El cuento de Sète y Melilla


                           La autovía del mar de Melilla

                  Perogrullo y sus verdades, o Abundio y sus cuentos inverosímiles, son narraciones para entretener a la gente en épocas de crisis, o en las que la cruda realidad precisa de fantasías.

                  Séte es un ciudad costera francesa situada en la región de Langedoc, que tiene una línea marítima que la enlaza con la ciudad vecina de Beni-Enzar dos veces por semana durante el periodo estival, o en la época de la operación paso del Estrecho. La naviera que realiza este trayecto es la GNV (acrónimo de Génova y del Barco), que se lleva a cabo es la Grandi Navi Veloci, y que realiza un espectacular giro en el vecino puerto marroquí.

               Don Arturo Estaban, es el singular presidente portuario de Melilla, uno de los altos cargos más longevos de la ciudad, desde que sustituyera a Enrique Beamud como Delegado del Gobierno en 2000, y tras ser nombrado presidente portuario en 2004. Tiene la misma supervivencia política que el Presidente Imbroda, y ha compartido con él la presidencia del Partido Popular. Uno gobierna sobre la tierra y el otro sobre el mar.

               Desde el año 2011, el singular Don Arturo promete el establecimiento de “la autovía marítima” entre Francia y Melilla, y desde esa misma fecha, la Grandi Navi Veloci, verano tras verano, arriba al vecino puerto marroquí. Este año, 2015, durante el periodo electoral, nos volvió a prometer la “autopista del mar”, y nuevamente el cuento quedó en un gran fiasco.

                  El caso es que por razones que “no podía revelar”, la Autoridad Portuaria no pudo hacerse con el contrato del trayecto marítimo, pero tampoco lo habíamos visto llegar al puerto vecino de Beni-Enzar.

                Sin embargo, el pasado jueves (16 de julio) y procedente de levante, en la lejanía, se pudo distinguir una silueta majestuosa y conocida. Hasta que no llegó a la bocana del puerto, no pude confirmar que se trataba de la mítica nave italiana. Reconocer su silueta, volver a contemplar el espectacular reviro, fue gratificante. El cuento de la “autovía del mar” no ha tenido final feliz para nuestras ciudad. Quizá en 2019 vuelva a contárnoslo, y quizá entonces el final sea diferente. Esta nave es la Fantastic y llegó a nuestras costas el día de la Virgen del Carmen.

Nota: https://elalminardemelilla.com/?s=grandi+navi+veloci

Anuncios

5 Respuestas a “El cuento de Sète y Melilla

  1. Y Melilla durmiendo, asomando el moquillo está por la nariz, en este estado perpetuo de ensoñamiento caciquil y a ratos cainita.

  2. Melilla es una ciudad vencida. Solo es movilizó una vez, y fue para pedir que a la mitad de la población le denegaran el derecho a la nacionalidad española. Los que nos gobiernan promovieron aquella manifestación.

  3. Espera!! Que todavía al circo le caben más animales. Resulta que ya se habla decididamente de que Miguel Marín, EMLQT para Medina, va a sustituir al Rey Arturo al frente del despropósito portuario.

  4. betty berges y marie las francesas

    Conesco muy bien la ciudad de Sète, yo hé cojado el barco con mi madre en direcion de Ceuta, que era un gran barco, un hermoso recuerdo ..

  5. betty.berges y marie las francesas

    perdon una rectificación ese necesario el barco era de sète destinación Tanger
    Me racuerdo que habíamos cojer después un taxi para ceuta a la época…

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s