Archivo diario: 4 junio, 2015

Tiempos de incertidumbre


                   Lo que han dicho las urnas en Melilla

     Jamás pensaron verse en una situación semejante. Desde el año 2003 no conocía otro horizonte que no fuese el de la mayoría absoluta, y bastante sobrada. La estadística no esconde la realidad, sino que la muestra. El único hecho cierto es que han perdido un 12% de respaldo electoral con respecto a la primera mayoría absoluta, la del año 2003. El otro dato que muestran los últimos resultados electorales, es que por primera vez la mayoría de la población melillense, ha votado contra el actual gobierno del Partido Popular. La oposición representada en La Asamblea suma 16.000 votos, frente a los 13.000 de la derecha popular. El péndulo parece haber cambiado de sentido. A esa suma de votos en sentido contrario hay que añadirr casi 2000 votos más, de los cuales casi la mitad corresponden a Podemos, formación que se ha erigido como la representante de la izquierda extraparlamentaria de la ciudad  Casi 18.000 melillenses han dicho No a este gobierno y a este modo de gobernar, muy autoritario y casi despótico. Cualquier pacto postelectoral  sería una fraude a las expectativas ciudadanas de cambio.

                      El exterior del núcleo duro de la derecha popular

         Un comité ejecutivo de un partido, es una asamblea en la que la mayoría de los que se reúnen son meros comparsas. Las grandes decisiones, o simplemente las decisiones, se toman en en ese pequeño grupo de fieles, al que se denomina como el núcleo duro. Una reunión secreta acaba siendo conocida por todo el mundo, y levantando muchas suspicacias, así que lo mejor es reunirse a la vista de todos, y encontrarse en plena calle, como quien no quiere la cosa, para decidir qué hacer en estos tiempos inciertos. Esa reunión del “núcleo duro” de los populares melillenses, se produjo ayer tarde en la céntrica plaza de Menéndez y Pelayo. Allí se encontraron casualmente Javier Lence, presidente de la Emvismesa redonda, el Presidente de la Ciudad Juan José Imbroda, el Delegado Abdelmalik El Barkani, y el fiel escudero Francisco Villena, al que suele verse con bastante frecuencia escoltando al Presidente. Este pequeño grupo representa la esencia del Poder en la ciudad. Hay otros que también influyen, pero no están. No son muchos más los que toman las decisiones en Melilla.