El mar blanco


 Las salinas del Cabo de Gata

                     Es el gran producto para la conservación de los alimentos. La sal generó una industria, las salinas, y un comercio muy próspero por todo el Mediterráneo. La sal puede encontrarse en estado sólido, y  en manantiales y en pequeñas lagunas de escasa profundidad. Es de suponer que el encuentro con este mineral soluble con el agua, se produjo de modo casual. Luego el ser humano, sobre todos los romanos, con la experimentación y la observación sacaron de ella todo su potencial. Las salinas del Cabo de Gata están llenas de agua todo el año. Solo al finalizar el mes de julio se ha evaporado casi todo el agua y ofrecen esta impactante imagen. Es un mar blanco, que luego se transformará en pequeñas colinas blancas. La extracción de la sal no es un asunto fácil. Las lagunas tienen que tener una determinada profundidad, pues de ella depende la calidad y cantidad de la sal. Se necesita también un Sol implacable, como el del Almeria, que provoque la constante evaporación del agua hasta convertirlo todo en este campo de sal de intenso color blanco. Por mucho que se vaya al mítico y afamado Cabo de Gata, siempre podrá encontrarse una imagen diferente.

Anuncios

10 Respuestas a “El mar blanco

  1. El año pasado estuvimos en el Cabo de Gata y pude ver todo eso que describes de las salinas. Incluso en los mismos arrecifes que están en el mar, hay sal. Me sorprendió mucho. Ese paisaje junto a las playas de Las Salinas, de la Almadraba de Monteleva, la Fabriquilla…pude fotografiar flamencos. Un lugar para volver, final de agosto, principios de septiembre el mar está muy en calma y apetecible.
    A disfrutar del verano Hospitalario!. Tú sabes lo que me gustó aquel lugar,

  2. he tenido la ocasión de comer a menudo con ellos duraba este período, leche cuajada frutos secos…. muy bonito poema una vez más Nadorense

  3. Grande gracias a ti Nadorense, como me agradaría ver flamencos rosas en un tan bonito lugar,…muchas gracias para tu amabilidad

  4. Reina un desorden absoluto en los comentarios. Bien está escribir una respuesta, bien en prosa o en verso. Cada cual es libre de escoger la forma y agradezco la colaboración y las buenas intenciones. Sin embargo, para cualquiera que lea esto desde fuera y son muchas/os, esto resulta un desorden poco atractivo, que además nada tiene que ver con el tema propuesto.
    Sintiéndolo mucho, borraré aquello que esté fuera del tema.

  5. Los temas en El Alminar guardan una coherencia, una secuencia y un orden. Los comentarios deben ceñirse, en la medida de lo posible a lo propuesto. La libertad creativa en las respuestas es algo que cada uno escoge, y en eso nada tenemos que decir.
    En más de una ocasión hemos recordado que para ciertos intercambios de comentarios, están los emails personales. No todo el mundo debe enterarse de todo y hay cosas que un observador ajeno es incapaz de entender y desvirtúa el trabajo propuesto, que cada cual puede valorar como quiera.

  6. El Mar Blanco de Cabo de Gata

    Nuestro sensible Alminar
    nos invita a todos a gozar
    de un bello parque natural
    y de su plácido mar blanco.
    Las salinas de Cabo de Gata
    situadas en el airoso Levante
    de una Almería luminosa y
    de su blanca bahía siempre
    protegida por su alcazaba.

    Fuí afortunado por escoger
    un viaje al pueblo serrano
    de Mojácar abierto al mar.
    Subir al autocar y visitar
    un paisaje donde la aridez
    es la ama y señora de todo.
    No se hacía todos los días
    y tenía que aprovecharlo.

    Algunos de los compañeros
    de viaje hacían comparaciones
    y estas siempre suelen odiosas
    cuando la diversidad es belleza.
    Contemplar muchos y elegantes
    flamencos rosados fue una gozada.
    Así como disfrutar de unas playas
    vírgenes donde se puede oír
    el grato murmullo de las olas.

    Y ver el mayor espectáculo al aire
    libre donde conviven en hermandad
    fauna, flora y especies animales
    adaptadas a su medio natural.
    Así como poder observar un mar
    blanco donde la sal marina brillaba
    como un collar de perlas de nácar
    en el cuello de una bella dama.

    • Ayer por la noche tenía una música en la cabeza, y hay palabras, que decían EL alminar tu tienes razon , mi mejor amiga que escuchaba, me dije, de verdad deberías registrarlo para retenerla… pero esta mañana, ha ido….¿canto desde 1989 en grupos, orquestas, es mi pasión, tengo deseo de crear mi propia música, y allí, la inspiración vine ayer por la noche, la música volverá de nuevoen mi cabeza, yo no sé…Ese curioso,esto estétonnant.. estoy cansado, que mí que no habla muy bien el español, qué palabras en español y sobre una música me vienen !!!!, El Alminar tiene algo de mágico, y de espiritual….
      Esto es mi testimonio para Alminar de verdad….yo espero que la cancion volvera como las golondrinas !!!

  7. a hora no puedo décir qué gracias Nadorense

  8. Gracias Nadorense por tus aportaciones. Se te ve mucha soltura con la poesia. Tu redacción es ligera y se lee con agrado. Sintetizas bien las ideas.
    Es bueno que cada uno se exprese como le plazca. Recibe mi más cordial saludo, amigo nadorense.

  9. la poesía alivia el alma, y nadorense sabe aplicar las palabras como las notas de música clásica, como un chopin de la poesía, ti tiene razón hospitalario para lo que dices en este momento nosotros necesitamos poesía.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s