El sentido del Alminar


Cuatrovitas, alminar almohade

Cuatrovitas, alminar almohade

“Escribe pues,  lo que viste, y lo que es, y lo que ha de ser después de esto”. Juan, Apocalipsis 1, 19

                 Éste y no otro es el sentido del Alminar: Escribir lo que se ve, lo que realmente es (eliminada la apariencia,  distorsionadora y a veces engañosa), y todo lo que sucederá después del momento presente. Apocalipsis (Αποκάλυψη) significa solo “revelación”, aunque con el paso del tiempo haya adquirido otro significado. El trabajo del Alminar es solo el de la revelación. Mostrar aquello que está oculto, lo que no quiere verse,  o simplemente mostrar las cosas de otra manera, pero de la manera más cercana a lo que es.

                    Hace cuatro años escogíamos una imagen del alminar de la ermita de Cuatrovitas, en Bollullos de La Mitación, como ilustración para una entrada. Hoy, pasado ese tiempo, lo hemos visto y contemplado con nuestros ojos. Nada puede predecirse y en los caminos que hoy transitamos no hay modo de saber a dónde nos conducirán.

                  Se cierra septiembre, la puerta del otoño. Mes de viñas, de uvas, de vino. Quien cría viña, con  ella se encariña, como si criara una niña. Hacía un año (noviembre 2014), que no rebasábamos la frontera de las 22.000 vistas en un mes. El Alminar es ahora más estable, con un número de visitas que oscila poco de un mes a otro. Los dientes de sierra han desaparecido. No hay valles profundos o picos muy altos. Es hora de recoger las uvas dulces.

Anuncios

5 Respuestas a “El sentido del Alminar

  1. Lo importante es estar en el camino. Por mucho empeño que pongamos en un proyecto, en cultivar, en hacer, el resultado no está en nuestras manos. Se debe a muchos factores, personas que interfieren, el destino, Dios…
    Así que agradezcamos si tenemos uvas que recoger.
    A quien corresponda.

  2. El Otoño y el Alminar

    Otoño estación de incertezas
    unos días de sol no garantizan
    que otros no sean aciagos
    En esta tarde otoñal gris-plomo
    el sol hizo una fugaz aparición
    mostrándose tímido y asustadizo
    y acabó huyendo ante las nubes
    oscuras que impedían su luz.

    Octubre mes de membrillos
    amarillos-dorados y de uvas
    sabrosas, granadas e higos
    y dulces chirimoyas que me
    llevan en una bella alfombra
    mágica al Nador de mi infancia.

    Y siento también la llamada
    del almuecín del Alminar que
    nos convoca a seguir haciendo
    camino al andar y para no
    perder el Norte que la brújula
    señala miro hacia el luminoso
    y cálido Sur y allí permanece
    altivo y solidario El Alminar.

    Sigo viendo a muy buena gente
    sensible y que lucha para elevar
    a Melilla a los altares de la justicia
    libertad y participación ciudadana
    Lo hacen contra vientos y mareas
    y eso tiene muchísimo mérito.

    Rusadir perla de nácar en el Norte
    de África,diversa, africana,europea
    mediterránea donde al modernísmo
    no se le mima y debería despertar
    de un largo sueño y desmemoria
    Rindiendo un merecido homenaje
    a las/os leales compatriotas que
    dieron sus vidas por la defensa de
    la libertad y democracia para todos.

    Espero,deseo y pienso ver a una
    Melilla alegre donde sus gentes
    sientan que les tiene en cuenta
    a la hora de tomar decisiones
    que como ciudadanos les afectan.
    Y donde el bienestar social y el
    progreso no sea solo patrimonio
    de unos pocos y que llegue a los
    barrios donde más lo necesitan.

    Un fuerte abrazo para todas/os
    de este nadorense que os estima
    y desea lo mejor para la bella
    Melilla y sus buenos habitantes.

  3. Betty Berges y marie las francesas

    No soy de Melilla pero me sumó ,a lo qué escribes Nadorense..si madre vivía ella escribiré mucho para ayudar también, y para que las cosas cambian en Melilla…ciudad olvidada de su madre España..gracias para este poema,Nadorense, un buenas días a todos/todas de Francia y de mi alma española una parte de mi madré.. Perdona si hay faltas..

  4. Buenos días Betty Berges, me alegras la mañana con tu comentario.No te preocupes por las faltas de ortografía.Lo importante en las personas como en los edificios, no es la fachada sino el interior y el tuyo está rebosante de humanidad. Un saludo emocionado para tí y para todas/os.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s