En recuerdo del Vicario José Carretero


   

                Las ovejas y el pastor

         Os lo aseguro: quien no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón y un salteador. Pero quien entra  por la puerta, es pastor de las ovejas. A este le abre el portero y las ovejas escuchan su voz; llama a las ovejas propias cada una por su nombre y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen porque conocen su voz……..El buen pastor expone su vida por las ovejas; el que es asalariado y no pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo, deja las ovejas y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa…….Tengo también otras ovejas que no son de este aprisco.  A estas es preciso que yo también las guíe, y oirán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor. Juan 10, 1-16

             José Carretero Ruíz, fue nombrado Vicario Episcopal en Melilla en septiembre de 1991. Fue un movimiento anticipado, porque unos días después llegó a la ciudad monseñor Buxarrais, el obispo dimisionario. Fue su escudo desde el principio, dada la repercusión que causó la noticia y así lo explica en un libro de reflexiones personales, editado por Juan Morales Molero y titulado José Carretero, un cura con olor a oveja : “En aquellos primeros días tuve que hacer de -parachoques- ente él y los periodistas. Su renuncia era una noticia extra y muchos querían entrevistarle. Don Ramón me había prohibido dar sus señas. No consiguió del todo lo que él pretendía,  ser raíz oculta. Casi diez años (hasta el 200o en el que fue relevado en su cargo episcopal en Melilla), coincidí con él en las benditas tierras de Melilla. Él hizo la opción de permanecer allí y allí sigue feliz y convencido de que fue el mejor sitio que pudo escoger para su residencia. 

                             José Carretero, el recuerdo del buen pastor

           Se trata de un buen testimonio de un libro que ha pasado muy desapercibido en las tierras de Melilla, en donde este buen sacerdote dejó un imborrable recuerdo. Hay una cosa que cosa que merece ser destacada por encima de otras, a lo largo de su  estancia en la Vicaría Episcopal, y es su presencia constante en la parroquia. Siempre estaba en el templo. Su despacho permanecía abierto mañana y tarde, y su presencia era permanente.

       Las puertas de La Vicaria casi nunca estaban cerradas, salvo durante las obligadas ausencias. No era amigo de alternar con las élites políticas de la ciudad. Acudía a los actos necesarios e imprescindibles, sin embargo, escogió siempre la compañía de la feligresía, el contacto permanente  con el rebaño. Incluso cuando la oficina parroquial permanecía cerrada, el padre Carretero seguía al frente de su despacho, o en la propia iglesia, o en sus dependencias personales. José Carretero predicó siempre con el ejemplo. Es muy recordado en Tolox, en donde tiene dedicada una calle.

         La enfermedad le sorprendió siendo capellán de Las Hermanitas de Los Pobres en Málaga. En 2011 recibió un homenaje de antiguos alumnos. Murió el 3 de septiembre del año pasado, 2014. El Alminar de Melilla tenía una deuda con su persona y su memoria. El libro contiene una excepcional fotografía de José Carretero, concelebrando misa junto a un enérgico monseñor Buxarrais, apenas 5 años mayor que él.

    Notas:  (1) http://elaelitos.blogspot.com.es/2012/01/d-jose-carretero-ruiz.html  (2) http://imagenesdetolox.blogspot.com.es/2014/04/momento-de-comuniones-en-la-iglesia-con.html

Anuncios

6 Respuestas a “En recuerdo del Vicario José Carretero

  1. ¿Por qué callan las campanas? con este titular se despachó en la prensa el M.I.S. Don José Carretero Ruiz, Vicario Episcopal de Melilla, Párroco del Sagrado Corazón de Jesús, y de la parroquia de Santas Felicidad y Perpetua. Con anterioridad, me había solicitado los datos que conociese sobre el tema. Con gran sencillez, llegó a la sede de la AEM. y allí me dijo lo que quería. Al día siguiente, antes de las ocho de la mañana, tenía la información en su poder. Y obró en consecuencia. Me pidió que enseñara a AFO a tocar las campanas. Una vez en el campanario, observamos que aquello era una ruina. Y se puso manos a la obra. Buscó la ayuda de Don Francisco Javier Martínez Monreal, se arreglaron los forjados, se trasladó el órgano, se restauró minuciosamente… y campanas y órgano funcionaron con gran solemnidad.
    Recuperó el título de Arciprestazgo de Melilla, que nadie había usado desde el año 1972. Fundó la Escuela de Teología, y dejó hacer y trabajar a sus colaboradores, nombrando secretario de la misma a Don Francisco Pérez Álvarez, la misma persona a la que encargó de solemnizar la liturgia con cánticos religiosos. Restauró la sillería del coro. Adecentó la sacristía, archivo y despacho de la vicaría. Recuperó valiosas piezas de orfebrería y ornamentos sagrados… Fue co-fundador de la Asociación Pro Derechos Humanos, y dejó oír su voz en las mas altas instancias de la ciudad. Visitó las Islas Chafarinas, no en balde era el titular de aquella pieza diocesana. Y lo hizo acompañado de Monseñor Dorado Soto, y del comandante general Muñoz Manero. Quizás sea esa la primera vez que un obispo diocesano, y su vicario en esta ciudad, visitaran las islas.
    Le sobró tiempo y ganas para recibir y atender con exquisitez a los feligreses, y a otras personas y fieles llegados de otras parroquias, en busca de documentos para bautizar o casar a alguno de sus hijos. Oficiaba la Eucaristía en la capilla del cementerio municipal, y nos deleitaba con sus escritos titulados “Los sueños del Vicario”, que religiosamente le publicaba el diario Melilla Hoy.
    Conservo la correspondencia que me dirigía; a la vez que siento el enorme orgullo de haber tenido un buen trato con él, y de haberle servido con lealtad cuando solicitaba mi colaboración.
    Finalmente, pude hablar con él poco tiempo antes de morir, cuando dejó de ser Párroco del Santo Ángel de Málaga. Me invitó a viajar a la ciudad de Málaga, comunicándome que me daría una sorpresa que jamás olvidaría. ¡Lástima de ocasión perdida! Soy poco aficionado a viajar.

  2. En Melilla todos callan y otorgan, eso sí, en los pasillos se oye absolutamente de todo; y nada bueno. Tú lo sabes mejor que ninguno. ¿Por qué está vacía la Iglesia Arciprestal?, ¿ Por qué enmuden las parroquias?. ¿Hay ratificación o no, en la Congregación de La Victoria?. ¿Damos otro campanazo, o no merece la pena?

  3. Ni medio homenaje a éste ilustre y santo Vicario Arciprestal.
    Es hora ya de que suene la segunda trompeta de Jericó.

    • El homenaje a Monseñor Carretero tendría que venir en forma de calle, acompañado por una serie de conferencias en las que sus más íntimos colaboradores y compañeros en el sacerdocio, pusieran de manifiesto la figura de este gran sacerdote al servicio de la iglesia diocesana, melillense y venezolana.
      En Melilla, sólo tiene calle dos vicarios: Juan de Lara en el Tesorillo, y Miguel Acosta en el Pueblo.

  4. Hospitalario, no merece la pena. Los que hablan bajo y en corrillos tienen miedo.
    Las campanas y los campanazos, déjalos para el libro dedicado a “Las Campanas de Melilla” Mas de 52 piezas nos esperan.
    Lo importante es que podamos recordar a Don José Carretero, y a otros que han trabajado y han acogido.
    Me haces unas preguntas que no me producen ni frío, ni calor.
    Hace tiempo que no leo el Boletín Oficial del Obispado. Ahora estoy ensimismado con la figura de Francisco. El Papa. ¡Si Francisco supiera!

  5. Al final Imparcial, si nosotros desistimos; todo queda en manos de las nomenclaturas y de los clanes (iglesia, partidos, sindicatos, cultura, política), y todo se va vaciando de gente.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s