Archivo diario: 6 septiembre, 2013

Del abandono al refugio improvisado


Ha sido un verano de inmigración, de inmigrantes, que han entrado y entran por todos lados. Ya nos hemos acostumbrado al ruido de las aspas de los helicópteros, a cualquier hora del día o de la noche, sobre el mar o tierra adentro. Al principio llamaban la atención los vídeos o las fotografías de desembarco de pateras en las playas de Melilla. Hoy hay tanto cientos de ambas categorías colgados en internet, que la situación ya está asimilada. El ser humano se adapta a cualquier situación y Melilla ha sido siempre una ciudad fronteriza.
Hace no mucho, en el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes), hubo una pelea entre internos, que acabó con la detención y expulsión de todos los implicados. Sabemos desde hace mucho, que hay rivalidades según se pertenezca al mundo francófono o al anglófono, que hay muchas diferencias según del país del que se proceda, que no es lo mismo ser cristiano, que musulmán o animista. Que los emigrados del mundo árabe tienen poca comunicación con los del mundo subsahariano, aunque todos sean musulmanes, que los recelos históricos se mantienen pese al paso de los siglos. No es lo mismo venir de Argelia y Siria que de Mali o Nigeria.
Melilla es un pequeño laboratorio de las tensiones mundiales. Cualquier conflicto que se produzca en el mundo, acaba teniendo su pequeño impacto y muestra en nuestra ciudad, en forma de grupos de inmigrantes. Ocurre que las autoridades melillenses, sobre todo las de la derecha, suelen ser muy lloricas, y se pasan el día lamentándose por situaciones de las que podrían sacar mucho partido, incluso a Europa, que debería aportar fondos y programas diferenciados para los distintos grupos de inmigrantes. Claro que estas cosas hay que decirlas y no gastarse 5 millones de euros de Fondos Europeas para el Desarrollo en un campo de golf. En bruselas y Estrasburgo viven muy bien, porque Melilla y Ceuta son sus fronteras.
¿ A dónde van los expulsados del CETI ?
Cuando leí que los causantes de la pelea o revuelta en el CETI habían sido expulsados del paraíso, mi pregunta fue: ¿a dónde van los expulsados del CETI?. La respuesta la obtuve pronto, al nº 7 de la carretera de Alfonso XIII, a una vivienda abandonada, en la que ya hubo un incendio hace tiempo. ¿Soy Sherlock Holmes?. No. ¿Andamos buscando por la ciudad motivos de crítica?. No. Me enteré porque ellos mismos pusieron un cartel en plena calle. We W(h)ant CETI. Argelia (Nosotros queremos Ceti. Argelia). Lo que no entiendo es por qué nadie más lo ve, ni siquiera los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El Cuartel de uno de ellos está a solo 200 metros de distancia.
Nota: https://elalminardemelilla.com/2012/09/29/la-corte-de-los-milagros-de-melilla/