Como un faro en la noche


               Faro de Melilla

        Con las nuevas tecnologías y los sistemas de orientación y navegación por satélite, los faros han perdido su antigua utilidad. La luz del faro se emite en intervalos y colores distintos, por lo que el marino, o el oficial encargado de la navegación, sabe a que ciudad pertenece. Los faros permiten verificar una posición en la carta de navegación y son de gran utilidad en la navegación nocturna, pues informan de la proximidad de la costa. En canales interiores se utilizan pequeño faros, boyas  y balizas luminosas.

                 Orientarse es una necesidad. El problema puede resultar el distinguir la señal del faro, en medio de tantas señales luminosas y acústicas de diversa índole.  Los bombarderos británicos dejaban caer cientos de bolas de plomo en su vuelo  hacia las ciudades alemanas, saturando así la capacidad de los entonces incipientes radares. Hoy tenemos navegadores electrónicos de todo tipo, sin embargo, en caso de faltar todo el apoyo tecnológico, no seríamos capaces de encontrar una ruta con plano y brújula, o no digamos ya sin ninguna de esas dos cosas.

       Es una paradoja, pero todo eso que nos ayuda, o que dicen que nos ayuda, nos hace cada vez más dependientes de todos esos elementos. ¿Quién sería hoy capaz de transmitir un mensaje en morse, en caso de necesidad?, o lo que sería peor, en caso de poder transmitirlo,  quién sería capaz de descifrarlo al otro lado. En alguna película vi que un secuestrado al que grababan un vídeo, transmitía un mensaje en morse con el guiño de los ojos. La primera pregunta de los que recibieron la grabación fue: ¿por qué guiña tanto los ojos?.

        La conclusión es que estamos cada vez más desorientados, a merced de grandes operaciones de propaganda mundial y de fenómenos mediáticos de dudosa intencionalidad. La información que nos llega esta cada vez más manipulada y filtrada, de manera que orientan nuestra indignación, opinión y preocupación hacia determinados lugares. La realidad del mundo pasa ante nuestros ojos sin que nos percatemos de qué está sucediendo.  No tenemos capacidad de discenir la veracidad o no de mucha de la información que nos  llega y con la que nos mediatizan. Y esto abre la puerta hacia ulteriores entradas y temas en este blog. 

               El Alminar de Melilla es el blog total, esa es la intención.

        

16 comentarios en “Como un faro en la noche

  1. Entiendo que el problema no está tanto en nuestra desorientación ante la masiva información que hoy tenemos a nuestro alcance (la utopía de Galdós con su ‘Enciclopedia Absoluta’) sino en la orientación que le damos.
    Vivimos una era de ‘destellos’; destellos que brotan y pronto apagan otros, sin apenas darnos tiempo de indagar sobre el anterior. En eso se apoya la propaganda mediática, en que no nos percatamos ‘in profundis’ de la realidad; en especial, cuando esta realidad molesta, violenta o da que pensar. Lo cierto es que no buscamos la veracidad sino el impacto colorista. No hay duda que Internet es una formidable máquina de información y cultura, de acceso fácil y rápido; ni que las redes sociales es un medio de comunicación masiva como nunca antes hubo, una galaxia Gütemberg, que usamos con demasiada frivolidad.
    Con todo este instrumental al alcance de cualquiera deberíamos ser más cultos y estar más y mejor motivados frente a los desmanes del Sistema. Pero no es así, porque no buscamos saber sino disfrutar de la banalidad que el fenómeno procura.

  2. Estoy también convencido, que usamos, y esta muy bien decirlo en plural, con una cierta frivolidad rayana en la inconsciencia, todos esos enormes adelantos que tenemos a nuestro alcance.
    No sabemos aprovechar esa enorme riqueza de conocimientos y sabiduría que tenemos delante de nuestra vista y al alcance de nuestro pequeño ratoncito.

    Parece como si solo deseáramos ver la fachada de un edificio sin interesarnos en observar y analizar el interior de este. Somos como un médico que solo se interesase a la parte externa del cuerpo humano, sin deseos de adquirir conocimientos del interior de ese mismo cuerpo. De esta forma continuamos ignorantes y no aprendemos a luchar ni a enfrentarnos contra nada. O como aquel que solo cuida la fachada de su vivienda, sin darse cuenta que el interior cae en ruina!.
    Somos victimas de la in-motivación, y solo interesa y nos preocupa lo superficial, las apariencias.

    ¿Como se puede ser culto y adquirir los suficientes conocimientos para contrarrestar los desmanes de ese Sistema que nos rodea, al que hace mención J.L. Navarro? Al parecer, no hay solución en tanto que el ciudadano no tome conciencia que los que se quedan abajo nunca podrán enfrentarse a aquellos que se encuentran arriba!

  3. Podemos en cuanto dejemos de aceptar/seguir sus reglas y cantos de sirena. Los que están arriba lo están porque nosotros los hemos puestos. Dejemos de hacerlo, dejemos de votar, despreciemos con el ostracismo esas castas inamovibles, sean de color que sean, y al igual que hicieron los islandeses, saturemos las ondas con mensajes de repudio, en el convencimiento de que ninguno se salva.
    Ellos se apoyan en nuestra estupidez y borreguismo. Ergo, dejemos de ser estúpidos borregos y adquiramos conciencia de que el número es nuestra mejor y única arma. Somos más, muchos más. He ahí nuestra fuerza: llenemos las calles y pasemos de largo ante la prensa y las urnas. No sé si con ello se logrará hacerles caer, pero el susto no se lo quita nadie. Puede ser un primer paso…, en el que, conociendo el percal, poco confío.

  4. Ese manual revolucionario está ya algo obsoleto. Las cosas ahora son más difíciles. El poder disuasivo y represivo de los Estados ha aumentado mucho y se ha perfeccionado. La última vez que la burguesía perdió el control político y de los medios de producción fue en 1917. Menos de un siglo después, lo Estados socialistas eran puro humo.
    El siglo XXI es el de la desaparción del modelo socialista económico. No queda un solo ejemplo de economía socialista, y los que existen, lo son solo en el aspecto propagandístico.
    El capitalismo es un modelo económico criminal y perverso, que quiere transformarse en otro peor y más agresivo, el del ultraliberalismo.

  5. De acuerdo en eso.
    Con todo, me permito apuntar una sentencia de Ayn Rand (1905-1982), autora, entre otros, de ‘La rebelión de Atlas’ y ‘El Manantial’, que, aun expresada en 1950, entiendo sigue vigente:

    «Cuando advierta [el pueblo] que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican, no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrá afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.»

    En cuanto a que ‘el poder disuasivo y represivo del Estado ha aumentado y se ha perfeccionado’, no lo es menos que la tecnología de la comunicación es un valor que tenemos a mano y, sabiéndolo manejar (y no dejarse manejar), puede ser ‘el arma’ con el que el pueblo pudiera, no solo decidir su presente, sino rechazar/repudiar el acomodado futuro de la casta política; que comienza, no olvidemos eso, en la cantera de los partidos, lo que llaman Juventudes (y, mira tú, por dónde Ana Botella vino a a acertar).
    En todo caso, siempre será más valedera que el juego circense de las urnas, en el que la halagada y luego olvidada masa votante, se limita a hacer de clac. Dicho sea con todo respeto por los que así actúan.

  6. Otro sí: Perdonen los blogueros de El Alminar mis fallos ortomecanográficos, pero escribo a volapluma y tal me sale. Procuraré enmendarme.

  7. No es por desanimar a nadie, pero la desigualdad de la lucha es mayor que la que existiera en su momento entre Don Quijote y los molinos de viento. Hay que abrir nuevas vías de resistencia y pese a todo, los Estados aprenden mucho y rápido de sus adversarios y tapan con rapidez sus brechas y huecos. Hablaremos pronto de esas cosas. En cualquier caso, es difícil esperar algo de los partidos que participan del sistema. Hay que renovar ideas y actitudes, sin llegar al perpetuo desmarque del anarquismo, y su imposible vía revolucionaria.

  8. Al menos, gracias a ‘esas imposibles vías revolucionarias’ hoy no somos súbditos. ¿O sí? Tal vez sólo sea un cambio de nombre y donde antaño se decía Rey hoy decimos Mercado.
    En cuanto a abrir nuevas formas de resistencia, sigo opinando que el desprecio y la abstención es lo que más duele, les duele.

  9. El anarquismo no llegó a solucionar nunca lo de no presentarse jamás a las elecciones y el recomendar la abstención perpetua. La realidad es que hoy es solo un movimiento testimonial y políticamente, nunca llegó a cuajar alternativa alguna.

  10. Aunque durante la II República tanto la CNT como la FAI y AIT (anarquistas) constituían la mayor fuerza sindical y política de España, no estoy hablando de anarquismo; hoy, como bien dices, algo testimonial y tal vez romántico. Cuanto busco decir en mis entradas es que el único y verdadero temor de los partidos es la abstención, por el desprecio social que les supone. De ahí que éstos se afanen en pedir el voto ‘aunque sea a otro o en blanco’. El voto les otorga el reconocimiento de representantes del pueblo. Y, a partir de ahí, con ese aval, ya pueden hacer lo que les dé en ganas, que no suele ser lo que prometieron en campaña.
    Los grandes partidos fraguaron la injusta y antidemocrática Ley d’Hont para repartirse el Poder. Por eso estimo que mientras no se cambie la Ley Electoral, la participación del pueblo soberano en las tareas de gobierno (Democracia) es una falacia. Y para ello, el Estado ha de estar convencido numéricamente (abstención) que el pueblo quiere otra cosa. Si, de hecho, lo quiere, claro.

  11. Hay que votar en contra, buscar alternativas con las que hacerles frente de alguna manera. La abstención les da igual. La mayor Democracia del Mundo, la Estadounidense, se sostiene con poco más del 50% de los votos emitidos. La abstención gana siempre en EEUU.

    • ¿Qué quieres decir con lo ‘votar en contra’? Entiendo que votar en contra supone votar a favor de otro. Y desde el 78 a hoy el resultado ha sido el mismo. La única alternativa observada es un cambio de siglas y de caras, pues la política y lo político quedó más o menos en lo mismo. ¿Nos conformamos con esa mínima diferencia que, a la postre, ni siquiera refleja un cambio de estilo?
      Tampoco veo acertada tu referencia a USA, con un sistema electoral complejo y discriminado que en Europa cuesta entender. Desde luego su 50% de abstención no sería el nuestro ni supondría aquí la misma reacción social. Mira el varapalo sufrido por Merkel en la Baja Sajonia, que a punto la hace llorar.

  12. Democracia? Francamente creo que es una palabra algo grande para nuestro país, Me hace pensar un poco, aunque algo diferente, a la denominación dada de Basílica a la iglesia del hospital Docker, después fue de Basílica Menor y que en realidad solo era capilla del Hospital militar.

    Cierto es que desde 1975 hasta la fecha ha hecho un buen recorrido y algo se ha avanzado, pero Democracia? . No, no digo que no ha tenido tiempo, nada de eso, porque bien mirado creo que desde 1975 hasta 2013 hay suficientes años como para haber cuajado algo bueno para todo el pueblo español, pero creo que no ha sido así. Puede ser que sea mi óptica observada desde fuera, ya que a veces quedo sorprendido de lo satisfecho que se encuentran algunos con quienes me tropiezo en mi caminar por esta vida de Dios?.
    Y francamente! pensáis que si el país tuviera una DEMOCRACIA bien rodada, ocurriría lo que ocurre y se transijaria con tantos corruptos,tantos ladrones, ¿se dejaría que los que gobiernan sean quienes sean, mientan impunemente y con tanto cinismo como lo hacen? Y un largo etcétera que no hace falta mencionar.

    Es lastima que aquel impulso que dio a la gente aquel escrito de Stéphane Hessel con su escrito de “Indignes-vous”, y que tan buen comienzo tuvo en España, no pudiera, por motivos que seria largo de enunciar, llegar a un resultado positivo! Y los vencedores fueron, como siempre, los mismos!.

    Pero no por eso hay que dejar de indignarse cada vez que haya motivos para hacerlo, y esto, seguro que no faltan!.

    INDIGNEZ-VOUS!

    http://www.arte.tv/fr/indignez-vous/6894822.html

  13. Sigo pensando que la abstención no les conmueve y el rechazo nunca será tan grande como para que lo noten. Ellos intentan eliminar a los pequeños partidos de la contienda electoral, como hicieron el la reforma electoral del 2006, y la exigencia de paridad en las listas. El único objetivo era secar la fuga de votos hacia pequeños partidos. O se les vota a ellos o no te comes el voto.

    • Disiento de tu apreciación de que la abstención no ‘conmueve’ a los partidos. No hay más que ver la voluntad y el gasto que ponen a la hora de invitar al electorado a que acuda a las urnas, lo felices que se les ve cuando la participación es alta y su cara de pera cuando no.
      Cierto es que, tal está la ley electoral, bastaría con un millar de votos para constituir unas Cortes, pero una abstención masiva (indignez-vous!) da qué pensar, y tal vez y solo entonces los Altos Tribunales se atreviesen a cambiar esa injusta Ley que pone filtros que invalidan el voto no propicio a los grandes partidos. El espíritu de la Democracia fija que el voto de un ciudadano tiene el mismo valor sea cual fuere a quien lo otorga, y no ha de pasar por filtro alguno que lo substraiga. De otra forma, el bipartidismo, con sus similares desmanes, será quien nos gobierne per secula seculorum.
      Aunque, como bien apunta ÁNGEL, si por ahí se ven más satisfechos que indignados, tal vez merezcamos todo esto.

  14. Siempre he pensado, lo sigo pensando, que la abstencion no es en ningun caso la solucion a los problemas. Solamente ocasionaria un efecto positivo si la abstencion fuera efectuada por la inmensa mayoria del pueblo, y esto es una UTOPIA!

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.