Archivo mensual: junio 2015

El fuego de San Juan


            El día de San Juan marca el verano en Melilla. Anoche sopló viento del NO. Casi siempre suele ser un día accidentado en el aspecto meteorológico. Cuando domina el levante los fuegos arden mal, porque se llena de humedad. Hace tres años resultó herido el maestro pirotécnico. El año pasado todo se cubrió de agua, rayos y truenos, como un signo de los tiempos tormentosos en los que estamos inmersos. Pocas tradiciones quedan ya en pie, y las que todavía se mantienen están vaciadas de contenido. Empieza a no importar ni siquiera aquello que se conmemora. La desmemoria avanza y se extiende.

        En las hogueras de San Juan se quema, en símbolo, todo lo malo que nos ha acontecido. Mojarse en el agua es rememorar el rito del bautismo, el agua que limpia y purifica, peor de nada vale si no se es consciente del hecho. Sin memoria, sin amarres ideológicos, sin nada que sirva de orientación y guía, somo pasto fácil de las llamas del relativismo moral y político, del carpe diem. Así nos va a todos y a estas sociedades, en las que cualquier gurú mediático, acaba convirtiéndose en un fenómeno de masas. Aun resguardados por una fuerte carga de ideología y de compromiso ético, la capacidad de resistencia que podemos oponer al vaciamiento colectivo de la sociedad es poca. En realidad, estamos a salvo de muy pocas cosas.

                                     En busca del fuego    

          El temporal de viento del noroeste arreció a lo largo de toda la tarde. La medianoche no fue el inicio de nada. Las autoridades se movían nerviosas frente al no muy numeroso público congregado. Los allí congregados querían disfrutar de la majestuosidad del fuego y de su poder hipnótico. La situación de la hoguera oficial, solo permite que una reducida cantidad de público pueda disfrutar de ella. Tras los efímeros fuego artificiales, pasada media hora desde la media noche, la hoguera oficial de las vanidades se envolvió en llamas en apenas unos instantes, justo cuando el viento ofreció un pequeño instante de tregua. La temperatura junto a la hoguera se elevó de modo instantáneo. El aire caliente envolvió a los allí congregados. El fuego absorbe todo lo que le rodea, no se mezcla con nada y consume todo lo que tiene a su alcance. El dominio del fuego permitió el desarrollo de la humanidad y su supervivencia. Honrarlo y venerarlo es un rito.

          La hoguera modernista ardió en poco tiempo. Las alegorías de las estaciones se ofrecieron sombras fantasmales dentro de las llamas. Como todo lo mágico, dura apenas un instante. Por eso volvemos siempre al fuego.

El modernismo melillense en la hoguera


                            Este año queman el modernismo melillense en la hoguera de San Juan. ¿Motivo?. Nadie lo sabe. La hoguera institucional de San Juan  tiene el rumbo perdido desde hace años. No debemos retroceder demasiado, solo los de existencia del Alminar. En 2011, un gobierno sin estilo, el de la derecha popular, quemó, simbólicamente, a la oposición. Es año queman al símbolo pretérito de la ciudad, el modernismo. No tiene sentido alguno, como este gobierno en funciones, sin función alguna y que dejó de funcionar hace años.   Esta legislatura ha sobrado completa, pues ha resultado la prolongación de la agonía de un grupo sin ideas, y fosilizado.

                        Hace cuatro años, en 2011, estábamos igual que ahora, bajo las sombras de un pucherazo electoral, y a la espera de una resolución judicial sobre los resultados electorales. Hace cuatro años surgió El Alminar, no estábamos tan atentos a todo, y no realizamos ninguna imagen de la hoguera en la que ardió, simbólicamente,  la oposición melillense.

                                      Modernismo entre llamas y aguas fecales

              La hoguera oficial quema simbólicamente al Modernismo, mientras que al real, al que está en las calles, lo deja arruinarse y desmoronarse. El modernismo simbólico arderá entre un un charco de aguas fecales, que lleva más de un mes en la zona y que no han sido capaces de drenar. El modernismo real se cae y desaparece de la vista de todos, mientras que el simbólico desaparecerá rodeado de fango . Como marca ha dado buenos resultados internos pero no ha conseguido consolidarse mas allá del límite académico.

              Como símbolo de lo que sucede con el modernismo está el de este edificio de la Avenida, con más de un año de andamiaje, y cuya rehabilitación de fachada no ha podido ser completada, porque la Ciudad Autónoma no tiene dinero para pagar la subvención prometida. Son más de 200.000 euros los que adeudan a la empresa constructora. Todo está parado desde hace meses.

                Uno de los símbolos de la ciudad arde o se cae, tanto da. En esta noche se debe quemar simbólicamente lo malo, o aquello que no ha funcionado. Esto no es lo que no va a suceder esta noche. Otras cosas sí.

    Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/06/24/el-gobierno-de-melilla-incinero-a-la-oposicion/

Poda y repoda en el Barrio del Real


 Cortan las ramas de los ficus del Real por las obras del bulevar 

                       Nos había avisado de que se estaban repodando los ficus de la calle de La Legión, debido a que el estrechamiento de la calzada impide la circulación de los autobuses urbanos, de los grandes camiones y de los vehículos de emergencias, como es el caso de camiones de Bomberos. Siempre creímos que los de talar árboles para ver mejor el bosque era uno de los dichos de Abundio, pero no creímos que llegase a plasmarse en nuestras calles. En la parte alta del bulevar principal del Real ya se había llevado a cabo este despropósito, pero entre las elecciones, la paralización de la obras, y la mordaza constante, el asunto había quedado silenciado o disperso en las profundidades de las redes sociales, en donde acaba todo aquello que ya no encuentra cabida en los medios de propaganda. Había que verlo in situ, y poder comparar la magnitud de esta repoda, que se sitúa en torno a los 20 cms. de ramas frondosas. Se pierden aparcamientos y ahora nos dejan sin sombra en los laterales.

                  Sostenerla y no enmedarla, es la actitud de los empecinados. Esto es lo que está ocurriendo en las obras de la falsa peatonalización del barrio del Real. Esta vez lo están haciendo rápido, para dar menos oportunidades a los paparazzis aficionados. Las ramas ya convertidas en leña eran amontonadas y quitadas de la vista con celeridad. Después de una rápida pasada se perderá el recuerdo del estado anterior. Esto es destrozar los árboles. No hay más que decir. Los hechos están a la vista de todos/as.

Las higueras fronterizas


                  La higueras, su floración y sus frutos marcan el principio y el final del verano. Primero son las brevas y finalmente los higos. Melilla es un ciudad de higueras y de frontera. Llevamos dos años catalogando las higueras de la ciudad, tanto las que están en el interior, como las más extremas y desconocidas. Por lo general son casi todas silvestres, aunque se pueden ver algunas en patios y en huertas privadas. No hay rincón que no recorramos en su busca.  El Alminar es también visual y evocador, aunque muchos no comprendan este tipo de entradas. Necesitamos también evadirnos. Únicamente mirar, y contemplar la escasa naturaleza que va quedando en Melilla. Hay que hacer un gran esfuerzo por astraerse del todo y fijarse solo en aquello que queremos ver.

                       En el futuro recordaremos a Melilla como una ciudad de higueras, aunque sean desconocidas para muchos y frente a la omnipresencia de árboles ornamentales de la flora australiana.  El aroma de la higuera invade todo el entorno en el que florece. Su presencia se advierte mucho antes de que se las vea. Por San Bernabé, salen los higos a ver (11 de junio) y por San Juan brevas comerás (24 de junio). Este es el tiempo en el que arranca el verano.

                           Las higueras volverán a dar sus frutos, esta vez los higos, hacia finales del mes de agosto.: por San Miguel los higos son miel (29 de septiembre). Es un agradable imagen para comenzar el verano.

Los obra de los votos perdidos del Real


 La peatonalización fallida del Real, causa de pérdida de votos

       La falsa peatonalización  del  bulevar principal del Barrio del Real ha sido la causa de la evaporación de un millar de votos para el Partido Popular en Melilla, un tercio de la totalidad de los votos de la ciudad. La diferencia entre mayo de 2011 y 2015 sitúa la pérdida de votos para la derecha popular en 3202, lo que supone un 11,11% menos de respaldo electoral, pasando del 53,91% de mayo de 2011, al 42, 80% de mayo de 2015. Ahora nadie se siente responsable de esta obra, ni los que la propiciaron, ni los que la apoyaron.

        La obra está llena de errores en su acabado y ejecución. El primero es la elevación de la calzada, lo que obliga a utilizar las peligrosas rampas de acceso, que ni siquiera respetan las medidas estipuladas para estas elevaciones. Son escalones peligrosos y dañinos para todos los vehículos, desde camiones hasta bicicletas. La pérdida de aparcamientos duplica la cifra inicialmente prevista y la deficiente diferenciación del color del pavimento, hace complicado saber cuando se está sobre la zona peatonal, sobre la de rodadura de vehículos, o sobre la propia acera, que ahora está invadida por las sillas de las cafeterías y establecimientos de restauración.

             Los peatones han perdido movilidad, y se ven obligados a circular por la calzada de vehículos, al haber quedado anulada la acera, que siempre ha sido una zona de protección peatonal.

                 La maniobrabilidad de los vehículos ha quedado también muy comprometida. Los camiones grandes, los vehículos de bomberos, o los autobuses urbanos, no podrán realizar algunos giros, al haberse estrechado demasiado la calzada de vehículos, e instalados los maceteros abrelatas en las antiguas isletas. Habrá que ver cómo gira el autobús urbano procedente de la  calle Aragón, en dirección hacia la calle de La Legión. Las maniobras son tan difíciles, que las señales están llenas de golpes o constantemente en los suelos. Han tenido que podar los ficus del paseo central de un modo extremo, para que puedan pasar los camiones de bomberos o los autobuses sin partir las ramas o chocar contra ellas. Los cambios de nivel del pavimento de circulación no están indicados con las debidas y preceptivas señales.

                   Una obra no solicitada por nadie, que no contaba con el apoyo ni del 1% de los 13.000 habitante del barrio, ni con el de los comerciantes, ni de aquellos que acuden al Barrio del Real a diario. Han sido dos millones de euros arrojados al suelo, con un resultado completamente deslucido, y que al menos ha supuesto un castigo electoral para aquellos que perpetraron una obra, que ha desfigurado 100 años de historia del barrio.

Nueva temporada de playa en Melilla


                       El próximo día 21 de junio se inicia la temporada de playa en Melilla, una ciudad en la que no hay ningún lugar al que escapar. El único recurso es la playa portuaria, anunciada oficialmente en la Feria de Turismo, y los asfixiantes Pinos. Todo es muy pequeño y su estado debería ser casi perfecto a lo largo de casi todo el año, salvo los periodos de temporales.

                                     La situación de las playas.

                  A las playas de la ciudad les falta arena. Los temporales se la llevan. Un gobierno atento y eficaz (él nuestro no lo es en ningún sentido), repondría la arena de la playa mediante el dragado, pero no creando hoyas, como sucedió hace siete  años en el que se ahogaron una mujer y su sobrino (juni0/2009), en la playa de San Lorenzo.

                       El marasmo de obras sin sentido al que han sometido a la ciudad le ha pasado factura electoral, pero ellos confiaban en que no sería así. Vivían en su permanente siesta mediática, que les presenta la realidad justo al contrario de como la padecen los melillenses. Año tras año, en este blog y en La Otra Melilla, dábamos cuenta del lamentable estado de nuestro escaso kilómetro de playas, y del apestoso estado de la desembocadura del Río de Oro. En esta ciudad, hasta el ejercicio de la crítica acaba convirtiéndose en una rutina. Siempre las mismas entradas, siempre en las mismas fechas, siempre los mismos temas. Hacer algo diferente, año tras año, sin abandonar y largarse, resulta un auténtico sacrificio y un ejercicio de autodisciplina extenuante.

                                 Demolición en La Hípica

             Pensaban seguir de esta manera nuevamente, un año más, una legislatura más, pero la pérdida de la mayoría absoluta en las urnas de mayo; les ha sorprendido del mismo modo que al dictador Batista la llegada de “los barbudos” a Sierra Maestra. No contaban con eso, y por este motivo, todo está en el más lamentable estado posible, a sólo cuatro días del inicio oficial de la temporada de playas.

             Ninguno de sus medios de propaganda ha informado ni fotografiado la situación de La Hípica, pero todos han recogido que tenemos de nuevo bandera azul. La situación de La Hípica, la mayor zona de privilegio feudal franquista de toda España, es indescriptible. Es mejor verlo con nuestros propios ojos.

           Una obra iniciada no se sabe cuando, y sin fecha probable de finalización. Una inmensa polvareda. Todo un ejercicio de conducción al límite. Aparcar entre escombros y basura, aunque resulta enternecedor el pasillo para que los usuarios de la piscina del Trébol, puedan seguir caminando hacia la playa sin perderse en medio de la obras. Algunas diferencias deben mantenerse. Algún día habrá que proponer una solución definitiva a los problemas urbanísticos, éticos y políticos, que sigue planteando La Hípica, en su existencia y concepción actual, aunque provenga de la Edad Media.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/06/17/el-estado-real-de-las-playas-de-melilla/

Los santos musulmanes


                   

                

         El viernes se iniciará el mes de Ramadán en El Magreb

             Nadie podrá acabar con el principio de incertidumbre, porque se trata de una creencia establecida, pero el inicio del  Ramadán, mes del ayuno musulmán, esta sometido a algunas variables. El calendario Saudí lo tiene establecido para el día 18 de junio, pero en el Magreb Al Aqsa ( el occidente lejano), todo se inicia un día después. Al igual que sucede con los usos horarios y la salida del Sol, el creciente de la Luna no puede ser a la vez visto en el lejano Oriente y en el Magreb a la vez. Todo es muy sencillo de entender, por más que algunos se empeñen en establecer diferencias, o por arrancar a Melilla de un entorno al que ha estado siempre vinculada, desde el inicio del Neolítico mauritano.

            Si todo sucede según lo previsto, desde el gran alminar de la nueva mezquita de Farhana, se marcará el inicio del mes de ramadán del año 1436 del calendario musulmán en la tarde del cercano 18 de junio, para iniciar el ayuno el viernes.

                                        Los santos musulmanes

              Hace ya tiempo, un amigo me preguntaba sobre la existencia pasada de santos musulmanes. En aquel momento no tenía un conocimiento amplio sobre el tema por el que se me preguntaba. Con el paso del tiempo, leí que la religión musulmana, se extendió gracias a ellos, o sea, a los morabitos. Los morabitos fueron predicadores, lectores y estudiosos del Corán y propagadores de la fe musulmana, España estuve llena de ellos. Además de esto, eran buenas personas que ayudaban a la gente mediante consejos o conocimientos prácticos de materias diversas.

                Ibn Arabí de Murcia (1165 dC- 1240 dC), fue un andalusí español que recogió en un escrito la vida de los más conocidos de todos ellos, en un libro que se conserva en la Biblioteca del monasterio de El Escorial. Es una guía de los maestros del espíritu o santones andaluces, que abarca desde  Abu Abd Allah del Aljarafe,  hasta Abu Muhammmad el peregrino de Purchena. El distinto tratamiento de la memoria hacia ellos por parte de la religión musulmana, y las vicisitudes históricas, hace que ya todo apenas sea recordado. La religión musulmana como tal, no tiene una institución encargada de mantener vivo el recuerdo de aquellos que en vida tuvieron fama de santidad, pero esto no quiere decir que no hayan existido. Los hubo y existieron.

                                         Celadedín al Rumi

              Hay un lugar en donde todo es diferente, y es en Turquía. Allí no solo se sigue venerando a los que fueron considerados como celebridades o santos, sino que además se edificaron grandes mezquitas en su nombre y recuerdo. Uno de esos casos es el de Yalal ad-Din Muhammad Rumi, gran poeta y hombre santo, muerto en 1210 en la ciudad turca de Konia. Además de un gran maestro espiritualista sufí, fue el fundador del movimiento de los derviches giróvagos.

              Celadedín al Rumi, el griego. Los árabes, los musulmanes o sarracenos, en su expansión del año 622 dC (Hégira), jamás estuvieron en contacto con los romanos, cuyo imperio había caído en 475 dC. A los únicos que conocieron  y con los que estuvieron en contacto, fueron a los griegos, o sea, al imperio bizantino, a los que llamaban como rumies, y a los que tenían en gran estima. De aquí surge el sobrenombre del poeta y maestro espiritual  Celadedine al Rumi, cuyo nombre es Yalal ad-Din Muhammad Rumi. Una colaboradora del Alminar nos ofreció las fotografías de la mezquita en la que se le venera y honra en Konia, Turquía, cada 17 de diciembre, aniversario de su muerte en esa misma ciudad.

Nota: https://es.wikipedia.org/wiki/Yalal_ad-Din_Muhammad_Rumi