Imágenes del pasado, II


        ¿Quién recuerda la plaza de España sin el Ayuntamiento, o la capilla Castrense en solitario sobre todo el solar colindante?. Muy pocas personas. Estas imágenes son muy interesantes y deberían estar a disposición de todos/as, en catálogos digitales de los archivos melillenses, que ni siquiera tienen página web. La Biblioteca Nacional de España, y la Biblioteca de Francia tienen archivos fotográficos, hemerotecas digitalizadas y descarga de libro on line. Hasta la RAF (Royal Air Force), ha publicado sus fotogtrafías de la II Guerra Mundial. Se puede acceder a casi todo, en casi cualquier parte del mundo, salvo en Corea del Norte, China, probablemente Cuba, y Melilla. Así estamos y nos vemos obligados  a trabajar,  en nuestra invicta urbe.

Nota: la foto “Puerto y muelles” está revelada al revés de su posición real.

Anuncios

5 Respuestas a “Imágenes del pasado, II

  1. Cuba? El problema de la isla es de capacidad conectiva, principalmente. El infame bloque gringo impide que una imagen con una resolución media pueda cargarse. Imagínate una web o conjunto de.

  2. Lo digo por la cantidad de materia reservada. El problema de Cuba, China, Corea del Norte, es que “capan” o restringen las posibilidades de búsqueda, para que el acceso a internet sea limitado y fácilmente controlado. la comparación va dirigida hacia esa línea.

  3. Restringir el acceso libre a la información, rasgo común a cualquier dictadura que se tenga respeto a sí misma. Vale la comparación. Existen dictaduras mentales, y esas son las peores.

  4. Desgraciadamente, también en Mellla, ocurren estas cosas. Personas que trabajan en archivos, bibliotecas, o hemerotecas, y no facilitan la labor. Luego, publican ellos.
    Después de cuarenta años investigando y regalando datos, hace unos días me pidieron el “Carnet de Investigador”. De risa.

  5. Gracias a la colaboración de Uno de Melilla, hemos corregido el efecto espejo de una de las fotografías publicadas.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s