Archivo diario: 8 mayo, 2013

Cuestiones sobre el Parque Forestal


            El Parque Forestal era algo necesario en Melilla, pero con haber hecho una reforma que conservase las edificaciones y el suelo de terraza de la antigua Granja Agrícola, se hubiesen ahorrado varios millones de euros. El Parque Forestal es una obra carísima, con estampas e imágenes bellas, pero es solo un decorado. Todo en él es artificial. El proyecto se llevó a cabo con una atomización del proyecto, para poder llevarlo a cabo sin incumplir la legislación vigente, dado su elevado coste. En un año han vaciado dos veces la laguna, pero tanto la misma, como los arroyos artificiales, están llenos de espuma y de materia orgánica. Han acabado varias veces con la fauna del parque, como las ranas, tortugas y carpas. El suelo se ondula, la vigilancia se ha reducido (de dos vigilantes a uno) y ahora el deterioro es mayor en la zona de juegos. La tirolina ha desaparecido, probablemente reventada.

                         Cambio en la gestión del Quiosco

             Sin embargo, lo que más llamó mi atención el otro día, es el cambio en la gestión del quiosco, que hasta hace una semana estaba a cargo de Pepe, hombre amable, de exquisito trato, y que se llevaba muy bien con los niños. Se ha producido un cambio en solo una semana, y no parece haber explicación alguna. Pepe, al que conocían todos los niños y niñas, llevaba la gestión con una profesionalidad impecable. Todo resulta muy extraño y por ello lo damos a conocer desde El Alminar, por si alguien pudiera tener alguna explicación, que no sea la que imaginamos.