El fuego de San Juan


            El día de San Juan marca el verano en Melilla. Anoche sopló viento del NO. Casi siempre suele ser un día accidentado en el aspecto meteorológico. Cuando domina el levante los fuegos arden mal, porque se llena de humedad. Hace tres años resultó herido el maestro pirotécnico. El año pasado todo se cubrió de agua, rayos y truenos, como un signo de los tiempos tormentosos en los que estamos inmersos. Pocas tradiciones quedan ya en pie, y las que todavía se mantienen están vaciadas de contenido. Empieza a no importar ni siquiera aquello que se conmemora. La desmemoria avanza y se extiende.

        En las hogueras de San Juan se quema, en símbolo, todo lo malo que nos ha acontecido. Mojarse en el agua es rememorar el rito del bautismo, el agua que limpia y purifica, peor de nada vale si no se es consciente del hecho. Sin memoria, sin amarres ideológicos, sin nada que sirva de orientación y guía, somo pasto fácil de las llamas del relativismo moral y político, del carpe diem. Así nos va a todos y a estas sociedades, en las que cualquier gurú mediático, acaba convirtiéndose en un fenómeno de masas. Aun resguardados por una fuerte carga de ideología y de compromiso ético, la capacidad de resistencia que podemos oponer al vaciamiento colectivo de la sociedad es poca. En realidad, estamos a salvo de muy pocas cosas.

                                     En busca del fuego    

          El temporal de viento del noroeste arreció a lo largo de toda la tarde. La medianoche no fue el inicio de nada. Las autoridades se movían nerviosas frente al no muy numeroso público congregado. Los allí congregados querían disfrutar de la majestuosidad del fuego y de su poder hipnótico. La situación de la hoguera oficial, solo permite que una reducida cantidad de público pueda disfrutar de ella. Tras los efímeros fuego artificiales, pasada media hora desde la media noche, la hoguera oficial de las vanidades se envolvió en llamas en apenas unos instantes, justo cuando el viento ofreció un pequeño instante de tregua. La temperatura junto a la hoguera se elevó de modo instantáneo. El aire caliente envolvió a los allí congregados. El fuego absorbe todo lo que le rodea, no se mezcla con nada y consume todo lo que tiene a su alcance. El dominio del fuego permitió el desarrollo de la humanidad y su supervivencia. Honrarlo y venerarlo es un rito.

          La hoguera modernista ardió en poco tiempo. Las alegorías de las estaciones se ofrecieron sombras fantasmales dentro de las llamas. Como todo lo mágico, dura apenas un instante. Por eso volvemos siempre al fuego.

Anuncios

7 Respuestas a “El fuego de San Juan

  1. La celebración de la noche de San Juan es una fiesta popular y participativa. Convertirla en esto a imitación de las fallas donde se quema lo que le ocurra no se sabe a quien, no tiene ningún sentido, más que dejarla sin contenido.

  2. Todo se va vaciando de contenido, no solo éste, sino cualquier otro. Lo que se impone es la homogeneización. Cada vez hay menos recursos para luchar contra esto, Isa.

  3. Las Hogueras de San Juan

    Dedicado a Isa y Hospitalario

    Siempre ha sido una fiesta
    popular y muy participativa
    Hombres, mujeres y niños
    todos a la calle con alegría
    para celebrar la llegada del
    anunciado y deseado verano.

    Las modas pasan de largo
    las tradiciones permanecen
    Algunos copian y muy mal
    de otros lugares perdiendo
    con el cambio, las señas de
    identidad de todo un pueblo.

    Habían acabado las clases
    el día 23 de buena mañana
    los niños del barrio teníamos
    trabajo,acarrear matojos secos
    y para atarlos, unas sogas de
    esparto y los mayores a apilar
    trastos y muebles en desuso.

    Habían elegido el lugar idóneo
    el cruce de dos calles cercano
    a mi casa y eso me alegraba.
    Las manos habilidosas de unas
    vecinas habían confeccionado
    un muñeco con telas de colores
    para que presidiera la hoguera.

    Como en Fuente Obejuna todos
    a una y se notaba mucho trajín
    pero el buen humor y las risas
    también eran los protagonistas
    de la noche mágica nadorense.
    Y se fomentaba la convivencia.

    Las familias cenaban pronto
    y colocaban sus sillas de anea
    a una distancia prudente para
    presenciar el espectáculo del
    fuego purificador de luz y calor.

    Y la hoguera empezaba a arder
    los jóvenes esperaban ansiosos
    a que hicieran acto de presencia
    las brasas para saltar sobre ellas.

    Bajo un cielo azul inmenso donde
    la bella Luna Llena se paseaba
    escoltada por estrellas elegantes
    Los asistentes hablaban y reían
    las madres controlando a sus hijos
    para que no se desmadrasen ante
    la algarabía producida por la gente.

    Una vez acabado el fuego de vivos
    y bellos colores:naranja, amarillo
    azul ,verde y apagado los restos
    de la hoguera, las mamás cogían
    a sus retoños y todos para la playa.
    Para mojarlos y purificarlos con
    el agua de la plateada Mar Chica.

    Seguro que en la hermosa Melilla
    modernista también lo celebrarían
    como mandaba la tradición popular.

  4. Precioso, Nadorense.
    Deberíamos preguntarnos a nosotros mismos qué nos ha pasado para que solo nos guste lo que huela a yanqui.

    • Sabia pregunta Isa, que invita a la reflexión.Es muy difícil escapar de las garras del consumismo y de la influencia del Tio Sam. Ojalá hubiera muchas personas como tú, solidarias, reflexivas y sensibles. Un saludo agradecido de un nadorense, fiel seguidor del Alminar y de su “buena gente”.

  5. Magnífico y muy logrado trabajo, Uno de Melilla.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s