Lo impredecible y los auspicios


                      El Alminar alcanza las 6900 visitas en un solo día

             Lo impredecible constituye un campo tan amplio, que rara vez podemos vaticinar lo que va a suceder, ni siquiera de un día para otro. Cualquier cosa motiva un cambio de planes, porque a nuestro alrededor actúan fuerzas que escapan a nuestro control y que en muchos casos son invisibles. Lo predecible es solo lo científico. La vida de las personas, o el entorno en el que nos desenvolvemos, constituye un extenso conjunto de cosas sobres las que influimos nosotros, y cosas que están en manos del azar. La clave, como decía Ludwig Wittgenstein, está en:  “Dejar las menos cosas posibles en manos del azar”, pero claro, ¿quién puede hacer eso?.

             Para intentar intuir por dónde van a ir las cosas, tanto las que nos afectan a todos, como las que nos conciernen individualmente, analizamos cierta cantidad de información, antes de decidirnos a realizar una acción u otra. Hay muchas personas intuitivas, que apenas consultan nada y aciertan. Algunos dicen que el exceso de información sobre un problema o tema, a menudo lleva a cometer tantos o más errores, que decidirse una opción de modo directo, solo con la decisión intuitiva. Este tipo de personas, con gran habilidad para intuir cosas y ver donde nadie mas lo hacía, se constituyeron a lo largo de los siglos en adivinadores/as, profetas, magos/as, augures, brujos/as. Existía y siempre ha existido una sabiduría tomada directamente de las cosas de la naturaleza. Luego todo se mercantilizó y se diluyó en diversas formas fraudulentas. Quizá todo sea o no haya sido más que literatura, pero en ese caso también sería bueno, porque la literatura es necesaria en los tiempos en que vivimos.

                                      La evolución de las cosas

             El Alminar, desde su origen, ha ido siguiendo una evolución constante en el número de visitas. Ha habido  determinados momentos en los que se producían saltos cualitativos grandes, y que hemos comentado y compartido en “la comunidad del Alminar”. Hasta este momento, el máximo número de visitas alcanzadas en un solo día eran 1950, y se alcanzó durante la última crisis fronteriza, en el mes de septiembre pasado. Hoy, día dos de marzo de 2013, se ha multiplicado por tres esa cifra, hasta alcanzar las 6917.

              La razón parece estar motivada por una entrada, la de la profecía sobre el nuevo Papa, que será elegido durante el presente mes de marzo.  A veces en la red, se busca información, o leer algo diferente a lo que todos repiten, de modo más o menos acertado. Hay muchos artículos muy buenos, sobre este tema o sobre otros, pero a veces, también se busca un poco de literatura. Algo diferente con lo que evadirse un poco de una realidad acechante. También se busca acabar con la inquietud que esta situación extraña, la de un Pontífice que renuncia a su cargo, provoca en muchas personas.

              Quizá ese haya sido esa la explicación de este elevadísimo número de entradas, que multiplica por 9 la media de visitas del blog, desde que empezó el año.  Acabamos el mes de febrero de una manera que nunca imaginamos, e iniciamos el mes de marzo de un modo totalmente impredecible. Sea como sea, no olvidaremos esta fecha.