Micaela, la mayor campana de Melilla


    Micaela es la mayor campana de Melilla, y en sus tiempos se dijo que era una de las mayores de la diócesis de Málaga.  Fue bendecida el 22 de enero de 1953, en presencia del entonces obispo de Málaga,  monseñor Ángel Herrera Oria. Esta dedicada a María Inmaculada y dedicada específicamente a la parroquia de Santa María Micaela. Esta montada sobre un enorme yunque metálico, dado su enorme peso, que es de 561 kilogramos. Fue fundida en los talleres de Bautista Rosel Soler, de Azaneta (Valencia). Por delegación expresa del obispo, fue el párroco Manuel Guerrero el primero en tañer la enorme campana

              La Iglesia se encuentra en uno de los cerros más elevados de la ciudad, el de Camellos, a 72 metros sobre el nivel del mar. No hay otro templo en un lugar más alto  en Melilla. Desde las alturas de su campanario, se observan unas de las mejores vistas de la ciudad. Justo enfrente se encuentra el cerro de Reina Regente, de equivalente altura. Allí hay otro templo, una mezquita en este caso, pero en una cota un poco más baja, lo que unido a la mayor altura del campanario, convierte a la iglesia de Santa María Micaela en el lugar más elevado desde el que se invoca a Dios.

                 El yunque tiene una viga metálica que sostiene la campana por las asas. El enorme badajo, que golpea sobre los labios de la campana,  está sostenido por una argolla de acero. A su lado hay una pequeña campana auxiliar. Todo el conjunto está bastante oxidado y presenta un estado deteriorado.

Anuncios

7 Respuestas a “Micaela, la mayor campana de Melilla

  1. Debe constar que el nombre de Micaela es solo el título escogido para el artículo y no el nombre de la campana. Las “trompetas de Jericó” están vigilantes.

  2. José Luis Blasco López

    Hospitalario, tienes el dato en tu poder. Busca la foto.
    Inscripción.- En el anillo superior: “MARÍA MICAELA”
    Bajo el anillo superior: “PARROQUIA SANTA MICAELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO”
    En el centro: RELIEVE DE LA SANTA
    Abajo: “MELILLA AÑO 1952”

  3. Son 90 escalones los que hay en este campanario. Los músculos de las piernas se cargan en el ascenso. Hay que hacerlo con lentitud. Todo sea por la ciencia de las campanas. Espero tener la foto.

  4. José Luis Blasco López

    Otro dato importante. “María Micaela” es la primera campana electrificada en toda la historia de la ciudad. 18 de marzo de 1953.
    La actual electrificación de las campanas de las parroquias de Melilla data de la época de Don Francisco Javier Martínez Monreal, como Consejero de Cultura, persona que hizo posible ese proyecto. Se electrificaron las campanas de todas y de cada una de las parroquias de la ciudad, a excepción del Pueblo y de la Medalla Milagrosa; porque en esos templos había una persona encargada de hacerlo. Tampoco se electrificó la campana “Paquita” de la Gota de Leche. La volteaba Sor Josefina, sacristana de esa capilla; cargo que compartió con el de cocinera, durante unos cincuenta años.
    La campana de la Casa del Reloj, la electrificó la Dirección Provincial del Ministerio de Cultura, durante el mandato de Don José Luis Fernández de la Torre. Puso en funcionamiento el reloj, haciendo sonar las campanadas a sus horas, cuartos y medias.
    Posteriormente, Martínez Monreal propició la restauración añadiéndole un yunque de madera.
    La campana de Cruz Roja es la última que se ha instalado. Después de años de ausencia, se volvió a colgar, pero sin funcionar.
    Al derribar la Estación Marítima, reloj y campana ¿A dónde han ido a parar?

  5. En cuanto algo te despierta del letargo, nos inundas de datos, José Luis.. Todo quedará aquí para la historia, pero los apropiadores de ideas, los vampirizadores de temas, los plagiadores profesionales, no nos citarán nunca. Ellos siguen intentando sacar peces de distintos colores y en la misma charca.

  6. Hemos añadido la fotografía de la cruz exterior de la campana.

  7. José Luis Blasco López

    Una corrección.- Donde dice, “…añadiéndole un yunque de madera…”, debe decir, “…añadiéndole un YUGO de madera…”
    Gracias.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s