Ni una semana sin derribo


                En cualquier lugar de la ciudad, por sorpresa, y en donde menos se espera, salta el derribo. Es una actividad constante que sitúa a Melilla fuera del parón de la construcción, sin que bajen de modo sustancial los precios de las viviendas, sin que aumente el ritmo de la constitución de hipotecas, ni esta actividad tenga impacto alguno sobre el empleo y la actividad económica en la ciudad. La retroexcavadora llega y liquida en edificio en apenas dos o tres días, con apenas un puñado de operarios. Lo normal es que de modo inmediato se inicie la construcción del nuevo edificio. Esta calle, la del aviador Jiménez Benhamú, es una de las que ha sufrido un mayor proceso transformador en menos tiempo.

           Aunque tardíamente, la crisis económica y sus consecuencias ya se hacen notar en  Melilla. El consumo se ha retraído de modo claro, el paro aumenta sin remisión, pese a los planes de empleo, y la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvismesa), sigue sin poder completar las lista de adjudicatarios de nuevas promociones (Rastro, calle Villegas, Monte de La Libertad). Mientras tanto, la promoción privada sigue creciendo y el número de viviendas desocupadas aumenta, a la vez que los alquileres siguen siendo muy elevados en cualquier barrio, mientras que las Instituciones Municipales no consiguen completar los programas de ayudas para el alquiler de viviendas.

          Este modelo económico, ya caído en el resto de España, sigue todavía siendo el motor de la economía melillense, que sin embargo, no logra reducir el paro en el sector de la construcción. Algo no parece encajar en el cuadro macro económico de la ciudad, y tampoco es que aquí se haya conseguido la cuadratura del círculo económico. Desde hace ya meses, un grupo de parados de la construcción, se concentra en la Plaza de España, frente al edificio de La Asamblea de Melilla.

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .