El canto de la cigarra


 

          Ayer, 16 de julio, se oyó por primera vez en la ciudad el canto de la cigarra  o chicharra. Esa es la señal más clara del calor. El batir de las alas de la cigarra produce un sonido muy constante, atronador, del que es imposible librarse. Unido al efecto del calor en las zonas secas, provoca una sensación de aturdimiento, de agobio. En julio es gran tabarra el canto de la cigarra, dice el refrán.

            Ese calor que adormece, ese canto de la cigarra o estridulación,  que no permite pensar en otra cosa, ofrecen una cálida sensación de protección, de calma frente a la canícula. No hay nada que hacer y todo invita al descanso bajo una sombra protectora. No suelen oírse las chicharras en Melilla, salvo en algunos lugares muy escasos. Las cigarras suelen estar camufladas entre las hojas secas de los árboles y no es fácil distinguirlas. Dicen que ese canto o sonido tan especial tiene como finalidad atraer a las hembras. No le gustaba este sonido a san Josemaría, quien decía: ¿Qué te importa cuando vas derecho a tu fin, el clamor del viento, o el cantar de la chicharra, o el mugido, o el gruñido, o el relincho?.

          Ayer vimos imágenes que merecen ser compartidas. La nitidez del día permitía ver la población de Karia y el canal de la Mar Chica. En los días de poniente la visibilidad es muy grande en el entorno de Melilla, y esto quiere decir muchas cosas. También nos encontramos con árboles secos en Los Pinos, que ya es un “paleopinar”. Hay que ir pensando en una repoblación de esta importante y casi única zona de esparcimiento de los melillenses. Se trata de casi el único punto de contacto con la naturaleza en nuestra ciudad.

          En el Alminar sí nos gusta el envolvente canto de la cigarra, como también la perseverancia del borrico en la noria: Siempre los mismos temas, siempre los mismos pasos, un día tras otro, pese a las mil y una circunstancias que inducen y empujan al desaliento, pese a a ese calor de julio o de agosto, la chicharra canta, no permite fijarse en otro sonido.

 

 

 

Anuncios

5 Comments on “El canto de la cigarra

  1. ¡Ay, el “san Josemaría” y sus profundos pensamientos filosóficos! El caso es que a lo del burro no lo miro mal, le he pillado el punto o me cae simpático. Pero no es por el “santo”, es por ti que te gusta utilizarlo y me caes bien. Y es que es lo que tiene apreciar a alguien, hace que conviertas lo aborrecido en algo con un punto simpático.

    • Muchas gracias Isa, por tu siempre permanente presencia. Siempre que lo citó apareces y eso hace que sea más efectiva la cita, y cada vez le tenga más aprecio.

  2. MELILLA DE TODOS

    Ubicada en la otra orilla
    de las dos que amo
    en una está mi querido
    Rif noble-rebelde y Melilla
    En la otra lejana oliendo
    a romero,tomillo y retama
    la Alpujarra almeriense.
    Estimado amigo-compañero
    Hospitalario tienes alma
    de rifeño porque sabes bien
    adaptarte al terreno y siempre
    estás junto a los que padecen
    la gran dejadez e indiferencia
    de los que los mal-gobiernan

    Vivir en una ciudad
    amurallada con altas vallas
    metálicas de cuchillas afiladas
    donde se dejan la piel
    emigrantes africanos cuando
    intentan una y mil veces
    escalarlas para intentar llegar
    a la tierra prometida: Europa
    cada vez más inhumana,sorda
    ciega y muda pesa mucho más
    que una losa de cementerio
    Quién les iba a decir
    a los que culpan de
    todos los males-robos
    y según fuentes dignas
    de crédito solo un 10%
    de los delitos cometidos
    han sido realizado por
    los menores extranjeros

    ¡ Qué Melilla sea una
    hermosa urbe y perla
    de nácar y la segunda
    ciudad modernista
    de España son noticias
    que alegran a los nacidos
    allí y a sus admiradores
    desde hace décadas !

    Ahora bien que hacen
    sus responsables locales
    de urbanismo:Conservar
    rehabilitar los edificios
    hermosa herencia y gran
    legado arquitectónico
    O sucede lo mismo
    que en mi amado Nador
    donde su bello símbolo
    de identidad el sultán
    Club Náutico se le deja
    agonizar lentamente
    por no querer rehabilitarlo.

    Me imagino viendo
    y leyendo a diario
    a un funcionario afín
    al poder local Bloc
    y bolígrafo en mano
    tomando notas
    de todo lo publicado
    en nuestro Alminar.
    Señal de que Melilla
    y sus habitantes son
    lo más importante
    para todos sus usuarios
    haber si cambian
    que nunca es tarde.

    Abrazos y feliz verano

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: