La puerta del arcángel San Miguel


¿Qué ocurre cuando alguien te descubre que todo lo que sabemos no es cierto, que alguien en algún momento del pasado ocultó todo, que toda la historia está construida sobre un error primero, y que dos siglos después la desviación ya es muy grande y obliga a empezar desde el principio?.

                      La importancia del pasado de la iglesia del Pueblo

        Sobre las criptas existente debajo del suelo de la iglesia de la Purísima ya hemos escrito en una ocasión. Según cuentan quienes saben, existen al menos cinco. Una se derrumbó y vació en la década de 1950. Esas personas que saben, cuentan que al menos otras dos o tres se vaciaron en la rehabilitación de 1991-1996, pero que no se profundizó en la búsqueda de restos anteriores bajo el suelo. Ahora habrá que hacerlo, para conocer por completo la historia de la ciudad, de su templo histórico, pero en la forma y con el rigor de la excavación científica y multidisciplinar. En las manos del Obispado de Málaga, que ostenta la propiedad del edificio, está la solución y la verdad. Si el templo tiene que estar cerrado dos años, nada pasará. Ya estuvo cerrado un lustro en el pasado, y nadie se alteró por ello.

     Los que conocen la historia de Melilla, hablan de distintos emplazamientos de las primeras capillas de la ciudad. En concreto Gabriel de Morales, que define como la primera iglesia de Melilla bajo la advocación de San Miguel, que dará nombre a la calle y al primer cementerio de la ciudad. Es normal que se hiciera sobre la planta de un templo anterior, quizá sobre la mezquita aljama de la ciudad, que mencionara el hispano-andalusí El Bekri, en su viaje del siglo XI. Gabriel de Morales menciona la existencia de San Miguel en una Real Cédula de 1562, prorrogadas en 1575 y 1587. Es normal que las obras del templo de La Purísima Concepción, iniciaran su construcción incorporando los restos existentes de la iglesia de San Miguel, que desaparece sin dejar rastro de derribo, y que probablemente quedaran incorporado al nuevo templo. No hay noticia de que Melilla quedara sin culto durante algún tiempo.

      A lo largo de los siglos, muchas cosas han cambiado de lugar en el templo de La Purísima. Se cerraron criptas, se vaciaron o cegaron cementerios, como el que existía a la entrada de la iglesia, bajo la puerta de acceso. Se levantaron muros, se cubrieron ventanas y se elevó el suelo con respecto a su nivel original. Es hora de descubrir la verdad. Todo se construye sobre algo anterior y se reutilizan los materiales. Hay elementos que eran conocidos y se taparon, otros se ven ahora por primera vez. Si se deja hablar a las piedras, lo contarán todo. Las casas colindantes, el suelo del antiguo almacén. Todo está ahí esperando su oportunidad.

           El 21 de septiembre de septiembre de 1931, apareció la entrada a una galería y cripta bajo el altar mayor de la Iglesia Patronal. Soto de la Blanca, que dirigía las obras junto con Gómez Morales y Arturo Morán,  explicó que conocía la existencia de la misma, porque 46 años antes (en 1885) , ya había visto esa entrada. En una primera inspección apreciaron una galería, nichos, huesos esparcidos e inscripciones latinas. Planos de la época dataron su fecha en 1705, e indicando que debía existir otra, en la llamada cripta de las ánimas, así como la galería de comunicación entre ellas.

               En Málaga se planteó un problema similar al rehabilitar la iglesia de Santiago, en donde fue bautizado Pablo Picasso, y el Obispado, en colaboración con la Universidad de Málaga, decidieron excavar el templo hasta el mismo arranque de los muros, para corroborar o no, entre otras cosas, si el mencionado templo era la mezquita-aljama de la ciudad. Se han encontrado muchas cosas, algunas desconocidas. Las excavaciones están siendo llevadas a cabo por un equipo multidisciplinar de la Universidad malacitana. El primer día se invitó a todos los medios de comunicación de la ciudad, para que tomaran fotografías y explicarles las obras que se iban a acometer.

                             La puerta de San Miguel Arcángel

         San Miguel Arcángel, príncipe de las milicias celestiales, el más poderoso de todos, incluso que el mismísimo Satanás, al que derrotó. La iglesias de la conquistaNo se le puede mirar a los ojos, porque en ellos solo resplandece la verdad del que le mira. Si se abre su puerta, la verdad ya no podrá ser contenida, saldrá a borbotones y por cualquier lugar. Quien busca a San Miguel, solo encontrará la verdad, le guste o no. Merlilla La Vieja sigue escondiendo muchas cosas, muchas respuestas a interrogantes que todavía no han sido resueltos. La época del oscurantismo debe acabar ya. Nadie volverá ya a ver estas imágenes. El Templo se transformará por completo.   El Obispado debe hacer valer su posición y aventar la verdad al mundo.

Anuncios

10 Respuestas a “La puerta del arcángel San Miguel

  1. El camino que debe seguirse. Arqueólogos, una universidad, investigación científica. Luz y taquígrafos desde el principio hasta el final.
    http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2016/04/11/visita-interior-iglesia-santiago-obras/841781.html

  2. En la entrada del patio se encontraba la cripta descubierta en 1931, con referencias de haber sido vista en 1885. Había seis nichos, y una galería la comunicaba con otra bajo el altar mayor, en donde también había nichos. Es de suponer que cuando fue construida la iglesia, el nivel del suelo era diferente, porque allí se efectuaban los enterramientos. Las criptas tuvieron que tener, forzosamente, escaleras o un acceso directo, bien desde la iglesia, o desde el patio.

  3. Según la información de la época, la puerta debería estar junto al altar del Sagrario. Se halló una lápida con la inscripción Sor Sixta. Una galería debería comunicarla con la de las ánimas.

  4. Hospitalario, ¡apasionante historia! Alejado del mundanal ruido por una avería en mi equipo informático, he recuperado la señal gracias a la empresa melillense que desde hace años me mima. Fibra óptica y …mucha más velocidad.
    Esta es la ocasión para que aparezca todo… o nada. Me consta la predisposición de los responsables de la obra. He visto trabajar con esmero, dedicación y cariño en las cubiertas de las tres naves. He observado la pulcritud con la que se ha rehecho la techumbre de la capilla mayor, e incluso he podido observar el muy grato detalle de las nuevas tejas, esta vez con tono envejecido.
    Volvamos a las criptas. Hay una persona trabajando en ello, recopilando, investigando, datando, y poniendo en valor todo cuanto puede aparecer en cualquier momento.
    En las obras de restauración, años 1991 a 1996, se hizo mucho. Mucho mas de lo que se pueda pensar. Fui testigo de excepción. Entonces afirmé, y hoy me reafirmo: “La iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, el monumento que han salvado”.
    Está todo escrito en la prensa. Incluso la fotografía del arco gótico en la capilla del Nazareno. Inexplicablemente se tapó. Fray Jesús Cortejosa, describió con pulcritud, aquellos restos, la orientación del edificio religioso, los dos aguamaniles que aparecieron en la sacristía del Sagrario, e indicó el arco de piedra a modo de hornacina bajo la mesa del altar del Nazareno.
    Vino el arqueólogo de zona, excavó bajo el altar, bajo la escalera del campanario, bajo la puerta de entrada a la sacristia principal, e incluso en el centro del camarín bajo. Nada trascendió.

  5. Y ocurrió que, después de retirar toneladas de escombros del Patio de la Tahona y de abrir una zanja alrededor de los muros de la iglesia, volvió a aflorar el mausoleo subterráneo que desde el año 1931 venía siendo noticia en la prensa de la época. Esa zanja tenía como finalidad hacer un drenaje, a fin de evitar las humedades; que en caso concreto del altar de la Virgen del Carmen, lucía una gran mancha de agua que llegaba hasta el techo.
    Fotografiada la cripta, se podían ver 12 nichos, y un pasillo de entrada muy estrecho, por lo que se podía deducir no ser esa la entrada originall de la cripta. Nada más se volvió a saber.
    Años después, y con motivo de la construcción de un nuevo abside que sirviera de cierre a la finca parroquial, el arquitecto Sr. Vallés, una vez embellecido el patio con solería, arboleda, etc., dignificó el lugar colocando una significativa losa sepulcral, que selló la entrada a la cripta de los 12 nichos.

  6. A estas horas de la madrugada sólo se me ocurre un apunte final.
    Esa cripta es la que aparece y desaparece como el Guadiana. Hay constancia escrita y referencias a su localización en 1885, 1931, década de los 50, 1955, obras de restauración 1991-1996, etc.
    De 1931 existe al menos una fotografía conocida en la que se aprecia la boca de la cripta llena hasta arriba de restos humanos. Parece mas bien un osario.
    Sobre el Patio de la Tahona, se construyó un edificio-pabellón militar. Allí vivían muchas familias… En la década de los 50 se produjo un hundimiento en la zona del patio cercana a la puerta del presbiterio, lado del Evangelio. Por allí pasaron cientos de curiosos para ver lo que había… y se descubrío que aquel hallazgo pertenecía a una de las criptas de la iglesia del Pueblo. ¿Era la misma cripta de la que se habla en 1931 y en 1885?
    Si los Sres. que se citan en 1931 afirmaban haber visto lápidas con inscripciones en latín y la inscripción “Sor Sixta”… ¿Dónde están esas lápidas? Dato muy curioso el de “Sor Sixta”. De ser cierto, cambiaría la historia religiosa de Melilla, toda vez que no existe constancia documental de la presencia de órdenes religiosas femeninas hasta principio del siglo XX.

  7. Hospitalario, ya “tenemos” dos criptas. En tu relato citas la prensa de 1931… aquellos srs. indicaban haber visto “seis nichos”. Sin embargo, en 1991-1996 se fotografió una cripta con 12 nichos.Y hubo quién se fotografió, acompañado, en el interior de la cripta. ¡Ya tenemos dos”. Lo que sí puedo indicar es que nunca accedí a ninguna de ellas, primero,porque en 1931 aún no había nacido. Segundo, la entrada a la segunda cripta es muy estrecha, en la fecha de autos, servidor tenía unos kilitos de más.
    Y una corrección. El arquitecto que realizó las obras del ábside y puso la losa sepulcral no se llamaba Vallés, sino Vellés. Hermosa y pesada losa.

  8. Uno de Melilla, muchas gracias por tus fotografías. Bajo la losa de la calavera está la cripta de los doce nichos. Las otras fotos corresponden al lugar de enterramiento de 3 Franciscanos Capuchinos de la Iglesia del Pueblo, y de 1 Franciscano Párroco de la Iglesia de Nador. A ese lugar los llevó Fray Fernando Linares antes de clausurar el convento, para que siempre estuvieran junto a la V. de la Victoria.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s