Archivo diario: 30 septiembre, 2015

El sentido del Alminar


Cuatrovitas, alminar almohade

Cuatrovitas, alminar almohade

“Escribe pues,  lo que viste, y lo que es, y lo que ha de ser después de esto”. Juan, Apocalipsis 1, 19

                 Éste y no otro es el sentido del Alminar: Escribir lo que se ve, lo que realmente es (eliminada la apariencia,  distorsionadora y a veces engañosa), y todo lo que sucederá después del momento presente. Apocalipsis (Αποκάλυψη) significa solo “revelación”, aunque con el paso del tiempo haya adquirido otro significado. El trabajo del Alminar es solo el de la revelación. Mostrar aquello que está oculto, lo que no quiere verse,  o simplemente mostrar las cosas de otra manera, pero de la manera más cercana a lo que es.

                    Hace cuatro años escogíamos una imagen del alminar de la ermita de Cuatrovitas, en Bollullos de La Mitación, como ilustración para una entrada. Hoy, pasado ese tiempo, lo hemos visto y contemplado con nuestros ojos. Nada puede predecirse y en los caminos que hoy transitamos no hay modo de saber a dónde nos conducirán.

                  Se cierra septiembre, la puerta del otoño. Mes de viñas, de uvas, de vino. Quien cría viña, con  ella se encariña, como si criara una niña. Hacía un año (noviembre 2014), que no rebasábamos la frontera de las 22.000 vistas en un mes. El Alminar es ahora más estable, con un número de visitas que oscila poco de un mes a otro. Los dientes de sierra han desaparecido. No hay valles profundos o picos muy altos. Es hora de recoger las uvas dulces.

Anuncios

Septiembre 1930: tres placas, tres calles en Melilla


     

       ¿Dónde está la placa y calle del Regimiento de La Corona?

                  La información se encontraba en el mismo lugar que la fotografía del coronel Miaja inaugurando la placa de la calle de La Legión, pero entonces no buscábamos al Regimiento de La Corona y la fotografía quedó esperando una nueva oportunidad. Tras el debate de la entrada sobre el recuerdo del general Miaja en Melilla ha sido preciso volver a mirar en los antiguos archivos, y ver lo que antes no habíamos visto, y lo que todos habían olvidado.

                   Cualquiera que consulte la hemeroteca antigua se dará cuenta de que muchos de los problemas actuales de la ciudad, permanecen sin resolver desde los inicios del siglo XX, en los años iniciales de la expansión de la ciudad. También se dará cuenta de la importancia que tenían los Festejos de Septiembre y de la ausencia de cualquier referencia al supuesto día de la conquista de Melilla, 17 de septiembre.  Todo se centraba en los festejos y en el día de La Patrona.

        La introducción sirve para decir que se esperaba hasta esta fecha para hacer grandes anuncios, inauguración de monumentos, o placas  conmemorativas. En septiembre de 1930, en la edición del día 13, con gran despliegue fotográfico se informaba de que la Junta Municipal de Melilla había decidido otorgar tres nombres de calles: una al Regimiento de La Corona en el barrio del Industrial, otra a La Legión  en el barrio del Real y una tercera a Fernando Primo de Rivera, en la antigua calle de San Jorge. Todas llevaban sendas placas de piedra.

       No queda constancia de nada de esto, salvo la calle de La Legión  y que la de Primo de Rivera esté dentro del acuartelamiento de Alcántara. Lo que resulta inexplicable es cuando y por qué se retiró la denominación de Regimiento de La Corona; si fue una simple desaparición de la calle, o una venganza franquistapara ensalzar únicamente la memoria del dictador Franco, algo que se sigue haciendo en la actualidad, en detrimento de la propia historia.

       Queda claro que en 1930 se decidió homenajear a los defensores de Melilla en 1921, con esas tres placas y nombres. Las autoridades de entonces saldaron la deuda de gratitud con el Regimiento almeriense. Es importante que para la calle de La Legión se escogiera a José Miaja, y que en ningún momento se mencione a Franco, ni como héroe ni de ninguna otra manera. Es sencillo, en 1930, Franco no era alguien a recordar en Melilla. Tampoco lo fue en 1921.