Archivo mensual: enero 2016

El Alminar visto desde el exterior


            El Semanario  La Luz dedica su atención a los blogs melilleneses

       Hay una cosa que no podremos hacer nunca y es ver El Alminar desde fuera. Toda nuestra visión es interna, aunque alguna pista y ayuda nos ofrecen los/as comentaristas y colaboradores. El Semanario La Luz, en su nº 130 de la edición impresa, dedica un amplio reportaje al espacio global que componen los diferentes blogs melillenses, de muy distinta temática y composición. El artículo está escrito por Carmen S. Cantos y no solo dedica atención a los blogs, sino también a quienes los elaboran. Los blogs de Melilla abarcan casi todo el ámbito posible, y el artículo menciona los más emblemáticos y también aquellos que por una u otra razón han llamado la atención de su autora. Casi todos los que menciona utilizan la plataforma de Google y solo El Alminar de Melilla está inscrito en WordPress. Algunos tienen adquirido el dominio y otros no. Menciona a blogs amigos, como Sur de Alborán, de Carlos Esquembri, y otros que desconocíamos, como el de Petite Mafalda y otro con el nombre de ydeverdadtengotres. No  menciona a uno emblemático, como el de La Otra Melilla, uno de los más importantes en cuanto a la denucnia del estado físico de la ciudad y pionero en su campo, pero es que es imposible abarcar todo. Desde El Alminar  agradecemos la atención prestada.

                    El Alminar, en la visión de Carmen S. Cantos

         Al entrar en en blog de Enrique Delgado, lo primero que encuentras es un versículo del Nuevo Testamento: “Nadie enciende una lámpara y la coloca debajo del celemín, sino sobre el candelero, para los que entran vean la luz”, Lucas 11, 33; esto dice mucho del objetivo del blog, dar luz donde hay oscuridad, donde otros se empeñen en que no entre un rayo de sol.

           El autor del blog ejerció como periodista para “El Mundo”, y ha sido siempre un gran activista social, muy comprometido consigo mismo y con su ideología. El Alminar es una extensión de sí mismo, un reflejo de lo que él siente y padece, por ello, al igual que las personas al discurrir en una conversación, suele saltar de temática en sus post: política, sucesos de Melilla y de nivel nacional, deporte, meteorología, historia, corrupción o temas religiosos como el alejamiento de la iglesia del Partido popular o la iglesia de San Silvestro y su relación con los templarios- contenido que le interesa en particular.

         Esta plataforma es una de las más antiguas de Melilla y la que tiene más seguidores y fieles (cuanta con más de un millón de visitas) personas que leen y comentan cada entrada, que están al pie del cañón y que siempre expresan su opinión, a la espera de la pronta respuesta de Enrique, que firma como “el hospitalario”.

          Este es el texto que nos dedican. Se trata de una observación atenta y de una mirada certera. Lo más difícil de todo es atravesar el tiempo y mantener el interés y la observación sobre el entorno. Suceden muchas cosas, algunas demasiado efímeras, como para que un blog como El Alminar pueda recogerlas.  La realidad es poliédrica y cambia constantemente. Hay que mantener secciones y temas fijos que sirvan de vertebración al resto de temas y al blog en su conjunto. Unas veces nos llamarán la atención unos acontecimientos, y en otros momentos serán otros los dominantes. Cuando hay tantas miradas observando un punto fijo, hay que ser variado en extremo, y abarcar lo más posible.

         En el Alminar no creemos en aquello de que: el que resiste vence. Aquí solo creemos en la voluntad de resistir, que es el único modo de permanecer. Qui spiritus descendat super nos et maneat semper.

El monumento fascista de Enrique Nieto


     Cualquiera que sea abierta o secretamente defensor del Frente popular, debe ser fusilado. Hay que sembrar el terror, dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros. Emilio Mola

      La remodelación de la plaza Héroes de España (caídos falangistas de la Bandera de Marruecos), transformará todo el aspecto de la zona, excepto de aquello que debe demolerse hasta el mismo suelo, el feo monumento fascista y de agresiva estética erigido en 1941, y al que nunca se supo qué nombre darle. La parte trasera albergaba unas placas de mármol con los nombres de los caídos falangistas en los diferentes frentes de batalla de la península. En realidad es un monumento a La Victoria, de un ejército sublevado contra su país y contra su gobierno. Es un monumento fascista, tanto de ideología como de estética, auspiciado por La Falange de Jose Antonio, organización hermanada con las SS hitlerianas  (Schutzstaffel) de Heinrich Himmler. En su momento se le denominó como monumento al ejército.

         Esta es la historia del monumento que es defendido a toda costa por los integrantes de la Comisión del Patrimonio de Melilla, basándose en el falaz argumento de que el boceto o proyecto del monumento, era de Enrique Nieto, el santo fundador del modernismo melillense. Hay que decir que nadie se ha atrevido públicamente a defender el monumento, todo se hace entre bambalinas y pasillos. No hay una sola prueba pública de la autoría “niestista” del mamotreto que descompone toda el orden arquitectónico de la avenida del rey emérito Juan Carlos I. Nadie lo defiende en público porque eso significaría dar la cara, y exponerse al bochorno intelectual de defender una obra semejante.

         Decía o dijo algún consejero del gobierno de Melilla, que se le iba a desposeer de toda la simbología franquista. Eso es algo que resulta imposible,  porque se trata de un monumento franquista, y de concepción fascista. De hecho, las alas del águila llevan las “sigmas” nazis en los laterales, aunque  en posición invertida, de modo que una se ve siempre en posición correcta. Todo esto ya está escrito una y mil veces, pero como  persisten en la intención de dejar ese monumento en medio de la plaza, a la que ni siquiera piensan cambiar de denominación, hay que volver a escribir una y otra vez sobre lo mismo.

       El arquitecto Enrique Nieto tuvo un lado oscuro en la época franquista, no demasiado divulgado y conocido, y es el de su militancia falangista. Las actas de los Plenos municipales de la época republicana melillense, muestran su carácter irascible. Tanto que en una ocasión fue suspendido de empleo y sueldo por amenazar de muerte al concejal socialista Aurelio Solís Díaz. Éste concejal y también médico municipal, apareció asesinado en una calle de Melilla el día 27 de julio de 1936. Enrique Nieto aparece también como contribuyente neto, en la cuestación  voluntaria y patriótica en favor del Ejército Nacional, como muchos otros melillenses, pero con cantidades de 500 ptas, nada desdeñables para la época. Nada de esto le quita mérito artístico al arquitecto catalán afincado en nuestra ciudad, pero si resulta un elemento más para solicitar la demolición completa del monumento.

         Lo único que tiene valor artístico es la escultura Vicente Maeso Cayuela, hijo del escultor Vicente Maeso Tortosa, quien fue expulsado de Falange por descubrirse su vinculación masónica. Es claro que el hijo pagó con su escultura la ausencia de una represión dura hacia su padre.  Vicente Maeso, uno de los mejores retratistas españoles, a la altura de Antonio López, jamás regresó a Melilla y se exilió en Brasil hasta el fin de la dictadura de Franco, y nunca más volvió a realizar otra escultura. Sobran los motivos para demoler y destruir un monumento tan ofensivo, e incluso los exponemos y los damos a conocer al mundo entero, justo lo que no hacen quienes quieren hacerlo pervivir a toda costa, incluso aunque el precio sea el de la deshonra de la ciudad.

                        Represión republicana y represión franquista

          No pueden equipararse en ningún caso, ni siquiera en cuanto al dato numérico. La represión franquista triplicó a la republicana. El golpe de Estado de 1936 y la posterior sublevación del Ejército de Marruecos, liquidó el Estado republicano, destruyó al gobierno e hizo saltar en pedazos su control sobre el orden público. Los más de 70.000 asesinados por fuerzas izquierdistas republicanas, en su mayoría anarquistas, se produjeron en los meses posteriores a la sublevación militar, y al margen del control de Estado o del gobierno de La República. Cuando el Gobierno legítimo de La República recuperó el control, no volvieron a producirse hechos de esta naturaleza. Nunca existió una represión orquestada desde el gobierno republicano.

            Sin embargo, no puede decirse lo mismo de la represión franquista, que puede atribuirse casi desde el primer asesinado, al Estado franquista en formación, y del que La Falange fue su brazo ejecutor. La represión de Franco fue sistemática. continuada, extensa y profunda, y se desencadenaba en cada nueva provincia conquistada o arrebatada al Estado republicano. La cifra supero ampliamente los 200.000 ejecutados. El carácter de esta represión era exterminadora, y buscaba asentar el nuevo Estado sobre una ausencia absoluta de una futura oposición.

               La más perversa y mendaz de las acusaciones contra La República fue la de quienes habiendo asaltado la legalidad y destruido el Estado, le exigieron que garantizase un  orden público, que ellos mismos (los sublevados), habían destruido.

       Nota:https://elalminardemelilla.com/2015/08/23/el-monumento-perverso-de-melilla/

                       

Francisco de Cossío, desterrado en Chafarinas


       Francisco de Cossío, un periodista segoviano en el “Gulag español”

     El conjunto de las Islas Chafarinas (Congreso, Isabell II y del Rey), fue durante algunas décadas el “archipiélago gulag” español. Por la única  isla habitada, la de Isabel II,  han pasado decenas de conocidos nombres de la historia española, en calidad de desterrados o de presidiarios. Uno de ellos fue el indomable periodista del Norte de Castilla, Francisco de Cossío, que dejó la experiencia de su estancia en el islote en un libro titulado “París-Chafarinas, 4 expatriados-cuatro desterrados”. El libro, casi desconocido en nuestra ciudad, narra las experiencias de destierro o expatriación de Miguel de Unamuno, Vicente Blasco Ibañez , del infante Jaime de Borbón y la suya propia, solo que él, a diferencias de los otros ilustres represaliados, no estuvo en París, sino en “las islas del Muluya” o Chafarinas, como las conocemos los españoles desde que fueran conquistadas por el general Serrano en 1848.

       Es claro que hay libro que se olvidan o quieren olvidarse, y éste es uno de ellos. En la historiografía oficalista de Melilla hay poco espacio para la verdad histórica, y sí mucho para el rifeñismo colonialista o para la épica romántica de la guerra. Es una paradoja y también un síntoma, que las aportaciones de aire fresco sobre nuestra historia pasada y no reconocida, provengan de plumas no históricas, sino aficionadas, como las del historiador aficionado y amigo Carlos Esquembri, que dedica la mayor parte de su artículo , insertado en una publicación sobre la historia de las islas, a la presencia de los desterrados y presos en este pequeño archipiélago. En la bibliografía melillense no suele aparecer este libro. La razón es clara: o no se conoce el relato, o no quiere conocerse. Sabiendo que “la nomenclatura” lo conoce todo, nos inclinamos por la segunda de las opciones.

         Francisco de Cossío, periodista español nacido en Sepúlveda, (Segovia), fue desterrado a las Islas Chafarinas en la mitad de la década de 1920, cuando todavía era una isla habitada, casi con una única calle. La orden gubernativa de destierro le fue comunicada en Valadolid, de donde partió primero hacia Madrid y luego hacia Málaga, localidad desde la que fue trasladado a Melilla, en espera del barco que le conduciría hasta la isla de Isabel II.

      La descripción de la vida de desterrado, y de los personajes que allí conoce es muy interesante, entre otros al legendario Muley Mustafá Raisuni, otrora pesadilla del ejército colonial español, del que dice: “Viene a mí sonriendo, y me saluda con esas reverencias inimitables, que solo pueden describir los moros, y que son como la esencia de la elegancia”. Son 60 páginas de un pequeño relato en el que condensa toda la esencia de la isla y de la política española del momento. Al poco de estar allí, llegarán otros ilustres desterrados, el profesor Jiménez de Assua, el abogado y escritor Arturo Casanueva, y el estudiante Salvador María Vila.

           Sobre la conquista de los islotes escribe: “Los fundamentos de la ocupación deben dormir en los pesados tomos del Diario de Sesiones del Congreso, y quizá alguien los conozca”. La isla del Congreso, la más grande y visible de todas, es descrita de esta manera por Francisco de Cossio: “Hoy esta isla no tiene razón de ser, y si el mar se la tragase, haría un favor a las otras dos. La isla del Congreso da demasiada importancia al archipiélago, y en realidad no sirve para nada”.

Nota:http://www.escritorescantabros.com/escritor/cossio-y-martinez-fortun-francisco-de.html

¿ Un mundo en libertad ?


La libertad en la sociedad capitalista sigue siendo la misma, ya que estaba en las repúblicas griegas antiguas. Libertad para los esclavistas. Vladimir Lenin

       ¿Existen los altruistas, los mecenas, los filántropos?, ¿hay una libertad posible para el mundo, o podemos caminar hacia un mundo en libertad?. Es indudable que sí, pero todo dentro del marco de esta sociedad impuesta, de la que no es posible salir. Podemos modificar  y proponer alternativas y una de las herramientas más eficaces e imprescindible es la libertad de crítica, como decían los leninistas, o la libertad de expresión. La libertad de expresión no es posible en el marco actual, dominado por los grandes imperios mediáticos, que en forma de medios de comunicación, solo responden a los intereses económicos que están detrás de ellos. Hay diferencia de opiniones, de pareceres, de contrastes, pero en cuanto se pone en cuestión el sistema, comienzan las trabas. Todo lo que se salga de los rígidos raíles marcados por el modelo imperante, empieza a concitar los alfilerazos de los defensores sistémicos. Las ridículas críticas a los atuendos, aspectos personales y actitudes,  de los nuevos/as componentes del Parlamento español, muestra hasta qué punto la necedad, lo superfluo  y la banalidad, se han adueñado del debate dominante. El súmmun de la necedad lo ha alcanzado la parlamentaria popular Celia Villalobos, al que se ha añadido gustoso el coriféo mediático, de muy conocidos forjadores de opinión pública, que solo compiten entre sí, por alcanzar el mayor nivel de sandez posible.

                           Matt Mullenweg, fundador de WordPress

             WordPress, la plataforma que aloja al Alminar desde 2011, fue creada en 2003, y hoy da cobijo a uno de cada cuatro blogs publicados en el mundo (71% en inglés y un 5% en español). Tan solo ahora alcanza cierta notoriedad el nombre y el rostro de su fundador. WordPress es una plataforma autosostenida, con las aportaciones de millones de usuarios. La idea de su fundador era la de “socializar la edición”. El universo de los blogs es una de las principales alternativas a la libertad de expresión y de crítica, sin tener que pasar por el aro de “las enredadoras sociales”. Abrirse paso entre millones de páginas no es fácil, permanecer tampoco. La mayor parte de los blogs mueren pasados 4 años, o son creados para fines muy específicos y de modo efímero. No podemos saber qué hay detrás de todo esto, ni cuál será su futuro, porque todo este universo depende de servidores, y necesitan ser almacenados en lugares e instalaciones que cuestan mucho dinero. La pervivencia no está garantizada porque todo puede cambiar de manos en cualquier momento.

           En 2011 escogimos la plataforma de wordpress porque nos pareció la más abierta y transparente. Creemos en un mundo abierto a todos, en donde la opinión pueda ser expresada, al margen de la rígida censura de los medios de incomunicación, y de los poco claros intereses de las enredadoras sociales. Aquí no divulgamos nuestra vida, que no interesa a nadie, sino nuestras ideas, que son las que queremos expresar y compartir.

               Surgimos en medio de una noche oscura y próximos a un inverno que acechaba amenzante. Conseguimos levantar el vuelo y rebasar los férreos muros que nos rodeaban. Han pasado 5 años y aquí seguimos.

       Nota:http://one.elpais.com/gracias-a-el-se-publica-la-cuarta-parte-de-las-webs-del-mundo-matt-mullenweg-fundador-de-wordpress/

Un día de lluvia en enero


 

        La escasez de lluvias hace fracasar las cosechas. En los meses finales del año se ha sembrado el cereal. El que no ha sembrado en diciembre, que no siembre, dice un refrán del campo. El norte de Marruecos es tierra de labores. Los tractores y los medios mecánicos  permiten hoy la siembra a más profundidad que la azada y el mulo. Enterrar a mayor profundidad permite que los aguaceros no arrasen con lo sembrado, como hace décadas.

         El agua empieza a ser un problema y lo será más en el futuro. Las antiguas cuencas están hoy secas. Melilla está muy seca. Los antiguos acuíferos ya no tienen agua o ya es de baja calidad. Toda el agua que consumimos en la ciudad procede de la desaladora y se recoge en el pantano de Las Adelfas. Es un agua que no hay quien la beba. La salubridad del agua y su mala calidad para el consumo, ha provocado que el plan de la Consejería de Medio Ambiente para cerrar las fuentes se haya aplazado “sine die”.

            “Agua que no falte, que sol sobrará”. Casi nadie ha tenido invierno hasta ahora. El agua de enero debe mojar la tierra hasta niveles profundos, para que ésta aguante los calores que se iniciarán en mayo. Manantiales, agua, fuentes de las que beber. Eso es lo que todos buscan. A veces es muy difícil encontrarlas, a veces hay que esperar mucho y aguantar el tiempo seco.

             Nada es enteramente nuevo, nada concluye del todo. La vida es como un caravasar que recorre siempre sendas conocidas y también distintas, pero con diferentes personajes y mercancías. La frontera que separa un año de otro, apenas es de un minuto. Siempre existirá enero, y a un mes le seguirá otro. Lo que no esté concluido nos seguirá esperando, y de lo sembrado surgirán nuevas cosechas que recoger.  Hay que tener cuidado, porque a la hora de la cosechas, aparecen muchos más de los que estuvieron durante la época de siembra y siempre hay pájaros pendientes de picotear el grano. En cualquier caso, donde hay agua, hay vida.

Yugoslavia, Cataluña, España


               La cuestión nacionalista y secesionista

    En Estados democráticos no caben asaltos a la legalidad, bien sea mediante insurrecciones armadas, revoluciones, o declaraciones de secesión. Estás tres cosas le pasaron a la II República Española (intento de golpe de Estado de Sanjurjo, revolución anarquista de Casas Viejas, revolución de Asturias, e independencia de Cataluña). Todos estos sucesos fueron minando y socavando la capacidad de respuesta del Estado, pero nada justifica el asalto armado encabezado por Franco en julio de 1936.

        En el caso del Golpe de Sanjurjo la respuesta del Estado fue débil, y en el de Casas Viejas desproporcionada, y éste es el primer parámetro para afrontar el desafío secesionista del nacionalismo. La acción de Estado debe ser contundente, pero nunca proporcionar más alimentos a las llamas. El Estado debe buscar ante todo, convencer, pero precisa de ser defendido. Se puede discutir todo en una democracia, incluso la propia forma del Estado, pero nunca su composición. El nacionalismo catalán, legítimo como ideología, no puede ser combatido con el nacionalismo español, pues ambos se retroalimentan. Es obvio que existe el sentimiento nacionalista catalán, y su hecho diferencial histórico y lingüístico, pero no lo es menos que Cataluña se ha forjado y formado siempre dentro de del conjunto de la historia peninsular o de España, al igual que el resto de sus comunidades y/o regiones. Solo Portugal se separó del resto de la evolución histórica peninsular y formó una nación distinta. El problema está en que el sentimiento y la política independentista no atienden a razones de ningún tipo, pero hasta llegar a este punto, ha habido una serie de clamorosos errores, dilatados a lo largo de los años.

    La política de “no hacer nada”, y de  minusvalorar la capacidad de desafío del independentismo, que es la que ha llevado a cabo Mariano Rajoy en los últimos cuatro años, ha traído al conjunto de la Nación, a un abismo del que será muy difícil alejarse, o no caer en el.  Alimentar al cocodrilo soberanista, como se hizo en la etapa socialista de Rodríguez Zapatero y el fallido Estatuto catalán, tampoco lleva a ningún lugar, porque el Estado llega a sus límites, pero el soberanismo independentista no, pues jamás retrocede en los pasos que avanza.

       Llegados a este punto el Estado y los partidos de ámbito estatal, deben diferenciar entre los partidos nacionalistas catalanes, y los independentistas o soberanistas, que se han juntado en una “coalición contranatura”. La derecha burguesa catalana y  nacionalista, no puede ir junta con partidos de izquierda independentista, como los anticapitalistas de la CUP (Candidatura d´Unitat Popular. Es incomprensible y contradictoria esta alianza. Las legítimas aspiraciones republicanas y catalanistas de Esquerra Republicana, son antagónicas con las aspiraciones de la burguesía catalana de derechas.

     La acción del Estado y de todos los partidos estatalistas que lo integran, que debe ser muy fina, debe ir encaminada a forzar la desunión de estas fuerzas antagónicas. No hay otra vía posible que explotar las contradicciones de esa unión, buscando acuerdos con las fuerzas catalanistas no soberanistas, o lo que es lo mismo, reintegrar a la mayor parte posible de la derecha nacionalista y burguesa, al lado de la federación estatal, aunque eso suponga modificar la forma del Estado. Hay que aislar, políticamente, al soberanismo, siempre y cuando se crea en el Estado y su concepto.

     El inmenso error de alargar la legislatura, pensando solo en los intereses propios, los del Partido Popular, y no en los del conjunto del País, ha conseguido que el desafío soberanista se lleve a cabo frente a un gobierno en funciones y sin legitimidad parlamentaria. El nacionalismo siempre busca la posición de debilidad del Estado al que se enfrenta.

            Se necesita un siglo para construir un Estado, y una hora para reducirlo a polvo. Lord Byron

        Un partido con la aspiración de dirigir una nación, debe presentarse en todo el ámbito estatal bajo las mismas siglas y la misma ideología. Podemos debería haberse presentado con sus siglas inequívocas en todo el territorio español, ya que ahora corre el riesgo de sufrir escisiones en la periferia, o de entrar en contradicciones según los territorios. Aun así, su fuerza es muy grande y tienen una oportunidad única  para llevar a cabo la diferente opción que representan. En ellos descansa parte de la oportunidad que todavía tiene este país para salir adelante sin escisiones, aunque en el camino se dejen algunos diputados,  los de las compañías políticas de la periferia estatal. Nunca se deben hacer rebajas en la ideología de izquierdas, porque al independentismo le  vale todo.

        Siempre traigo a colación a la antigua Yugoslavia, porque no fue un Estado fallido, sino uno al que hicieron fallar. A la muerte del mariscal Tito, era un Estado muy sólido. Una república federal, con la jefatura del Estado rotatoria. ocurrió que en su peor momento , se encontró con los peores dirigentes políticos posibles. También existían intereses políticos y económicos tras aquella forzada ruptura. Alemania representaba a uno de los responsables del estallido yugoslavo.

         Si el camino que se ha iniciado hoy en Cataluña es solo la voluntad escapista de algunos de los actores políticos, todavía se está apunto de reconducirlo, pero no con Mariano Rajoy al frente. Si hay actores políticos y económicas tras este escenario, la situación se tornará algo más complicada.

La extraña Cabalgata de Los Magos en Melilla


¿Fue esto una Cabalgata de Reyes Magos, por qué fue tan corta?. Las tradiciones pertenecen a cada comunidad y aunque se compartan, no pueden desposeerse de su significado y de sus señas de identidad. La cabalgata del año 2016 estaba amenazada por el temporal de viento y por la lluvia, y al final se libró de una cosa y de la otra.

                    Hay una cosa con la que no pudieron Los Magos de Oriente y su magia, y fue la obra municipal en la calle del general O´Donnell y el tramo final de la avenida, que obligó a buscar un recorrido alternativo, el de Semana Santa, y a hacerla más corta de lo habitual. Al final esto salvó la cabalgata de la lluvia, pero no es posible afirmarlo sobre el propio desfile.

                  Los Magos de Oriente fueron a adorar y rendir pleitesía al Niño Jesús, el Mesías negado por las otras dos religiones monoteístas, el Hijo de Dios encarnado. Esto es lo que dice la tradición y los libros, aunque uno puede creerlo o no. Todo esto sucedió e Palestina, en época de dominación romana, en los albores del siglo I, pero no en la de los galos de Asterix, que llevaban ya sometidos varios siglos al poder de RomaEn la cabalgata había una extraña mezcla de restos del carnaval y del desfile medieval, pero muy poca Palestina, y muy pocos, por no decir ninguno, de los elementos tradicionales cristianos. En una cabalgata de Reyes Magos debe haber elementos orientales, rurales, portal de Belén y sobre todo Palestina.

                No había pastores, ni la escenografía que habitualmente puebla el Belén, que es un representación de la Palestina del siglo I, pero sí Bob Esponja, elementos Disney e incluso el mister y la maja de Melilla. Todo muy extraño. Hay elementos nuevos que se están colando en todas las cabalgatas de España, pero las características propias deben  mantenerse. No todo puede desnaturalizarse. No se vio el castillo de Herodes, ni elementos de la cultura hebraica, fundamentales y comunes  en el inicio del cristianisno. Pero sobre todo, la ausencia total de elementos palestinos, y demasiados de Las Mil y Una Noches.

               Como decían en la extinta EGB (Educación General Básica), la cabalgata podía quedar en una calificación de SI,  Suficiente pero Insatisfactoria.