La explosión de los cinamomos


Fichas botánicas de Melilla III

Fue muy sorprendente ver como ayer, día 13 de noviembre, los cinamomos de la avenida de Donantes de Sangre soltaban todas sus hojas y cubrían las aceras de la calle y la calzada. Hoy ha sucedido eso mismo, en el Barrio del Real, en las calles del General Villalba y en la de Las Infantas de España. Volvemos a disfrutar, aunque sea visualmente, de los colores amarillos y dorados del otoño. Todo tiene su momento y al final este nos alcanza justo en el instante menos esperado. Se trata solo de seguir en pie, pese a todas las dificultades y seguir atentos a cualquier cosa que acontezca en nuestro derredor. No se pueden forzar las circunstancias ni alterar el destino, pues eso solo suele traer malas consecuencias. El otoño llega para todos, pese a que nunca lo hubiesen imaginado, previsto o se creyesen inmortales. De igual modo, dentro de medio año, se volverá a abrir el ciclo de la primavera.

Como en todo, siempre hay que tener cuidado, pues igual que detrás de la cruz suele estar el diablo, tras lo bello puede esconderse algún peligro. El fruto del cinamomo*, árbol originario de Asia, tiene propiedades narcóticas, tóxicas e incluso venenosas. De sus hojas y frutos también se extraen remedios para las neuralgias, para matar los piojos y se utiliza como relajante uterino.

Nota: *Paseos botánicos por la ciudad de Melilla., de J.A. González  y  C. Enrique

10 Respuestas a “La explosión de los cinamomos

  1. Hemos creado una nueva categoría denominada: fichas botánicas, para agrupar este tipo de entradas.

  2. Padeciendo las incompetencias

    Es “cinamomo”…

  3. Gracias “Padeciendo las incompetencias”. Todo está corregido. La lucha contra las erratas es constante.

  4. Dios ordeno a Moisés ( Ex 30 : 23) de coger corteza de cinamomo (cinnamomun ) y diversas plantas aromáticas, y de componer un aceite de perfume para untar el Tabernáculo y todos los vasos.

  5. Muy apropiada e interesante la cita, Angel. Me sorprende y aprendo muchas cosas de que temas o entradas, aparentemente intrascendentes, sean tan estimulantes. Se ve que le gusta y entiende de botánica. No es la primera vez que participa en este tipo de entradas. Gracias siempre.

    • Nada de eso, no soy experto en botánica! En efecto hice un comentario sobre una planta de la cual tengo una en mi jardín. La planté ya hace unos años muy pequeñita y la he visto crecer mientras yo voy menguando. Ya tiene unos dos metros y medio.
      Cierto es que me gustan los arboles y las plantas , y en mi terreno, delante y detrás de la casa, tenemos diversas clases de ellos.
      En la parte trasera tenemos un manzano, una higuera que la planté pequeña y es un monstruo que me veré obligado a cortar ya que es imponente, y estorba bastante, un ciruelo que da unos frutos amarillo deliciosos, una planta de grosellas riquísimas, otra de cassis, un laurel que tengo que hacerle una gran poda todos los años por lo rápido que crece, tres hortensias en tres esquinas del terreno, unos cuantos rosales diversos, amen de diversas plantas florales y aromáticas.
      Procedente de Melilla, hierbabuena (exquisita) muy diferente a la que se cría por aquí, y una plantita de áloe que me traje de allí y a la cual tengo que recortar de vez en cuando, aparte de arrancar los hijos que hace salir.
      En la parte delantera dominan los rosales, los arums (cala ) y una grande y bella azalea japonesa, diversas otras plantitas florales, y en medio del terreno el único árbol, un olivo.

      Pero ya me viene siendo algo pesado cuidarlo como se debe. En fin!

  6. Recordar que hace años, el fruto del cinamomo ( esas bolitas), era utilizado por los niños como proyectiles a lanzar con los tirachinas. Y qué daño hacían!

  7. Siempre hay gente atenta a todo.

  8. Tienes razón, EGO,es un placer en los buenos días comer en la terraza rodeado de plantas y flores.

    Tu comentario sobre las bolitas me trajo recuerdos; de niño hacíamos cerbatanas dejando huecas las cañas y usábamos las bolitas consiguiendo largas distancias. ¡Que travesuras hacíamos!. Pero claro, no había muchas otras cosas en que pensar!

¡Bendita perseverancia la del borrico en la noria!. Siempre al mismo paso, siempre las mismas vueltas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .