Un gran barco en Melilla


Buque estratégico Juan Carlos I

El buque de asalto anfibio Juan Carlos I

El pasado domingo llegó a Melilla un gran barco de la Armada Española, el más grande que haya tenido nunca un país, España, que en su día fue la mayor potencia naval del planeta, junto con Portugal o Inglaterra. Llego a una ciudad aplastada por una semana de levante y en uno de sus tradicionales domingos, en los que no hay absolutamente nada que hacer, ni a donde ir. No hay domingos que produzcan más desasosiego que los de Melilla.

La población de la ciudad se volcó con el barco, y hasta 3500 melillenses, entre los que no se encontraba El Alminar, han podido visitarlo a lo largo de dos días. Es un barco al que no subimos, como a tantos otros. Lo intentamos, pero no estaba el destino de nuestro lado.

Las dobles colas y los grupos organizados

La mayor parte de esos 3500 melillenses, unos 2500,  han subido al barco del único modo posible, aguantando sufrídamente la cola y esperando pacientemente el turno.  Como norma general, siempre hablaremos bien de los militares españoles y del Ejército de La Democracia.  La Armada había organizados muy bien las visitas al buque, con un autorcaro grupo cada 45 minutos y en horario de mañana y tarde.

Sin embargo y como dijera Indalecio Prieto, apareció “el vicio de Melilla”, el de saltarse cualquier cola o norma impuesta por la autoridad competente, y no esperar nada junto a la muchedumbre.  Se entiende que autoridades y dignatarios hagan visitas fuera de hora y en recorridos y visitas protocolarias.  El caso, es que desde esta tarde de domingo, empezó a aparecer más de un grupo concertado, cuya aparición suponía un retraso de turno para los melillenses de las sufridas colas.  Al final la excepción se convirtió en vicio y los grupos concertados empezaron a afluir de modo constante.

Los marinos españoles acabaron convertidos en “escribanos” y apuntaban a los visitantes del día, y a los que se apuntaban en visitas para el día posterior, con lo cual, al día siguiente aparecían las dobles colas ( los del día y los de cita previa), a los que había que añadir los concertados. Todo un lío.

Nadie contará estas cosas, pero pese a todo, en una ciudad tan necesitada de gestos institucionales, se agradece la presencia en Melilla de tan extraordinario barco.

4 Respuestas a “Un gran barco en Melilla

  1. Es una lástima que no pudieras acceder al buque, Valía la pena. Me consta el enorme esfuerzo de la dotación, tanto de la Comandancia Naval, como del propio L61 para facilitar las visitas, pero no se esperaban tanta expectación. Quizás tuvo algo que ver el levante. La gente al no ir a la playa optó por la visita. Puede ser. Lo de los grupos concertados se hizo precisamente para facilitar las visitas. Si es cierto que además esa gran afluencia de público hizo que las visitas fueran más breves de lo que en principio se pensaba. De hecho, al final del recorrido había unas mesas con recuerdos, algunos muy originales, que casi no daba tiempo de ver y menos comprar, ya que rápidamente, los guardiamarinas y marineros que acompañaban a los grupos instaban a darse prisa para que entraran otros. Y como siempre hay clases, algunos tuvieron el privilegio de tener una visita VIP al buque, pudiendo ver lo que el resto no pudimos. Pese a todo, te vuelvo a decir que valía la pena la visita. Otra vez será.

  2. Gracias por preocuparte Corona 71. En El Alminar aceptamos en cada momento las vicisitudes del destino. No estaba escrito que subiéramos a ese barco.

  3. En Málaga ha estado justo unos dias antes. Partió del puerto rumbo a Melilla, el sábado pasado.

  4. Hoy tienes oportunidad de ver otro magnífico buque, el Buque de Salvamento Marítimo “Mastelero”. Creo que se puede visitar de 5 a 7 de la tarde.

Responder a Corona 71 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .