El reino hospitalario de las gaviotas


Abandono total del Hospital Universitario de Melilla

     En el mes de abril de 2012 se paralizaron las obras del nuevo hospital de Melilla. Nadie ha vuelto a entrar allí desde entonces, salvo los sin techo y vagabundos que entran por la antigua puerta principal del hospital Militar. Desde hace 50 meses, las instalaciones son vigiladas, únicamente, por trabajadores de la empresa constructora. Hoy visita la ciudad Alfonso Alonso Aranegui, ministro de Sanidad del gobierno responsable de la paralización. Lo único que deberían escuchar los melillenses, sería una propuesta y una fecha para la reanudación de la obra abandonada. El nuevo hospital es una necesidad perentoria y prioritaria para la ciudad, antes que ninguna otra, y antes que quiméricos proyectos deportivos, que solo dejarán deudas. No es un recurso demagógico.

                                  El reino perdido de las gaviotas

       Las gaviotas se han adueñado de todo el espacio posible. Viven sobre las grúas y entre los edificios y plantas abandonadas. En el mes de octubre pudimos contemplar el exterior del hospital abandonado, en una serie de fotografías que asemejaban la zona a la ciudad abandonada de Pripyat, la ciudad cercana a la central nuclear de Chenobil. Hoy hemos podido contemplar el interior de la gran mole hospitalaria, un paraíso habitado solo por las gaviotas, debe haber un población superior a un millar,  y la abundante vegetación. No hay nada más que decir ni escribir. Esta debería ser la única preocupación de los melillenses, y el único deber de los políticos que representan a la ciudad. Hay que atender a los ciudadanos y sus necesidades. Las condiciones del Hospital Comarcal, inaugurado en 1990, son impropias del siglo XXI, y de una ciudad del mundo desarrollado. Pripyat también puede verse en nuestra ciudad.

   Notas: (1)https://elalminardemelilla.com/2016/04/20/cuatro-anos-de-paralizacion-hospitalaria/; (2)https://elalminardemelilla.com/2015/10/02/hospital-militar-pages-de-melilla/

Anuncios

Una respuesta a “El reino hospitalario de las gaviotas

  1. Esto es lo que nadie quiere ver. Hay mil maneras mejores de tirar el dinero, y para eso sí hay imaginación y sobran las ideas. El daño es inmenso. Este hospital no funcionará antes del 2020.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s