentase la obra
    donde estuvo presa y su hija Carlota
    tuvo que hacerlo en una aula de U.N.E.D
    ¡ Y seguimos igual después de 76 años !

  44. No publicamos los comentarios de Mitritades sobre Carlota Leret O¨Neill por dos diferentes razones. La primera es porque se trata de descalificaciones no probadas documentalmente, provenientes de una parte de la familia Leret. La descalificación sin pruebas solo pretende dañar la imagen de Carlota, que es un icono de la represión y de la resistencia al franquismo.
    La segunda es porque no permitimos que se descalifique a nadie, amparándose en un pseudónimo. Quien quiera dar una visión distinta, deberá primero aportar pruebas, y luego hacerlo con nombre y apellidos.

  45. No nos asusta la verdad, pero rechazamos toda falsedad. La realidad muestra que Carlota O´Neill es la legítima heredera del legado de Virgilio Leret, y al morir ella, sus herederas Gabriela y Carlota.

  46. Sabemos que la familia Leret, a la que se le han publicado opiniones discrepantes en El Alminar, tienen una visión distinta de la historia e incluso que tienen varios blogs en donde divulgan sus opiniones y sus descalificaciones.
    Hay hechos irrebatibles. Carlota O´Neill fue encarcelada en Melilla y cumplió su pena de modo íntegro. Jamás fue indultada por el gobierno de Franco. La segunda acusación, de la que fue absuelta, era insostenible incluso para tribunales tan mendaces como los franquistas.
    Otro hecho es que el padre de Virgilio, coronel en Madrid, ejerció el papel de quintacolumnista, dicho sin menosprecio alguno, esto es, que eran militares afectos a la sublevación contra La República, pero en zona republicana. Al finalizar la guerra, Carlos Leret Úbeda conservó su grado y paga correspondiente.
    Uno de los hermanos de Virgilio, era capitán del ejército sublevado,con el que combatió hasta el final de la guerra. Los otros hermanos, uno fue profesor universitario y Sofía funcionaria del Ministerio de la Gobernación.
    Nos abstenemos de hacer calificaciones, pero dista mucho de ser una familia represaliada por el Régimen.

  47. La acusación, que puede leerse en los blogs familiares, de que Carlota O´Neill fue una colaboracionista del régimen de Franco, o de que denunció a su marido Virgilio, son sencillamente delirantes.
    Pueden sostenerlas en otros blogs, pero nunca en éste.

  48. Carlota Leret O´Neill

    Gracias amigos y compañeros del Alminar por vuestra s opiniones en defensa justa de la figura de Carlota O´Neill, tengo que decir muy justas. Si esa familia, la segunda y tercera generación del amigo de Mola y Sanjurjo, el Corone Carlos Leret Úbeda, su suegro, a estas alturas de la vida siguen atacando y persiguiendo a mi madre, imagínense lo que fue el comportamiento de su suegro, mi abuelo, en la época más álgida del franquismo. Estos quieren hacerse de una carrera política importante de izquierdas, en la España actual, apoyándose en la figura de Virgilio Leret Ruiz y difamando a Carlota O´Neill. Están buscando que yo inicie contra ellos acciones ante la opinión pública para darse a conocer y crecer dentro del partido PSOE.
    Gracias, muchas gracias, un abrazo muy fuerte
    Carlota Leret O´Neill

  49. ¡En el PSOE! Interesante dato.
    Que a estas alturas se siga difamando la figura de Carlota O’Neill, es un claro ejemplo del alto precio que una mujer debe pagar por enfrentarse a la sociedad y tratar de vivir según sus propias convicciones.

  50. Buena tardes apreciada amiga Carlota Leret O’Neill. La verdad es siempre revolucionaria y eso hablando en román paladino jode y escuece.Los que no tienen argumentos válidos, solo recurren a la difamación y la calumnia.
    Todos estamos contigo y seguiremos, defendiendo la memoria, de tus queridos padres.¡ Ay ! si el Atalayón y el Fuerte de Victoria Grande hablasen. Un fuerte abrazo de un nadorense.

  51. Defender el trabajo de Carlota Leret, y su sobrehumano esfuerzo por rescatar la memoria sepultada de sus padres, no es solo una causa justa, es también una obligación moral.
    Afortunadamente, tras 16 años de esfuerzo incansable por su parte, los nombres de Virgilio y de Carlota ya están en un lugar en donde no pueden ser alcanzados por los rencores familiares, que todavía alberga una parte de la familia.
    Todo esa disputa desaparecerá con el tiempo, que la barrerá como a las hojas secas de otoño. Al final, solo quedarán sus nombres, ya inmortales, y el esfuerzo de una hija, Carlota, que se ha mostrado digna de tales padres. Si pudiesen verla desde algún lado, sé que estarán orgullosos de ella, especialmente su padre, Virgilio Leret Ruiz.
    Si Carlota O´Neill puede ver en donde se encuentra ya el nombre de su adorado Virgilio, sentirá un infinito orgullo por su hija, de su mismo nombre e invencible carácter.
    Unos ejemplos nos hablan y nos muestran la belleza de los sentimientos humanos, otros nos muestran su miseria. La miseria de quienes quisieron y quieren borrar su memoria.

  52. El PSOE, deberá escoger algún día en qué lado pretende estar y defender. La permanente indefinición le está llevando a la lenta desaparición.

  53. Miguel Ángel Roldán

    El mejor de mi reconocimiento y agradecimiento al trabajo incansable de Carlota Leret O´Neill por la dignificación de la memoria y su lucha contra el olvido.
    Muy agradecido Carlota.

  54. En la Ruta literaria por España de El País, un libro por cada provincia han elegido para Melilla el libro de Carlota O´Neill “Una mujer en la guerra de España”.

    https://verne.elpais.com/verne/2018/11/08/articulo/1541688340_478227.html

  55. En Melilla tenemos literata oficial, con premio internacional-mundial

  56. Decídselo a Cultura, que no dejan de traer figuras plurales y de toda sensibilidad política, que seguro les interesa.
    Ironía modo on.

  57. Al frente, o en los niveles segundos e intermedios de Cultura en Melilla, no hay nadie al que se pueda calificar de “autoridad”. Para hacer lo que hacen, vale cualquiera.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.