Archivo diario: 5 febrero, 2013

Las mejores aceras de Melilla IV


                       El eslalon de postes, de la avenida de Castelar

                 La palabra inglesa slalom se refiere a una modalidad de competición  en la que hay que zigzaguear entre diferentes obstáculos, y siempre en referencia a modalidades deportivas. La voz española es eslalon se refiere a: Una competición de esquí con pasos obligados. O sea, que hay un recorrido con un trazado determinado, marcados por palos, llamados también puertas, entre los que hay que pasar sin tocarlos, pues hacerlo supone alguna penalización.

                 Melilla, la ciudad que se ofrece como modelo accesible, tiene tal cantidad de postes de cableado eléctrico y telefónico, mas del primer grupo que   del segundo, que en algunas de sus calles se podrían realizar competiciones de eslalon, no de esquí, pero sí de monopatines. Este trazado de la avenida de Castelar tiene un grado de dificultad máxima. Sortearlos en un monopatín, en velocidad lanzada, supone un ejercicio de riesgo. Si no podemos ofrecer “puenting” u otras modalidades de deporte extremo, podríamos llevar a cabo la competición de “posting”, que consistiría, obviamente, en atravesar este entramado de postes (se podrían incluir también farolas extremas), sin darse el más grande de todos los leñazos, u “ostión”, en la acepción del lenguaje coloquial, todavía no admitida por el diccionario de la RAE ( Real Academia Española). La propuesta es seria.

El regreso del lado oscuro


         Hacía mucho que no volvíamos a notar sus efectos, casi desde el principio del Alminar, pero el lado oscuro ha vuelto y ha partido el Explorador de Windows. El ordenador central del Alminar apenas pudo ser utilizado ayer. Afortunadamente trabajamos con el disco del sistema operativo original, lo que permite una reinstalación, y evita que la información y los archivos se pierdan. Nuestros conocimientos informáticos son exiguos pero eficientes, y constituyen una base estrecha pero sólida. Nadie está a salvo de nada. La informática es un mundo extenso y también muy vulnerable. Casi nadie y casa nada puede resistir un ciber ataque. Hemos salido a flote con una instalación de urgencia y también con el explorador de Google, el Chrome. Esta noche volveremos a intentar reanudar nuestra singladura. La última vez que sentimos los efectos del lado oscuro, teníamos  187 visitas diarias, la 1/4 parte que las actuales.

          Nota: https://elalminardemelilla.com/2011/06/21/el-lado-oscuro/