La tradición de Jesús de Medinaceli en Melilla


             En la mañana de hoy, primer viernes del mes de marzo, se conmemora y lleva a cabo el tradicional desfile de besamanos y besapiés de Jesús de Medinaceli, cuya imagen auténtica se venera en Madrid, en la parroquia homónima que regentan los padres capuchinos, presentes en Melilla hasta  hace una década. La historia de esta talla del siglo XVII, de la escuela sevillana, se inicia en la ciudad marroquí de Mámora, en donde los soldados españoles combatían en virtud de la política exterior de aquella época, que consistía en la ocupación de ciertas ciudades del norte marroquí, en prevención de una nueva invasión de la península ibérica. En 1681 el sultán Muely Ismail conquista la plaza y se apodera de la famosa imagen del Cristo de Medinaceli, ocasionando una convulsión social y política. La talla crística fue rescatada como un prisionero más, en el año de 1682 por los monjes trinitarios, que se dedicaban junto a los mercedarios, al rescate de cautivos cristianos en manos de los sarracenos y de los turcos otomanos. El comercio de esclavos y el rescate de prisioneros en todas las orillas del Mediterráneo, fue una de los comercios más lucrativos a lo largo de varios siglos. La imagen de Jesús de Madinaceli fue canjeada como un cautivo más, un año después, tras pagar las correspondiente 30 monedas de oro por su rescate. En recuerdo de este hecho se llevan a cabo dos cosas, la primera es el desfile o procesión que se realiza en Madrid hasta la imagen auténtica, desde 1682. La segunda tradición es depositar tres monedas junto a sus pies, en recuerdo del precio de su rescate. En aquellos tiempos el precio del rescate consistían en la equivalencia en monedas del prisionero. En el caso del la talla del Cristo de Medinaceli, pese a los varios intentos de pesaje, el resultado era siempre el mismo, el equivalente a 30 monedas, las mismas que obtuvo Judas por su desafección hacia el Nazareno.

     En Melilla, después de muchos años, la tradición parece recuperarse, pero porque los fieles que acuden a las iglesias melillenses, la están recuperando. Hoy no había ninguna nota de prensa por parte de la Vicaría Episcopal que así lo pusiese de manifiesto. Lo único que puede recuperarse y mantenerse es lo que surge desde abajo, y aquello que deciden los feligreses. En dos parroquias melillenses, la de Sta. Mª Micaela y la de la Purísima Concepción de Melilla La Vieja, se encontraban expuestas  y adornadas la imágenes, para veneración de los melillenses de confesión cristiana. En realidad son las dos imágenes del Cautivo existentes en la ciudad, pero que han sido vestidas y adaptadas para la ocasión, y para este tipo de culto efeméride religiosa. Sin embargo, hay una pequeña imagen, en la iglesia Arciprestal o del Sagrado Corazón, que recibe visitas diarias de los melillenses. Tantas, tan continuadas y a lo largo de los años, que su pie derecho, se encuentra completamente desgastado, por el paso continuo de las manos de los feligreses por esa parte de de la talla. Esto confirma que lo que se mantiene y pervive, es aquello que deciden las personas, los fieles, pese a la labor favorable o en contra, de las autoridades eclesiásticas. Lo que el pueblo abandona no se recupera, y lo que el pueblo venera no se pierde.

     Para aquellos que se extrañen del por qué escribimos de estas cosas, les diremos que siempre hemos defendido las tradiciones populares que se mantienen o resurgen, pese a La Iglesia, que suele recelar bastante de estas cosas. Hemos escrito y rescatado muchas historias sepultadas en la memoria de la ciudad, y que muchos desearon que nunca volvieran a salir a flote, como todo la relacionado con la iconoclastia.

PD: con las tres monedas se piden tres deseos, de los cuales será concedido uno. Esto es lo que me contaba una anciana venerable, que se ha pasado casi toda la mañana frente al Cristo Nazareno de Melilla La Vieja.

Nota: (1) http://www.archimadrid.es/jesusmedinaceli/imagen-cristo.HTML

  (2) https://elalminardemelilla.com/2011/09/19/%c2%bf-que-fue-de-de-los-capuchinos-en-melilla/

Anuncios

9 Respuestas a “La tradición de Jesús de Medinaceli en Melilla

  1. Me alegra que hayas hecho esta entrada. Me gusta ver aquí al Jesús de Madrid.
    Para mí, visitar a Jesús de Medinaceli es siempre un acontecimiento especial. Hace años, un primer viernes de Marzo como hoy, pude llegar a besarlo gracias a estar en la cola para personas con problemas y menos tiempo de espera, cuatro horas. En la actualidad, cada vez va más gente a visitarlo y se ha vuelto una tarea nada fácil incluso cualquier viernes del año.
    Es lo que tú dices, lo que el pueblo venera no se pierde.

  2. Demasiado a menudo estamos tentados de ir a buscar cosas extraordinarias lejos de casa, y estas publicaciones que dirige Hospitalario tienen el gran mérito de ayudarnos mucho a valorar aquello más próximo, en la gente que tratamos a diario, en nuestras Iglesias, parroquias, mezquitas y sinagogas. Ya lo puedo decir claro: estoy lozano y contento, lo proclamo ahora, aquí y donde se necesario. Yo quiero sumarme a esta devoción que la ciudad profesa a esta imagen (la original fue comprada en 1682 por los Padres Trinitarios de Madrid y es considerada milagrosa). Ahora que en España han puesto tanto de moda hablar de nazismo, pienso que nos escandalizamos del fuego que hizo Hitler con los libros, pero hoy los quemamos (en general) en base de olvido, silencio y pasividad. Pero todavía hay pastores que apacientan.

  3. Conozco, sé y me han comentado acerca de muchas personas que no suelen ir a los oficios religiosos, pero que hoy se han acercado a las imágenes y representaciones del Cristo de Medinaceli. Estas son las creencias populares, que perviven en paralelo a La Iglesia, y con las que convive con mucho recelo.
    En Melilla, cuando quisieron, acabaron con el culto al Cristo de Limpias en el barrio del Real en 1989 en aquel entonces, no valieron de nada las 2000 firmas que se recogieron y remitieron al Obispo de Málaga. De esto he escrito mucho en El Alminar: https://elalminardemelilla.com/2011/05/11/el-cristo-de-limpias-del-barrio-del-real/. Solo hay que poner el nombre en el buscador del blog, y aparecen unos cuantos artículos

  4. Gracias Fernán. He escrito en varias ocasiones que a veces cuesta sangre escribir sobre éstas y otras cosas, o escribir en general. Yo de lo que me entero lo escribo, pero hay órdenes estrictas para que no me entere de muchas cosas.
    No imaginas hasta qué punto, el cainismo reina en los pasillos de La Iglesia, y qué peligrosos venenos se destilan en algunos de sus cuartos y salones.
    Pese a todo hay mucha buena gente que desarrolla labores muy positivas, pero que no se verán jamás reconocidas.

  5. Hace unas horas he recibido un correo en el que me indican que el conocido como Cura de Alange ha escrito un libro sobre el Cristo de Medinaceli. Me dicen que muy interesante.
    La imagen que da origen a la tradición es la que se encuentra en el Convento de los Capuchinos de Madrid, rescatada por la Orden de los Trinitarios, tras la pérdida de la ciudad española. Perteneció al Convento de los Capuchinos de Sevilla, lugar desde el que fue enviada al Puerto de San Miguel de la Mahámora, con Capuchinos de Andalucía. Salieron por el puerto de Cádiz. Todo ello está documentado en el Archivo de los Capuchinos de Andalucía en Sevilla.

  6. Imparcial es cierto que el cautivo/sentencia del Pueblo era un nazareno originalmente ??

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s