Lidia Falcón O’Neill, la voz del feminismo


                   El Alminar con el Feminismo

         Pueden existir otras definiciones más acordes u ortodoxas, pero para El Alminar el feminismo es un movimiento social, una ideología de carácter progresista, humanista, universalista, auspiciado por mujeres, y cuyo objetivo es la emancipación de la mujer, su liberación y la equiparación total de derechos con el hombre. Surgió como necesidad de defensa de las mujeres frente a la sociedad capitalista, machista y patriarcal, que domina el mundo desde un extremo hasta otro. Es una ideología universalista porque engloba a todas las mujeres del mundo  en su lucha, y no hace ninguna separación por motivo alguno.

                 En cada sociedad, en cada cultura, en cada país, en cada sistema político, las mujeres tienes unas necesidades y unas reivindicaciones distintas, pero a la vez comunes,  que son la lucha por su igualdad y liberación, frente a la sociedad machista y patriarcal en su multitud de disfraces, bien religiosos, bien culturales o ideológicos Enrique Delgado

                                  Lidia Falcón O’Neill

                  He escrito el segundo apellido de Lidia, que es amiga mía y del Alminar, porque resulta clave para la pequeña historia de Melilla, y para la mía personal. Lidia Falcón es prima hermana de Carlota Leret y sobrina de Carlota O´Neill, la autora de “Una mujer en la Guerra de España”, el libro que fijó para siempre la memoria de los vencidos y represaliados en la Guerra Civil en Melilla.

                  Hay otras muchas mujeres, muy conocidas también que son voz y rostro del movimiento feminista en España, como Carmen Sarmiento o Elvira Siurana, que la acompañaron en la lista de candidatas al Parlamento Europeo en 1999. Fue la primera vez que leí su segundo apellido, y enseguida pensé en Carlota O’Neill. Fue ella quien me abrió la puerta hacia la rama exiliada de su familia, la de sus primas Gabriela y Carlota Leret O´Neill. Lidia me regaló y dedicó su libro “Los hijos de los vencidos”, con el que redacté en aquel año, la historia de su tía Carlota O´Neill en El Telegrama de Melilla, junto con un ejemplar de su revista Vindicación Feminista, en la que vi las primeras fotos de sus primas y tía.

              También me proporcionó la dirección de sus primas en Venezuela y a partir de ese momento, cambió la historia del recuerdo de la Guerra Civil en Melilla. Sin Lidia Falcón, sin Carlota Leret, sin aquella serie de coincidencias, nada sería hoy igual en nuestra ciudad, en lo que a “la memoria histórica” se refiere. Pero esa es la parte de la historia que contaré después de esta. Lidia abrió la puerta, por la que luego entró el vendaval de Carlota.

                                                 Ejecución sumaria

               Ahora publica un nuevo libro “Ejecución sumaria”, en el que relata los pormenores de la ejecución de Salvador Puig Antich, el último ajusticiado en España por el método del “garrote vil”. La ejecución de Puig Antich ocasionó un revuelo político en Melilla, al ser incluida como mérito para la concesión de una medalla al mérito policial, con ocasión de las labores de escolta de las autoridades, en aquel luctuoso suceso.

           El capitalismo ha acabado con el comunismo y el socialismo, sus rivales económicos y políticos. El feminismo sigue afortunadamente activo, con producción teórica en constante renovación, aunque no le faltan amenazas políticas  y detractores. El neomachismo, el neoliberalismo, nos acechan a todos.

    Notas: (1) https://elalminardemelilla.com/2011/09/01/la-ejecucion-con-garrote/. (2) https://elalminardemelilla.com/2011/09/01/el-heroe-de-la-policia-local-de-melilla/