A la mayor gloria de Dios (A.M.D.G.)


                                      El Vaticano en la compañía de Jesús

     Desde hace un año vivimos una situación anómala en la historia de La Iglesia, y es la coexistencia de dos Papas (Benedcito XVI y Francisco I),  sin que uno de ellos sea cismático. Hay otro hecho al que no se ha dado suficiente importancia y es que un “jesuita” o un sacerdote perteneciente a La Compañía de Jesús, haya llegado a la cima del Papado, algo que tenían prohibido por propia voluntad, desde que fuera aprobada por el Papa Pablo III en 1540. Unos años antes, el 15 de agosto de 1534, el noble vasco y ex soldado Ignacio de Loyola, había fundado una pequeña fraternidad, que se considera el embrión de la luego flamante y a la vez temida Compañía de Jesús, también conocida como La Orden Negra, por los hábitos siempre negros, sin adorno alguno, de los sacerdotes jesuitas.  Son una élite intelectual.

         Los jesuitas conforman una élite escogida entre los mejores de los mejores, un selecto grupo de hombres, jamás habrá una mujer entre ellos, que  reciben una formación intelectual de altísimo nivel, conformando una milicia al único servicio del Papado. Están por encima de cualquier grupo u orden eclesiástica y solo por debajo del propio Papa, al que se vinculan por un especial voto de obediencia. Están creados y concebidos para conformar la última línea de defensa de La Iglesia. Detrás de ellos no hay nada más. Quién logre acabar con los jesuitas habrá acabado también con La Iglesia.

            El significado, a mi juicio el único posible,  de la elección de un sacerdote de La Compañía de Jesús como Papa, es su interpretación como la total derrota del clero diocesano para dirigir y poner a salvo una Institución, La Santa Iglesia,  asolada por escándalos sexuales, económicos y en serios aprietos doctrinales ante la evolución científica, social y moral del mundo. Pocos recuerdan que en el cónclave que eligió como Pontífice a Benedicto XVI, estuvo a punto de resultar elegido otro sacerdote de La Compañía de Jesús, el cardenal ya fallecido Carlo María Martini, religioso jesuita de gran solvencia intelectual.

                                                               Ad Maiorem Dei Gloriam

           Este es el pretencioso lema de La Compañía de Jesús, y es pretencioso porque Dios no necesita gloria alguna y menos que alguien se la dé. Lo único que puede conseguir cualquier fundación humana es quitársela, o emborronar su nombre con manchas indelebles, como la ocasionada por el fundador de los Legionarios de Cristo, el pederasta y depredador sexual,  Marcial Maciel.

           Si el Papa Francisco I quiere pasar de los gestos efectistas (la gran especialidad de los jesuitas) a los hechos, debe disolver sin más la Orden corrompida de Maciel. La depravación y los crímenes sexuales cometidos tanto por el fundador como por muchos de sus integrantes son tales, tantos  y tan abominables, que lo único que puede hacerse con ella es disolverla. La situación no admite medias tintas o soluciones de compromiso. Si el Papa Clemente V pudo disolver la Orden del Temple en un solo día, un 13 de octubre de 1307, mediante la Bula Ad Providam,  lo mismo puede y debe hacerse con esta Orden religiosa,  que merece ser enviada al infierno y al sótano de la memoria humana.

                                                          El significado de una elección y el futuro

               Las viejas órdenes (agustinos, franciscanos, salesianos, etc.) y los nuevos grupos o movimientos eclesiales, algunos muy influyentes, no han podido contener la avalancha de escándalos en la Institución de La Iglesia, a la que debemos distinguir claramente de los creyentes. Muchos millones de personas se sienten amparados bajo su manto. Hablamos y escribimos de ella porque es la única de las grandes religiones que ha desarrollado una estructura y jerarquía que gobierna sobre todos sus fieles. No hay un ejemplo comparable en todo el Planeta ni en toda la historia. Su caída, la de la Institución,  provocaría un vacío difícil de imaginar.

               La llamada novela anticlerical española produjo joyas hoy ya poco recordadas, como A.M.D.G. de Pérez de Ayala, El Jardín de los frailes de Azaña o El obispo leproso de Gabriel Miró. En ellas se muestra claramente el rigor de la educación de los jesuitas y su carácter y formación sólida e inquebrantable. Solo una grupo así, que ha tenido siempre problemas incluso con la propia institución del Papado, puede ponerse al frente de La Iglesia para librar la batalla decisiva. Que nadie espere cambios doctrinales con los jesuitas al frente del Vaticano. Son rigurosos y rígidos. Si ellos están hoy al frente de la Institución eclesial, es porque la situación es muy grave.

                No ofreceremos ahora toda nuestra visión de las cosas, porque nos veremos obligados a escribir de esto más adelante. Al igual que dijimos de Benedicto XVI en su momento: que una sola persona no puede llevar a cabo una tarea de semejante magnitud (limpiar la institución eclesial de todo lo dañino que hay dentro de ella), volvemos a decirlo de Francisco I. Es una tarea colosal, incluso para los jesuitas.

                  Hubo una señal brutal, pero que nadie se atrevió a interpretar de modo amplio. Cuando soltaron dos palomas desde la ventana en la que dirigía una alocución el Papa Francisco, y fueron inmediatamente atacadas por un cuervo y una gaviota. El Estado del dinero, el que gobierna el mundo desde la sombra, y hay autores muy serios que escriben libros al respecto, han lanzado la gran ofensiva contra los Estados sociales y las democracias. Cualquier institución que pretenda hacerles frente, incluida la propia Iglesia, será objeto de sus ataques. La parábola de las palomas atacadas supera incluso al contexto en que se produjo.

                              El Mundo está cambiando de manos. Los países ya no son dueños de nada, no deciden nada.

                  Nota: https://elalminardemelilla.com/2013/02/11/benedicto-xvi-y-la-profecia-del-alminar/

Anuncios

31 Respuestas a “A la mayor gloria de Dios (A.M.D.G.)

  1. Alguien nos pidió hace tiempo, en un comentario, nuestra opinión sobre el Papa Francisco. Pedimos tiempo para elaborar la respuesta y aquí está. Esperamos que satisfaga las expectativas.

  2. Y mientras tanto algunos siguen empeñados en gestos anacrónicos, vacíos de contenido y de sentido, como lo es el condecorar vírgenes, coronarlas o cargarlas de oro y joyas ( http://noticias.es.msn.com/pol%C3%ADticos-que-se-excusan-divinamente).
    Las personas esperan respuestas a sus problemas y lo único que les ofrecen son gestos carentes de lógica y fuera de tiempo.

    • Que lastima que la Virgen María no haya hecho el “milagro” de despreciar ostensiblemente la medalla del merito policial que le ha concedido el ministro Jorge Fernández Diaz!
      Podemos estar seguro que si lo hubiera podido hacer, lo hubiera hecho! Pero están seguro, al igual que el que le roba la cartera a un muerto, que no puede haber ninguna reacción! ¡ Que pena!.

  3. Con este nombramiento o ratificación, se confirma qué de La Compañía de Jesús no se puede esperar apertura doctrinal alguna, y confirma lo escrito y mantenido en la presente entrada. Gestos efectistas los veremos a cientos, pero nada más. Tiempo al tiempo.
    http://www.periodistadigital.com/religion/vida-religiosa/2014/02/26/el-papa-confirma-a-kiko-arguello-como-consultor-iglesia-religion-pontificio-consejo-para-los-laicos-camino-neocatecumenal-iniciador-francisco.shtml

    • La entrada me confirma lo que pensaba, que no había motivos para esperar demasiado del cambio. A pesar de eso, me resulta asombroso y descorazonador leer una noticia como esta.

      • Hay una esperanza, Isa, y es buscar la tercera vía, la de la espiritualidad libre. No vamos a dejar caer a nadie, pero no es un camino fácil. Yo he llegado a entender lo de sudar sangre: La tiniebla te sorprende a veces y el camino se hace muy duro, porque a menudo hay que abrirse paso entre las zarzas, con las manos como único herramienta. Quien se quede aquí, nada debe temer.

  4. La Compañía de Jesús es lo que es. Tenemos el libro de los ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola, como documentación, y no hace la más mínima concesión a nada. El otro libro es un devocionario del Corazón de Jesús, el talismán de los jesuitas, y es sencillamente estremecedor. Que nadie se llame a engaño con ellos. La única firma que lleva el texto es la de A.M.D.G.
    Estamos a punto de superar un mes muy duro, en el que hemos rozado el suelo. Solo nos hemos levantado en los últimos días.

  5. “Yo te apoyo. Sigue adelante”. Ha dicho el Papa Francisco al nuevo director de los Legionarios de Cristo Eduardo Robles Gil.
    En una entrevista hoy en El País, Eduardo Robles hace unas declaraciones de lo más ambiguas dudando entre si hay que denunciar, o callar por el mal que ocasiona saber lo ocurrido, dando a entender que el daño a la Órganización lo ocasiona el que se conozcan los hechos, en vez de los mismos hechos que se han producido.

  6. Gracias Isa, este comentario que has hecho es importante. Me va a dar la oportunidad de dejar las cosas más claras aún. También supone un dato más acerca de que poco se puede esperar, en cuanto a cambios significativos y de gran calado, con La Compañía de Jesús.

  7. Don Hospitalario no recuerdo quién dijo, no hace mucho, que el triple lema de la Revolución Francesa, “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, se ha pulverizado. Porque la derecha ha priorizado la libertad, la izquierda ha puesto el acento en la igualdad, y la fraternidad es la gran asignatura pendiente. Pero nadie ha conseguido la realización efectiva de una verdadera libertad o igualdad. La Santa Madre Iglesia, que durante siglos tenía o quería tener las garantías de seguridad más fundamentales y fundamentadas, también forma parte (y de qué manera) de este inmenso naufragio de certezas. Pero en medio de todo este caos aparece una pequeña luz, al menos yo la tengo como pequeña luz (como una vela de El Alminardemelilla). El papa Francisco ha titulado así su primer documento y mensaje de fin de año: LA FRATERNIDAD, FUNDAMENTO Y CAMINO PARA LA PAZ. La fraternidad, precisamente, uno de los tres lemas de la Revolución Francesa.

    Gracias por abrir esta ventana.

  8. Gracias, Fernán. Lo del naufragio de las certezas es una expresión muy buena. El alminar es precisamente eso, una pequeña vela, que cuesta mucho mantener porque el temporal nos azota a todos. Desearía escribir más, porque hay muchas cuestiones de las que hacerlo, y muchas incertidumbres que despejar, pero resulta muy difícil. Todavía hay aceita y la lámpara sigue ardiendo. Hay otra ventana y ya se la indicaré.

  9. Es evidente de toda evidencia que la Santa Madre y el mundo en general se encuentra ante una situación extraordinaria, con todo esto de la renuncia papal y la nueva elección vaticana. Pero también hay que reconocer que tanto la Santa Madre como el propio Papa de Roma ya no tienen, ni mucho menos, ese peso social y autoridad casi universal que tenían en tiempos remotos. Todo aquello ya ha pasado, seguramente para siempre. Y es que antes el catecismo gobernaba el mundo, y ahora lo hacen los periódicos. Es decir, en lugar del Papa, el papel.

  10. Hoy, víspera del Día de la Mujer, un obispo nos insulta a las mujeres y desprecia a las víctimas del franquismo diciendo, en referencia al aborto, que desde 1985 ha habido más asesinatos que en la guerra civil.
    Sin embargo, no he oído que reclame justicia al Estado para que muchas mujeres y familias que viven en extrema necesidad puedan mantener a sus hijos nacidos. Ni que pida solidaridad y se duela por la muerte en la playa de Ceuta de personas nacidas.

  11. Lo he leído y he sentido bochorno. Qué simplezas, qué ofensas y comparaciones tan poco apropiadas. Qué poca caridad y comprensión cristianas. Realmente, no saben de lo que hablan, pero no dejan de hablar y deberían hacerlo. Cada uno debe hablar o escribir de aquello que conoce.

  12. Señora Isa, y Señor hospitalario :

    Creo que en el foro falta la crítica y la verdadera. En el día de la Mujer solo cabe su felicitación y su reconocimiento y en todo caso no me gusta la HIPOCRESÍA y que dejen de manipular a quienes realmente solo tratan de utilizar a la mujer. ¿Porque nadie quiere verse su joroba?
    —————————————————–. ¿ Siguen ustedes sus homilías a diario? Yo diría que no, puesto que si lo hicieran sabrían que no solo se reclama justicia para esas personas desde la Iglesia, sino que se hace una gran labor. En muchos casos si no fuera por Caritas muchas personas de esas morirían, porque en este país hay muchas personas como tu, yo e Isa, que hablamos mucho y hacemos poco.

    Un saludo.

    • No vamos a permitir que se siga en esta línea de desviación de lo que se dice la entrada, ni que se siga ahondando en la obscena comparación entre aborto y víctimas de la Guerra Civil. Suprimimos esa parte de la reflexión.

  13. Caritas y La Iglesia, hacen caridad con el dinero que reciben del Estado, que a su vez donan voluntariamente los españoles. Igual que las donaciones que reciben, las limosnas, las exenciones fiscales o el dinero que cobran a los ciudadanos por visitar las catedrales y sus museos. Hacen caridad con nuestro dinero.
    En cualquier caso, hable por Vd. cuando afirma que “hablamos mucho y hacemos poco”.

  14. Vale. Entendido.

    Pero también permitame decirle que no me gusta que se utilice el día de la Mujer para cargar contra el obispo, eso es hipocresía. ¿Donde esta la ofensa? por decir que el aborto es un acto antinatural e inhumano ? ¡ Por favor!

    • El aborto es un acto humano porque lo llevan a cabo las mujeres, que son humanas, bastante más que los hombres. Hay muchas circunstancias detrás de cada aborto y yo entiendo que cada cual tenga su opinión sobre el tema. Yo solo opino que la mujer que quiera abortar pueda hacerlo, en hospitales públicos y en condiciones sanitarias que garanticen su vida. Yo no juzgo y también debería hacerlo el obispo. Una cosa es tener una opinión y otra imponerla por la fuerza con el amedrentamiento judicial de un ministro fanatizado.

      • El aborto hospitalario es un acto antinatural y no debiera de tolerarse a no ser en circunstancias muy delicadas. Esto que estoy harto de decirte es desde una perspectiva que no tiene que ser religiosa sino de etica. Deja ya la guerra civil y la religión católica porque estás quedándote con la paja y estás desperdiciando el grano con el hambre que existe en el mundo.

  15. Con todos mis respetos, Isa, creo que hospitalario se puede defender el solito. Aunque guarde silencio. Eso no significa que tenga razón. Yo no me escondo.

  16. Y encima que el obispo ha metido aquí en el alminardemelilla a las victimas de la guerra civil. Eso no es verdad. Has sido tu, Isa, quien las ha metido aquí. El obispo lo habrá dicho en un medio al que hospitalario ha acudido a rescatarlo.

    Hay que decir toda la verdad.

    • Hospitalario no necesita que nadie lo defienda, pero, ¿cómo puedes decir que guarda silencio? Te ha dado sobradas explicaciones.
      Al obispo no lo ha rescatado él de algún medio, he sido yo, y no lo hubiese hecho si hubiese hablado del aborto en otros términos. Pero de esta forma sí, para que se entere el mayor número de personas posible hasta donde son capaces de llegar. Y volveré a traer aquí las barbaridades que digan y hagan, mientras el jefe no diga lo contrario.

  17. Gracias, Isa. La verdad es que yo me defiendo solo, pero todos necesitamos en algún momento, que alguien lo haga, aunque sea de modo esporádico. Tus apoyos resultan de la misma efectividad que los del Simón el Cirineo o los de Sta. Verónica. Está claro que son efectivos y llenan de ira a los que combaten al Alminar. Si pudiera, en algunas ocasiones te delegaría las funciones de portavoz del Alminar.

  18. Decir que Hospitalario se esconde o no da la cara, dentro de un blog en donde lo primero que se lee es su nombre y apellido, resulta un tanto chocante, sobre todo cuando la acusación viene de alguien que escribe, y está en su derecho, amparado por un nick o seudónimo.
    La norma es responder a cualquier cuestión, pero cuando la opinión ya ha quedado clara en la entrada, o en respuestas posteriores, no tiene sentido seguir enconando el debate. La opiniones de todos ya están claras.

  19. No pasa día sin que alguien nos amenace sobre el precio que tendremos que pagar por nuestros brevísimos momentos de indulgencia. Si hemos de hacer caso a los discípulos más radicales de la vida, la única salvación posible es la renuncia total. Bajo el Alminar de Melilla también estamos en peligro, sólo nos faltaba eso.

  20. Claro que sí, Fernan. El mundo oscuro acecha al Alminar desde su mismo origen. Ya lo dice un proverbio árabe: cuanto más alto es el alminar, más atrae la atención del enemigo. Nadie puede proclamarse a salvo de eso, salvo que sea un inconsciente.
    (1) https://elalminardemelilla.com/2011/06/21/el-lado-oscuro/

  21. En una ocasión alguien me pregunto: Qué le pediría a Francisco I. Yo le contesté: Mire, le pediría sinceridad y honestidad para dirigirse a los hombres y las mujeres de este tiempo, los cuales ya no es lícito hablar con palabras de hace cuatro mil años y decir es palabra de Dios. Me refiero, como es obvio, en el Antiguo Testamento, un texto maravilloso, que hay que colocar en su contexto. A Dios nadie lo ha visto nunca (son palabras de Jesús). La primera prioridad debe ser la de devolver la Iglesia a la sencillez del Evangelio y del proyecto de Jesús; haciendo de la Iglesia una comunidad de vida en la que se parta, se comparta y se reparta el pan que es de TODOS. Una opción por la justicia y la paz fundamentada en la fraternidad. Debe abrir las ventanas de la Iglesia, como decía Juan XXIII, en un ejercicio de transparencia. Hay que poner este Jesús en el centro de la Iglesia junto con su Evangelio, y dejar todos los demás documentos producidos en su mayor parte por eclesiásticos que duerman una paz justa. Empezar de nuevo. Desvestirse del poder. Es difícil esto cuando todos los que tiene a su alrededor viven de su poder.

    Contertulios: ¿Qué más le pedirían al nuevo Pontífice de Roma?

  22. Disculpen por escribir a estas alturas del foro pero tengo una curiosidad que me surge después de leerles y es si existe alguna cruz o insignia concreta que pueda saberse si una persona pertenece a la orden en la que aparezcan las siglas AMDG.

    Reitero mis disculpas por mi ignorancia en este campo pero necesito saber esto.

    Gracias

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s