Archivo diario: 7 noviembre, 2012

La desaparición del viejo Industrial


     El Barrio del Industrial de Melilla atesoraba gran parte de la historia de la ciudad. Durante algunas décadas, nuestra ciudad, al igual que las grandes capitales tenía dos equipos de fútbol rivales, con aficiones netamente diferenciadas, la UD. Melilla  y el CF Industrial, al que también se conoció por el equipo de “los soldados”. La década de 1980 conoció la paulatina desaparición de las grandes naves de salazón de pescado, reconvertidas durante algún tiempo en las primeras discotecas de Melilla. Era un barrio marinero, con el olor característico de la salazón del pescado. Cientos de mujeres melillenses trabajaron en esta industria. Junto a las naves industriales existían también casas matas, de carácter humilde, en la que vivían trabajadores o gentes de mar, siempre con las losetas de la Virgen del Carmen en la puerta.  La desaparición es tan completa, que ha perdido hasta su nombre. Es raro encontrar a quien diga  que “vive en el industrial”, lo normal es llamarle ya Paseo Marítimo, o con los nombres de las calles y urbanizaciones. La composición social ha cambiado mucho. En este barrio, y en una tienda de “ultramarinos” que no he logrado identificar, se originó el culto al “Cristo de Limpias”. Al morir la dueña se trasladó el busto al cementerio y posteriormente a la Iglesia de San Agustín (hasta su desaparición), que es de la que depende la administración eclesiástica del barrio.

            Hoy quedan muy pocos vestigios de aquel pasado, y algunos de los pocos que quedan,  presentan un aspecto desolador. Un almacén inactivo, otro en funcionamiento (el de Wenceslao García), y unas pocas manzanas de casas, ruinosas unas y habitadas todavía otras. Es una extraña mezcla en donde conviven la excelencia de edificios nuevos y un comercio moderno, junto a la ruina y la cochambre de anteriores viviendas y almacenes.  Es la resistencia a la desaparición, cuyo edificio más emblemático es el de los Talleres Montes. Es uno de los últimos lugares en donde pueden verse tejas en muestra ciudad. Sólo quedan aquí y en apenas dos o tres casas del barrio del Real.