Melilla, el fortín inexpugnable


 

  Marruecos inicia la construcción de su valla

     Melilla está acostumbrada a vivir bajo asedio. Tras cuatro siglos de constantes intentos de reconquista, se mantuvo bajo bandera española, pese a que la situación geográfica y el aislamiento físico con la península eran importantes y casi decisivos factores en su contra. Melilla es como ninguna otra, la ciudad de la resistencia tenaz, muy por encima de la mítica Numancia. El precio que se paga es el del síndrome del aislamiento, algo que condiciona mucho el carácter de los melillenses y el de la propia ciudad. Se vive en constante alerta y eso supone un desgaste psíquico, tanto para los ciudadanos, como para sus propios representantes políticos. La lejanía geográfica de la península acaba pesando. Melilla es una ciudad totalmente diferente a cualquier otra de España, completamente distinta de la que nunca ha sido su ciudad hermana, Ceuta.

            Los dos años de masivos y constantes  saltos a la valla, llevados a cabo durante el gobierno del Partido Popular, han cambiado la imagen exterior de la ciudad, y también ha conseguido que sea conocida en el mundo entero, como ninguna campaña publicitaria hubiese conseguido. El impacto publicitario es superior al de un Campeonato Mundial de fútbol.

              Por primera vez, nuestras autoridades, en vez de llorar, han conseguido que la Unión Europea se implique en la tarea de proteger sus fronteras. El dinero fluye desde Bruselas hacia las ciudades norteafricanas y hacia Marruecos, que ha iniciado la construcción de su propia valla, con sirga y foso, lo que unido a las dificultades orográficas, convertirá el paso hacia Melilla en una odisea cada vez más dificultosa. El viaje a través de Africa ya no tendrá siempre, salvo excepciones, la recompensa del salto a Europa, al menos por tierra. Marruecos está levantnado su valla, y también iniciando la construcción de torretas de vigilancia y nuevos puestos de control parecidos a los que ya existen en el lado español.

11 Respuestas a “Melilla, el fortín inexpugnable

  1. Es curioso cómo un mismo hecho o acontecimiento puede afectar de forma totalmente diferente a una u otra persona.
    Vivir de este lado o del otro lado de la valla, nada cambia pero todo es diferente.
    Hoy es el día “D”.

    • Para eso siempre se encuentra dinero, para levantar más muros. Puede que evite la entrada de inmigrantes en Melilla, pero no en España y en Europa mientras no resuelvan el problema de la pobreza en África. Pero, ¿Cómo lo van a hacer los mismos que están arrebatándonos todo y dejándonos en la miseria a los demás?

      • Guardo desde 2009 un artículo, “Muros infranqueables”, de la escritora Nicole Muchnik. Dá algunos datós, como que “La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos estima que el costo de asegurar las fronteras, entre hoy y 2015, será de 178.000 millones de dólares”.
        Habla de los muros existentes entonces, algunos sin acabar de construir, que acabados ocuparán 18.000 kilómetros.
        El muro entre Israel y Palestina, “.. cuya sola sección cisjordana le cuesta al Gobierno israelí más de un millón de dólares por kilómetro. Está fortificado por paredes de hormigón de ocho metros, con torres de control cada 300 metros, y está bordeado por zanjas de dos metros de profundidad, alambradas de púas y carreteras”.
        “El muro de Melilla es uno de los más jóvenes. En 2005 ….la alambrada fue duplicada, aumentada hasta los seis metros y completada con madejas de alambre de púas… Así como con “concertinas”, o sea, cuchillas”.
        “Paradójicamente, uno de los muros más caros está hecho de arena. Es la Gran Muralla de Marruecos, alzada en el desierto en 1980 para impedir las incursiones del Frente Polisario. Dos filas de terraplenes de arena a lo largo de 2.720 kilómetros reforzadas con controles militares, minas y alambradas. Hacen falta cerca de 120.000 soldados para custodiar esta barrera de arena, cuyo mantenimiento cuesta dos millones de dólares por año”.
        Arabia Saudí “..edifica desde 2007 la barrera más moderna a lo largo de su frontera con Irak. Estará dotada de un sofisticado sistema de vigilancia por rádar a lo largo de sus 5.000 kilómetros y costará unos 10.000 millones de dólares”.
        Está la “línea verde” de Chipre, 180 kilómetros que la dividen. Muros en Bagdad levantados por el ejército de Estados Unido para separar chiítas y sunitas. Y en Belfast separando a Católicos de protestantes.
        Dentro de las ciudades, como algunos que rodean ciertas favelas de Río de Janeiro, o tras los que se protegen los ricos, en comunidades cerradas y vigiladas donde disponen de casi todo para no tener que exponerse al peligro exterior.
        Hay más, pero ya me parece un rollo excesivo.
        No creo que desde entonces los muros hayan disminuido, como se ve en Melilla. Lo que sé es que las luchas y la inmigración han aumentado. Tanto esfuerzo y tanto dinero no han servido para casi nada. Lejos de ser una solución más allá de un parche temporal, los muros, como dice la escritora, “Son el perfecto paradigma de lo que la humanidad no quiere ni oír hablar, o sea, de la igualdad”.

  2. Siempre habrá dos lados. La acción humana levanta muros y vallas que separan realidades. La vida ahonda muchas veces esas diferencias. Se convive, todo está cerca y a la vez muy lejos. La otra realidad está a un golpe de vista. Muchos quieren verlo, otros no. Hay muchos que viven de espaldas a todo lo que nos rodea. A menudo me encuentro con cosas que nadie mas ve, o que nadie refleja porque es algo que no interesa, que destruye la visión oficial de las cosas. Es un problema complejo.
    Es cierto que un mismo acontecimiento no provoca las mismas consecuencias, pero hay una parte común que es imposible de borrar. Todo forma parte de la vida. Hay quienes olvidan todo lo que ven y viven, pero si se tiene alma y conciencia, eso es algo imposible. No podemos vivir la vida de otros, pero no se es totalmente ajeno a sus padecimientos.
    Proteger siempre a aquellos que no pueden defenderse.

  3. Claro hospitalario tú lo ves todo y los demás somos ciegos. Perdona pero ¿por qué defender lo nuestro y a los nuestros, nos descalifica? ¿alguien me lo puede explicar? Yo creo que necesitamos un poco de realismo, no el mundo de la utopía. Como si en Melilla o en España sobra trabajo con 6 millones de parados. Yo no vivo en Disneylandia. Las fronteras son lo que son y nadie en su sano juicio permitiría entrar a cualquiera sin ningún tipo de control. Hablo de sentido común.

  4. ¿Qué es lo nuestro, quién ha dicho que solo yo vea claro?. ¿Qué es el sentido común y quién hace acopio de tenerlo?. Cada cual tiene su propia vision e interpretación. Yo escribo de lo que otros silencian.
    Muy buena intervención, Isa.

  5. Perdona hospitalario, pero estas son tus palabras: “muchos quieren verlo, otros no. Hay muchos que viven de espaldas a todo lo que nos rodea. A menudo me encuentro con cosas que nadie mas ve….” son juicios.

  6. Describir no es juzgar ni calificar.

  7. hospitalario solo estamos hablando no te pongas nervioso. Me preguntas qué es “lo nuestro”. Ya que eres conocedor de la Constitución Española, pues sabes que son los españoles. ¿Nos descalifica hospitalario defender lo nuestro? ¡¡pero ojo!! no lo digo yo, lo dice la propia Constitución. Mire, en Suiza con un 3,5 % o Alemania ya están poniendo trabas incluso a los comunitarios.

    • Prefiero no calificar las medidas llevadas a cabo en Alemania, Suiza y otros países europeos. No sé por qué, pero me recuerda a un pasado no demasiado lejano. No estoy nervioso.

  8. El mantra repetido hasta la suciedad y no menos ignoto. Cansa ya no ver más allá de nuestras propias narices.
    http://hayderecho.com/2014/03/24/a-donde-van-los-inmigrantes-que-entran-en-melilla/

¡Bendita perseverancia la del borrico en la noria!. Siempre al mismo paso, siempre las mismas vueltas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .