Archivo diario: 11 junio, 2015

En el interior de Ataque Seco


 La pobreza en el Distrito 1º

          Melilla ha dispuesto en el pasado ejercicio de 238 millones de euros de presupuesto. Si multiplicamos esa cifra por los últimos 12 años (los de la mayoría omnímoda de la derecha popular), alcanzaríamos una cifra vertiginosa, casi inabarcable si la transformamos en las antiguas pesetas. La mayor parte de ese dinero  se ha malgastado, dilapidado o derrochado. Una ciudad tan pequeña con un presupuesto tan descomunal, que recibe Fondos Europeos en cantidades ingentes, no debería tener zonas urbanas en plano centro (a 300 metros de radio del faraónico Kursaal), con este aspecto y con una habitabilidad del siglo XIX.

           Aquí reside mucha población, muy mezclada. Todavía pueden distinguirse losetas dedicadas a los santos de Cristo, encima de las entradas de algunas viviendas. Aquí no hay planificación urbana, ni casi forma de aparcar en el interior de las calles. Son zonas peatonales puras, conseguidas sin un solo euro de inversión. Conceptos como el de la accesibilidad resultan ridículos y de ciencia ficción en la zona interior y alta del Barrio de Ataque Seco. Esto es el Distrito 1º, aquí no hay planes de desarrollo regidos por un Director General, o un alto cargo sacado de la manga. Melilla ha recibido cientos decenas de millones de Fondos Europeos para el Desarrollo de regiones periféricas, que han servido para todo, menos para desarrollar la ciudad.

             Este es el barrio de los callejones dedicados a las rimas, a los sonetos, a los versos, en el que no hay poesía ninguna, y sí mucha prosa de pobreza. La derecha franquista y la del inicio de La Democracia, nunca se molestaron en ponerle nombre a las calles. Se designaban con las letras del abecedario. Solo con el primer y único gobierno municipal del PSOE se pusieron nombre a las calles. Fue un paréntesis dentro de  la endémica derecha melillense.

             La mayor parte de las casas carecen de cédulas de habitabilidad, por lo que sus moradores no pueden recibir ayudas al alquiler, o para la rehabilitación de viviendas. Son 6 imágenes de la pobreza del siglo XIX, que ha costado mucho escoger, en el patio trasero de la ciudad del siglo XXI. Muchos melillenses emigraron de aquí en la década de 1960, hacia otras zonas de la península.

Plazas calcinadas


                          Calcinar es abrasar por completo, especialmente por el fuego. Si un verbo, o una sola palabra define la acción del gobierno saliente de Melilla, es calcinar. No sería difícil conocer la cantidad exacta de dinero del que han dispuesto en los últimos 10 años, y compararlo con el estado de la ciudad. Han calcinado presupuesto tras presupuesto, en derroches sin fin, y una década después, la huella de esta forma de gobierno, totalmente descuidada con respecto al erario público, dejan su huella sobre la ciudad. El aspecto urbano de Melilla es lamentable. Áreas de gobierno están abandonadas por completo, y su acción, no se deja notar más allá de los despachos. Es con mucho, la peor gestión que haya padecido nunca la ciudad.

               Da igual que sobre un lugar se haya llevado a cabo un gestión onerosa en los últimos tres años, o que no se haya realizado ninguna en la última década. El lamentable aspecto de abandono es exactamente el mismo. Las únicas inversiones que permanecen para la ciudad, son las llevadas a cabo por el Estado a lo largo de los últimos años, eso sí, algunas ya obsoletas por la falta de renovación y/o ampliación (Hospital, Piscina Municipal).

                                                    Dos plazas calcinadas

             En la plaza de La Aviación Española (denominación franquista), se invirtieron 600.000€ en su remodelación. Dos años después ya mostraba claros signos de deterioro, desidia y abandono. En la plaza sin nombre del Centro de Salud de Batería Jota/Cabrerizas, no se ha invertido nunca nada, y en un enigma sin resolver aún, todo se dejó a medio hacer. Escribimos de ambas plazas hace un año. En la pasada campaña electoral, esta vez ni siquiera han visitado los barrios. Lo fiaron todo al voto por correo y no na dado el resultado que esperaban, afortunadamente para Melilla. Esta es la realidad que sigue escondiendo la propaganda.

      Notas: (1)https://elalminardemelilla.com/2014/04/03/plaza-de-la-aviacion-espanola/. (2)https://elalminardemelilla.com/2014/04/23/la-plaza-inexistente/